¡Cuidado con los cargos fantasma! La nueva forma de robarte

Los estafadores realizan compras pequeñas, casi imperceptibles
 

Ernestina detectó que en su estado de cuenta estaban dos cargos que no recordaba haber realizado, llamó al banco y en cuestión de días el dinero le había sido devuelto.
En realidad, esos cargos eran muy pequeños, si Ernestina no fuera tan disciplinada en revisar su estado de cuenta, tal vez ni siquiera hubiera detectado este problema.
Y, además, eran 200 pesos ¿qué más da? Pensarían muchos, pero a veces esos pequeños montos son síntoma de que algo anda mal.
Ernestina estaba siendo víctima de un fraude en donde los estafadores realizan compras pequeñas, casi imperceptibles, primero como una forma de comprobar si la tarjeta tiene fondos, pero poco a poco más recurrentes y en cantidades más grandes.
Gracias a que fue precavida y tenía el hábito de revisar su estado de cuenta siempre que llegaba, pudo detectar los cargos no reconocidos, ¿cuántos de nosotros tenemos ese buen hábito?
Así como llega el estado de cuenta se queda guardado, tal vez nunca será abierto, nuestra obligación como usuarios del sistema financiero es estar al pendiente, para que no suceda algo más grave, al final de cuentas es nuestro dinero.
Revisión
La Condusef establece que al revisar el estado de cuenta es importante que verifiques que la información sea la correcta.
Ya que el marco legal establece que dispones de 90 días, a partir de la fecha de corte, para presentar alguna reclamación o aclarar una duda a la entidad que emite el estado de cuenta, ante lo cual es conveniente no esperar al plazo máximo.
Ese plazo no es limitante para que, en su caso, decidas presentarla ante la Comisión. También podrás revisar si te están cargando comisiones fuera de lo normal o por pago tardío, situación que puedes aclarar si consideras que no deberían aplicarse.
Dependiendo de las fechas de corte de cada tarjeta, conserva los vouchers de las compras o transacciones que realices, para que te sirvan de referencia cuando recibas tu estado de cuenta de ese mes. Una vez que verifiques los datos correctos, podrás destruir tus vouchers.
Esta práctica llevada a cabo mes a mes, te ayudará para un mejor seguimiento de tus consumos o transacciones, asimismo para solicitar alguna aclaración a tu banco.
En caso de que observes alguna denominación o cargo que aparentemente no reconozcas en tu estado de cuenta, verifica la razón social que aparece registrada en el voucher en comparación con el nombre comercial de algunos establecimientos.
Con información de Dinero en Imagen