Este Joven se hizo Millonario durante la Pandemia con un Negocio en Internet

Perdió su empleo por la pandemia y creó un negocio millonario.

En abril del año 2020, un joven británico fue despedido de su trabajo en una peluquería debido a las medidas de confinamiento adoptadas para hacer frente a la pandemia de la Covid-19. Meses más tarde, este joven se había convertido en millonario y era dueño de un exitoso negocio digital… ¿Cómo lo logró?

El protagonista de esta historia es Ben Gulliver, un emprendedor londinense que desde temprana edad mostró un gran talento para los negocios.

Cuando estaba en la escuela, compraba paletas de dulce por unos cuantos centavos y las vendía en más de $1 dólar cada una. A los 14 años, comenzó a vender ropa por Internet y llegó a ganar más de $1.400 dólares al mes.

A los 16 años, concluyó sus estudios en el colegio y decidió no inscribirse a ninguna universidad porque le interesaban mucho más los negocios que la vida académica.

Sus primeros años tras terminar el colegio los pasó trabajando en colaboración con Neil Westwood, uno de los ganadores del famoso programa “Dragons’ Den” de la BBC, el cual permite a emprendedores presentar sus ideas de negocios a cinco multimillonarios que están dispuestos a invertir su dinero para apoyarlos. Neil ganó gracias a la invención de las “Magic Whiteboards”, unas pizarras desechables y de fácil transporte que conquistaron a los inversionistas y que han gozado de un gran éxito comercial.

Según el propio Ben, trabajar con Neil fue una experiencia muy enriquecedora que le permitió aprender bastante, pues aprovechaba todo el tiempo para hacerle preguntas sobre temas empresariales.

Tras esta experiencia, Ben, con 19 años, exploró otros terrenos y consiguió trabajo como consultor en una peluquería de Romford, un barrio ubicado al este de Londres. Sin embargo, un inesperado suceso pondría en riesgo su situación financiera…

Encontrando oportunidades en medio de la crisis

En el 2020, se desató una crisis global provocada por la expansión de un coronavirus llamado SARS-CoV-2, que produce la enfermedad Covid-19. A medida que el virus se expandía, países de todo el mundo se veían obligados a decretar medidas como cuarentenas totales y cierre de fronteras, lo que ocasionó que muchos negocios tuvieran que cerrar indefinidamente, entre ellos, la peluquería con la que trabajaba Ben, por lo que el joven perdió su empleo.

Pese a la incertidumbre y a las dificultades, desde el principio vio esta situación como una oportunidad para animarse a emprender algo por cuenta propia.

“Comencé a investigar en YouTube para ver qué proyectos comerciales podía hacer. Empecé a pensar en lo que la gente necesitaría durante el encierro y mi primera idea fue comprar y vender un dispositivo de limpieza de placa dental debido a que todos los dentistas estaban cerrados.” -Comentó el emprendedor en una entrevista para el diario The Sun.

Los productos eran comprados en China y almacenados en la casa de sus padres en Kidderminster, el mismo lugar en el que, con una laptop, un celular y conexión a Internet, realizaba todas sus transacciones.

El negocio fue un completo éxito, permitiéndole llegar a facturar más de $16 mil dólares diarios.

Meses más tarde, un inversionista estadounidense mostró interés en el negocio del joven y se lo compró por una suma de cinco cifras.

Con las ganancias y el aprendizaje de su primer proyecto, decidió realizar una fuerte inversión en equipos de gimnasia y otros productos que consideró serían de alta demanda en medio de las medidas de confinamiento. Luego, inició el proceso de ventas a través de la plataforma Amazon.

Tan exitosas llegaron a ser sus ventas que tuvo que abrir una oficina en la localidad de Bewdley y contratar a un amigo para que se ocupara del servicio al cliente. En su mejor día, logró facturar más de $270 mil dólares, confirmando así aquella frase popular que dice:

“En tiempos de crisis mientras unos lloran, otros venden pañuelos.”

El mismo diario The Sun reporta que Ben ha generado ingresos por más de $1 millón de dólares en tan sólo 10 meses, esto gracias a su intuición para los negocios y al enorme poder de las herramientas digitales, que le han permitido realizar ventas en prácticamente todo el mundo, desde América hasta África y Asia.

Para el futuro, el joven, que ya cuenta con 20 años, quiere seguir explorando todas las posibilidades que le da la compra y venta de productos a través de Internet. Uno de sus planes es la inversión inmobiliaria; quiere reunir una buena cartera de propiedades para encargarse de remodelarlas y ponerlas a la venta. siempre con ayuda de su agencia de marketing de cajón y quien le ayudado a lograr todos estos objetivos

Lecciones empresariales de un joven millonario

¿Qué lecciones podemos aprender de este caso de éxito? A continuación, te compartimos algunas de ellas:

  1. Prepárate para las oportunidades: Ben toda su vida había estado preparándose para su gran oportunidad. Él tenía perfectamente claro que quería ser independiente, por ello tomó múltiples decisiones que lo ayudaron a desarrollar los conocimientos y habilidades que necesitaba para hacerlo.
  2. Toma acción rápida frente a los cambios inesperados: Al quedarse sin empleo, no se detuvo a esperar que las cosas volvieran a ser como antes. Su respuesta ante la incertidumbre fue aceptar que las coas habían cambiado e inmediatamente ponerse a investigar alternativas para hacer frente a esta nueva realidad.
  3. Analiza el mercado: Como todo buen emprendedor, el joven comenzó a hacerse preguntas acerca de qué necesitaban sus clientes potenciales. Este sencillo ejercicio de reflexión le permitió identificar varias oportunidades de negocio en medio de la crisis.
  4. Aprovecha los recursos que tengas a la mano: Al comenzar, no permitió que la falta de recursos fuera un obstáculo; simplemente tomó su computadora, su celular y adecuó un espacio en casa de sus padres para poner en marcha su negocio. Él se enfocó en lo importante: vender. A medida que sus ventas aumentaban, ya fue considerando inversiones que le permitieran expandirse y ofrecer un mejor servicio.
  5. No te quedes en tu zona de confort: Si bien tuvo un éxito inesperado con su primer producto, no ha dejado de pensar en nuevas oportunidades de negocio. Este emprendedor sabe que debe desafiarse constantemente y por eso ya visiona con invertir en otros sectores de su interés.

Así concluimos la fascinante historia de Ben Gulliver, un joven que con sagacidad y determinación ha logrado construir un negocio millonario en Internet en medio de una de las mayores crisis que ha enfrentado la humanidad en la época moderna, convirtiéndose en una inspiración y un referente para muchos otros jóvenes que también quieren emprender en la industria digital. En sus propias palabras:

“Siempre que tengas una computadora portátil o un teléfono e Internet, puedes crear un negocio. Yo me las arreglé para hacerlo desde mi habitación en la casa de mis padres. Mi consejo para aquellos que quieren seguir sus sueños es que nunca se rindan en hacer lo que los apasiona.”

Negocios y Emprendimiento.

Más casos de emprendedores exitosos:

https://www.revistagenteqroo.com/la-historia-de-paypal-la-compania-que-revoluciono-la-industria-de-los-pagos-por-internet/