Cómo reducir la capacidad mínima de compra que exigen los proveedores

Hoy en día, podemos encontrar proveedores de la mayoría de industrias. Muchos de ellos, están empezando a ser más flexibles a la hora de aceptar pedidos de poca capacidad. Aunque todavía, muchos importadores tienen problemas con los proveedores que siguen exigiendo pedidos con una cantidad mínima de orden de compra.

Seguidamente, mencionaremos algunas estrategias útiles para reducir las cantidades mínimas de producto que exigen los proveedores. Aunque también vamos a hablar de por qué los proveedores de igual manera se ven obligados a requerir una cantidad mínima en los pedidos de los clientes.

La razón por la que los proveedores reclaman un pedido mínimo

Antes de meternos en materia, es interesante recordar que el MOQ de nuestro proveedor, dependerá en gran parte, de si se trata de un fabricante, distribuidor o mayorista.

Existen varias razones importantes del por qué se exige un pedido mínimo. Una de ellas, es debido a la cadena de valor. Es decir, una vez que pagamos una parte del pedido, nuestro proveedor pone en marcha la compra de materia prima o de los componentes que se tengan que fabricar para nuestro pedido. Por lo tanto, si los proveedores de nuestro proveedor le exigen ciertas cantidades de cada componente, nuestro proveedor nos exigirá a nosotros un pedido conforme a estas.

La segunda razón, tiene que ver con los diminutos márgenes de los proveedores. En cada pedido que el proveedor hace, necesita contar con una ganancia predispuesta. Por ello, establecen un pedido mínimo con el que se aseguran esa ganancia.

Qué cantidades demandadas para un producto personalizado

Debido a que queremos fabricar productos personalizados, se nos exigirá un pedido con una cantidad más alta. La principal razón de esto, es que nuestro proveedor se verá obligado a hacer un pedido de piezas específicas para nuestro pedido. Aunque, ahora bien, el número de unidades que nos reclamarán dependerá en todo caso de la clase de personalización que tenga nuestro producto.  Pero todo esto, dependerá de las MOQ que los proveedoresnecesiten comprar para hacer frente a nuestro pedido y del coste también.

Sin embargo, es cierto que en muchas ocasiones los mismos componentes o materiales que se vean obligados a comprar para nuestro pedido, pueden aprovecharlos para pedidos de otros clientes. Ya que existen fabricantes chinos que, si que aceptan pedidos más pequeños, ya que sus MOQ son más bajas.

¿Se puede reducir la cantidad exigida, pagando más por el producto?

En el supuesto caso, de que para nuestro pedido solo encontramos proveedores que piden cantidades que sobrepasan nuestra capacidad de compra, sería una buena opción ofrecerle pagar un poco más por el producto.

Como hemos mencionado anteriormente, muchos proveedores exigen grandes pedidos debido a que cuentan con márgenes bastante pequeños. No obstante, si aun pagando de más por un producto, conseguimos mantener la distancia comercial y conseguimos que el proveedor se adapte a nuestra capacidad de compra, este será el momento de comenzar con nuestro negocio de importación. Ya que, debido a esto, el proveedor alcanzará su margen de ganancia y aceptará así, el pedido demandado.

¿Es una buena idea negociar el MOQ?

Intentar que un proveedor disminuya su pedido mínimo, en muchas ocasiones suele ser negativo. Por un lado, porque como mucho se conseguirá que nos haga una rebaja del 15-20%.

Y, por otro lado, puede suceder que el proveedor acepte el pedido, pero que, a cambio de aceptar el pedido pequeño, fabrique nuestro producto con materiales de baja calidad. Esto puede acarrear fallos de cara al futuro, y pérdidas de calidad en nuestra mercancía.

Características de un proveedor que requiere pocas unidades en los pedidos

Podemos localizar, proveedores que te permitan pedidos de una sola pieza. Esto puede suponer una ventaja para aquellos importadores que están comenzando en el negocio. Pero puede no ser del todo fiable.

Normalmente, los proveedores que aceptan pedidos tan pequeños, compran en mercados mayoristas, y aunque no tiene nada de malo, lo cierto es que pueden tener ciertas desventajas.

Una de las desventajas puede ser, la que encontramos en aquellos productos que tienen que ver con la electrónica o con aquella mercancía que exige un certificado europeo. Puesto que, muchos productos provienen del mercado chino, y estos no cumplen todas las exigencias europeas.

Como conclusión, destacar que cada vez son más los pequeños fabricantes que se adaptan a pedidos de menos piezas que demandan importadores de todas partes del mundo. Por esto, si buscamos nuestro producto en el sitio adecuado, tenemos que intentar hallar un fabricante que se ajuste a la capacidad de comprar de nuestro negocio, sin que esto perjudique a la calidad del producto.

No obstante, en muchas ocasiones, no tendremos otro remedio que buscar en empresas mayoristas chinas, por ello, es necesario dirigir tu búsqueda.

Negocios y Emprendimiento.