Miguel Quintana: La Tenacidad Como Límite

Pocos empresarios quintanarroenses pueden decir, sí, estoy muy satisfecho y voy por más, como es el caso de Miguel Quintana Pali quien tiene una sorpresa: la próxima apertura de Xplore un parque de actividades bajo tierra que diversifica la oferta para los paseantes.

El arquitecto Quintana, ni quien lo dude, es ya un experto en exitosos parques, solo hay que observar Xcaret y Xel Ha que representan sitios obligados de visita para los miles de turistas, así como para la población de Q. Roo.
¿Qué lo impulsa a tomar los riesgos que todo negocio conlleva? «Las cosas se van cruzando por el camino. El hecho de ser empresario a veces no se decide, sencillamente eres el hijo de un empresario o tienes un inicio accidental como fue mi caso. Hace muchos años, yo me quedé sin trabajo, inventé una lámpara y me puse a venderla; al poco tiempo me di cuenta que empleaba el mismo esfuerzo si vendía también otros productos, así que me empapé del negocio de muebles y así nació la cadena de tiendas Pali de decoración. Ahí divido la primera mitad de mi vida. La segunda mitad es el rubro de los parques, que también nació de manera accidental, aunque al principio lo imaginé de una manera muy diferente a como está ahora, siempre estamos añadiendo algo nuevo».
¿Cómo se concibió la idea de un parque ecológico?«En 1984 cautivado por la belleza natural del área, compré un terreno de cinco hectáreas con la idea de construir la casa de mis sueños cerca de Cancún. Sin embargo, al empezar la limpieza del terreno fuimos descubriendo cenotes típicos de la región, formados por bóvedas que se desplomaron tras millones de años de erosión a causa de corrientes subterráneas. Entonces surgió la idea, tantas bellezas no podían ser privilegio de unos cuantos y así concebí el proyecto de un parque natural abierto al público de Cancún, México y el mundo».
El parque Xcaret ha ido modificándose ¿cómo fueron surgiendo cada vez más atractivos para integrarse a la oferta?«Cuando tú viajas al extranjero quieres conocer el lugar, su folklore, su cultura, su música, las artesanías, la comida, en fin, adentrarse en el sitio. Yo busqué concentrar todo en Xcaret, el parque -donde laboran 1,500 personas- representa un pedazo de México». Sabemos que el hecho de presentar un magestuoso espectáculo nocturno con danzas típicas de todo el país, no fue cosa sencilla, la mayoría de los socios no estaban de acuerdo pues percibían pérdidas más que ganancias, sin embargo, la tenacidad de Miguel Quintana logró que al final todos accedieran
¿Qué tan complicada puede resultar la relación con varios socios al tomar decisiones trascendentales, cómo se debe elegir a los socios?«Los socios se eligen por diferentes motivos, pueden ser de orden económico, por afinidad, por compartir proyectos, ideas, por incrementar capital o bien, de manera accidental. En este caso los hermanos Constandse eran dueños del terreno y nos asociamos; hemos hecho buen equipo. En toda sociedad siempre alguien aporta algo, terrenos, capital, maquinaria, en fin, se trata de una relación donde debe existir reciprocidad».
¿Cuál es el problema más grande que han enfrentado como empresa y cómo lo han resuelto? «El problema más grande han sido las autoridades ecológicas, la tramitología, los permisos. Para tocar el entorno, el subsuelo, las solicitudes ambientales no avanzaban; los funcionarios tenían miedo de resolver. Cuando la maestra Julia Carabias, Secretaria de Medio Ambiente, llegó a requerirme, se entendió el concepto y empezó a fluir y mejorar la situación; claro pusieron sus condicionantes, pero, sí lograr cualquier permiso por sencillo que fuera, era una odisea».
¿Puede mencionar tres factores que detonaron la expansión del parque?«Se aprovechó la vocación del terreno. Fuimos diseñando sobre la naturaleza, es decir, los planes no se hicieron en un escritorio lo que le dio la virtud de lograr una completa armonía; cada cueva, cada recoveco nos iba diciendo cómo modificar, qué poner, lo acondicionamos. Otro factor sin duda fue que al detonar el destino turístico de la Riviera Maya (que no existía), nosotros quedamos justo en el corazón entre Cancún y Solidaridad de manera que la ubicación nos favoreció y resultó ser un impulso muy efectivo; por otro lado y no menos importante, haber hecho bien las cosas, no escatimar a la hora de incrementar los atractivos. Nos hemos tardado, han sido 20 años de constante obra, en lo general tenemos un promedio de 1,500 albañiles trabajando en los cambios, el parque se sigue reinventando».
¿Cuáles son las habilidades que todo empresario debería tener?«Todo empresario necesita ser ingenioso, imaginativo y lamentablemente no todos lo son, me parece un ingrediente esencial para cualquier persona que tenga un negocio; pero también un empresario debe crear, modificar, perfeccionar. Es indispensable hacer las cosas bien hechas, muy profesionalmente, así le ganas a la competencia, pero sin hacer trampas, no por el camino corto y fácil. También claro, hay que hacer lo que a uno le gusta y disfrute si no acabas teniendo que trabajar»
Todo el mundo habla de crisis, de recesión, de una economía adversa ¿cómo percibe el ambiente en los negocios?«Nosotros reaccionamos al revés. Justo cuando hay adversidad, es el momento de dar brincos, de moverse, de dar más pasos, de empujar más duro. Como ejemplo puedo mencionar que cuando los huracanes, lejos de sentirnos desmotivados, fue un momento de oportunidad para realizar mejoras en equipos, para implementar tecnologías. Paradójicamente, con esos fenómenos meteorológicos, los parques crecieron en belleza y en tamaño; se fortalecieron. No se deben replegar, no se achiquen.».
¿Que les recomendaría a todos aquellos jóvenes emprendedores que desean convertirse en exitosos empresarios? «Definitivamente les aconsejaría que no comiencen a sangrar al negocio. Eso de comprar casas, coches de lujo no va. Primero deben lograr una estabilidad, que el negocio esté sólido y, ya bien establecidos, cuando realmente estén consolidados, ya podrán disfrutar de los beneficios; por ejemplo en Xcaret el 80% se reinvierte y solo así es como ha crecido y se ha fortalecido. La competencia viene atrás pisando los talones, dejen crecer al negocio. Por otro lado, la innovación es clave, es sin duda el éxito de cualquier empresa; y hay que ver los huecos del mercado. También recomendaría que tomen el riesgo, que se avienten, no pasa que pierdan unos pesos y si no lo logran a la primera, será a la segunda o tercera o más, pero hay que aventarse pues solo así se crean todas las posibilidades para salir adelante».