Ser verde: No es moda ni opción, es una emergencia

Durante los últimos 50 años las diversas actividades del ser humano en torno a la explotación de las riquezas naturales de nuestro planeta, han creado una alteración en los ciclos naturales que rigen la tierra, lo que ha ocasionado que desastres naturales como huracanes, tsunamis y terremotos sean cada vez más frecuentes y con mayor intensidad.
Pero no sólo los ecosistemas se encuentran en peligro si no la calidad de vida, hoy en día el aire que respiramos se encuentra altamente contaminado, al igual que el agua y los alimentos que consumimos, lo que repercute directamente en la salud física de las personas, a través enfermedades mortales y virus que pueden convertirse en pandemias.
Así, el ya famoso cambio climático nos muestra que no es una teoría sin comprobar, si no que está ocurriendo claramente en todos los rincones de nuestro mundo, afectando directamente a toda la población sin excepción alguna. Recientemente la conciencia ecológica ha despertado y tomado un papel más activo en el combate a los daños ya causados, a través de nuevos métodos enfocados a reparar lo que por ignorancia y descuido hemos causado los seres humanos. Estas nuevas tecnologías como paneles solares, energía eólica, baños secos y hasta agricultura orgánica son prácticas cada vez más frecuentes en el movimiento que hoy llamamos «verde».
¿En qué consiste ser verde?
No es solamente llevar una bandera o proclamar un discurso, si no hacer cambios básicos en nuestros hábitos, cambios grandes o pequeños, que pueden a la larga y entre todos, ser sustanciosos. El término verde hoy en día se refiere a las acciones que tanto empresas y miembros de una comunidad realizan para ayudar a amortiguar estos daños.
Por nombrar algunos ejemplos como la separación y reciclaje de residuos sólidos, ahorro de energía eléctrica desconectando aparatos aún estando apagados, no exceder en el uso del agua y aprender nuevos métodos para preservar nuestros recursos naturales. Ser sustentable no está en conflicto con el desarrollo, es simplemente buscar la forma de equilibrar el aspecto económico, social y ecológico en nuestros actos y proyectos.
Por ejemplo la ciudad de Tulum, Quintana Roo, se pretende, que tanto por vocación, como por deseos de la comunidad, sea por principio, una ciudad ecológica, para que logre ese equilibrio entre el desarrollo y el cuidado del medio ambiente. Existe una gran conciencia entre los habitantes del municipio por preservar las riquezas de la zona y no cometer los mismos errores que otras entidades del estado. Además en Tulum se encuentran situados los ojos del mundo, no sólo por su cultura, ecoturismo y ecosistemas, si no por el manto acuífero con los ríos subterráneos más grandes del mundo, ya que como se sabe hoy en día la amenaza más próxima es la escasez de agua.
Es por todo lo mencionado que se celebrará en su cuarta edición en la ciudad de Tulum la Green Ideas Expo 2011 dedicada principalmente a promover la utilización de productos y practicas ecológicas. Presentará las tecnologías más innovadoras para la protección ambiental, e involucrará a la comunidad a informarse, a través de conferencias y talleres impartidos por personalidades reconocidas mundialmente, de las acciones vitales que se requieren para el cuidado de nuestro planeta.
pag-22-yibran-aragon-6 La Green Ideas Expo en Tulum permitirá entablar relaciones con expertos nacionales y locales a cerca de verdaderas soluciones para diseños de construcciones ecológicas, permacultura, tratamiento de aguas y energía renovable. Se podrán adquirir productos hechos en la región, a mano, para baños naturales, belleza, salud, aseo de casa y aprenderán a cerca de prácticas sustentables en la Riviera Maya, México y el mundo. Todos en una sola plataforma para saber más de cómo preservar nuestras riquezas naturales y culturales. Visite: www.greenideasexpo.com