Fomenta las habilidad, el intelecto y las emociones de tus niños

Fomenta las habilidad, el intelecto y las emociones de tus niños. Ahora que pasamos mucho tiempo en casa, aprovéchalo para fomentar las habilidades de tus niños

El juego es fundamental para el desarrollo de los niños, ya que les permite adquirir habilidades que les serán de utilidad a lo largo de su vida. Algunas de ellas son sociabilidad, amistad, trabajo en equipo, liderazgo, disciplina y resolución de problemas. Además, forjan su sentido de identidad, gustos, intereses y opiniones.

“Los niños aprenden lenguajes y comportamientos mediante la experimentación, al probar, tocar, mirar, escuchar, oler e imitar. Así desarrollan su autoestima y, al divertirse, se involucran de lleno, lo que fortalece su capacidad de concentración”, explica Emily Hardy, coordinadora académica de los programas para niños y jóvenes del British Council en México.

Juegos con arena y agua o plastilina

A los niños les encanta aprender utilizando los sentidos, y uno de sus favoritos es el tacto. Trabajar con arena, agua y plastilina es relajante y divertido, además de que les ayuda a desarrollar sus habilidades psicomotrices, de concentración y su creatividad.

Disfraces y actuación

Este tipo de dinámicas ayudan a construir la confianza de tus hijos, a expresarse libremente, desplegar su capacidad de pensamiento y explorar su propio mundo de fantasía, fomentando la creatividad y la imaginación.

Disfrazarse les permite interpretar papeles que han observado y que les serán de utilidad en el mundo real cuando quieran formular sus sentimientos u opiniones.

Niños que ayudan en las tareas del hogar podrían convertirse en adultos exitosos

Cantar

Las canciones son muy efectivas para conocer nuevas palabras y mejorar la pronunciación. Aquéllas donde se les pide realizar acciones son mejores para los más pequeños, pues les permiten unirse a la diversión aunque todavía no puedan cantar.

Por otra parte, con la música desarrollan el ritmo, la entonación y el sentido del oído. 

Leer cuentos

Las historias son una poderosa herramienta para el aprendizaje de un idioma, ya que son divertidas y fáciles de recordar. Los cuentos ilustrados sirven de apoyo al proporcionar pistas visuales.  

Hacer manualidades

Aprovecha el gusto de tu pequeño por pegar, cortar y pintar. Él tendrá la posibilidad de expander su imaginación y de usar sus capacidades creativas al máximo.

Sin embargo, es importante que no pongas demasiada presión. De acuerdo con Hardy: “Los niños se desarrollan a su manera y sus ritmos propios. No lo compares con sus amigos y compañeros. Lo importante es que descubras las actividades que más disfruta y que las realicen juntos, explotando al máximo su potencial”.

Con información de Reader´s Digest

También te puede interesar:

Consejos para educar a los niños en consumo responsable

10 actividades saludables para hacer en casa con niños