¿Cómo te Comportas en los Negocios? ¿Qué Tipo de Personalidad Eres?

1. Tengo que caer bien. Estas personas se aseguran de que todo el mundo esté contento, especialmente con ellas. Le dan gusto a la gente, aún a costa de sí mismos. No se enojan con facilidad y actúan como mediadores para conservar la paz cuando surgen conflictos. ¿Su desventaja? Tienden a evitar la confrontación, por lo que se callan cosas que hace falta decir. Siguen el consejo de «si no tienes nada bueno que decir, entonces no digas nada».

2. Tengo que estar cómodo. Buscan seguridad en el trabajo y evitan los riesgos. Se contentan con ir a trabajar todos los días y hacer bien sus labores. Son confiables y predecibles. Por lo general, son los menos estresados de la compañía. No esperes que se esfuercen demasiado, no les gusta hacerlo. No responden bien a la presión ni a las fechas límite que les parezcan imposibles.

3. Tengo que tener la razón. Los abogados litigantes son dignos representantes de esta categoría. Se trata de personas con opiniones y convicciones firmes, que defenderán sus ideas a muerte. Por eso, estudian bastante para respaldar sus puntos de vista. Lo más importante es que se les perciba como inteligentes. Su gran inconveniente es que pueden ser de mente cerrada y se niegan a considerar otros puntos de vista. Les cuesta trabajo crecer porque siempre necesitan tener todas las respuestas.

4. Tengo que ganar. Lo más probable es que detrás de todo negocio exitoso encuentres un «tengo que ganar» a la cabeza. Piensa en Steve Jobs y Bill Gates. Poseen el impulso y la tenacidad para ser los mejores, los más grandes o los más ricos. Con frecuencia son cuestionados porque no hacen las cosas como la mayoría de la gente. Pero, ¿cuál es su debilidad? ¿Has escuchado el dicho que afirma que «el fin justifica los medios»? Algunos «tengo que ganar» harán cualquier cosa para llegar a la cima.