Las principales reglas para lograr ser tu propio jefe y tener éxito

En México el registro de trabajadores por cuenta propia sobrepasa los 12.4 millones de mexicanos

Ser freelancer se ha convertido en una modalidad laboral cada vez más recurrente en el país; sin embargo, la desventaja de no contar con la estabilidad y beneficios que otorga un empleo fijo, así como la falta de conocimientos en gestión de proyectos y procesos administrativos, pueden afectarte.

El trabajo independiente significa enfrentarse al reto de capacitarse constantemente y saber gestionar tiempos y recursos disponibles para alcanzar un crecimiento sostenido de acuerdo con Gilberto Sánchez, director General de Aspel, empresa desarrolladora de soluciones para la automatización administrativa de las Pymes.

“Es importante hacer énfasis en la integración a la era digital como apoyo para la toma de decisiones en esta forma de laborar, con la finalidad de adaptarse a los nuevos tiempos y lograr ser competitivo en el ambiente globalizado de los servicios”.

Por cuenta propia

En México el registro de trabajadores por cuenta propia sobrepasa los 12.4 millones de mexicanos.

¡PONTE LAS PILAS!

Gilberto Sánchez, director General de Aspel, señala las claves con las que un freelancer puede ayudarse a optimizar sus labores y aumentar su productividad.

1.- Crea un briefing para cada proyecto. Acostúmbrate a plasmar por escrito los acuerdos en cuanto a plazos, objetivos y entregables que fijaste con tu cliente para las diferentes etapas del proyecto. Esto te ayudará a organizarte mejor y evitarás dificultades con lo pactado. No olvides realizar constantemente copias de seguridad.

2.- Adopta una disciplina financiera. Muchos freelancers perciben ingresos atemporales y desiguales que deben repartir a lo largo del año. Por esta razón, la administración de los recursos es clave. Además considera apoyarte de un contador para que te asesore en cuanto a las obligaciones fiscales que debes cumplir, cómo llevar tu contabilidad de acuerdo con tus ingresos y gastos, emitir facturas electrónicas por las operaciones que realices y hacer declaraciones mensuales y anuales.

3.- No te sobresatures. En un inicio, puedes suponer que tendrás tiempo suficiente para desarrollar todos los planes que te propongas; y con el paso de los años resulta evidente que cada una de las actividades laborales que emprendes supone dejar de lado otra. Por ello, aprende a administrar las horas que dedicarás a cada proyecto.

4.- Haz de la tecnología tu mejor aliada. Actualmente, existen herramientas o aplicaciones, a las que se puede acceder desde una computadora o dispositivo móvil, que han sido pensadas para el ecosistema de los emprendedores y profesionistas independientes; éstas permiten llevar un registro correcto de la contabilidad y los movimientos bancarios, facilitan cumplir con las disposiciones fiscales en tiempo y forma e incluso notifican de cobros a clientes y pagos futuros a proveedores.

5.- Crea una red de apoyo. Sé objetivo e identifica en qué tareas necesitas ayuda e inclúyelo en la cotización inicial del servicio; ten como soporte una red de proveedores y colaboradores en diferentes disciplinas para que los puedas recomendar cuando un cliente necesite otros servicios que tú no ofreces.

Dinero en Imagen.