Sustentabilidad reflejada en acciones

A diferencia de sus colegas alcaldesas, Laura Fernández estrena el cargo como primer Alcalde del nuevo municipio e iniciará su periodo al frente de Puerto Morelos, sin deuda. Ello le dará una gran ventaja pues arrancará sin la preocupación de excesivos pagos bancarios que hubiesen podido mermar su capacidad operativa.  Y quizá lo mejor: pretende ejercer su gestión sin solicitar créditos a fin de no caer en lo fácil: ya los gobernantes se han acostumbrado a pedir préstamos a largo plazo, que luego otros pagan. En entrevista con Gente, nos comenta sus planes más inmediatos a partir de tomar protesta como Presidenta Municipal. “Hay que ejercer plenamente la capacidad de gestión para allegarse recursos, no recurrir al camino sencillo de pedir préstamos”.
La gestión a la que se refiere es en esencia la presentación de proyectos en diversas instancias desde el Congreso de la Unión, hasta Secretarías Federales; cuando ello se hace -asegura- se obtienen recursos y de esta forma no es necesario ni pedir prestado, ni cargarle más impuestos al ciudadano. Seguramente sabe de lo que habla: ella ya fue Diputada local y fue titular de la Secretaría de Turismo Estatal, lo que le habrá dado el panorama para conocer de cerca los procedimientos.
Sin embargo, como municipio incipiente, sí enfrentará problemáticas que aún hoy día siguen afectando a los portomorelenses: ni más ni menos que la falta de servicios básicos; desde acceso a médicos 24 horas, pasando por la ausencia de opciones bancarias, hasta, aunque sea una alternativa de universidad. Claro, al depender prácticamente en todo del Municipio de Benito Juárez, no había ni siquiera sucursal bancaria. Hoy día, ya se avanzó: abrió un Bancomer. Se espera que en no mucho tiempo, Puerto Morelos vaya tomando forma para acercar facilidades y servicios a sus más de 30 mil habitantes y, es tarea de Fernández Piña, agilizar lo más posible.
“Tenemos una clínica de la Cruz Roja, pero muy austera, necesitamos equiparla, también tener quirófano pues una de las mayores solicitudes que recibí en campaña, fue el tema de la salud”. Se entiende por qué, solo en días y horas hábiles, se pueden enfermar los portomorelenses, si alguien tiene una emergencia fuera de ese horario, debe trasladarse a Cancún, con todo el riesgo  y gasto que ello implica.
Otra de las solicitudes que le mencionaron en campaña fue el tema de la certeza jurídica de los predios, que -según nos confirmó- estará incluido en su plan de trabajo. Igualmente la simplificación de trámites y claro, el tema de moda: la transparencia en el uso de los recursos. Por el tamaño del municipio, no requerirá un equipo de trabajo numeroso, será compacto y que administre correctamente, nos asegura.
Uno de los ejes del Plan de Gobierno de la Pta. gira entorno al Desarrollo Social y Económico. No es para menos: de 10 mil empleos que ofrece la hotelería en el municipio, actualmente solo 500 son ocupados por portomorelenses, el resto, lo aprovechan los cancunenses; así las cosas, las oportunidades son enormes pero solo potencialmente pues falta capacitación, falta mano de obra calificada que pueda ocupar las posiciones disponibles. El no tener una Universidad propia, limita las posibilidades pues, como reconoce la Alcaldesa, “se vuelve un tema discriminatorio: solo quien puede pagar el traslado a Cancún tiene acceso a estudiar ese nivel y aspirar a mejores oportunidades”.
De la mano del Desarrollo, va la planeación urbana. Fernández Piña está convencida que la Sustentabilidad es un punto de llegada, pero que requiere acciones concretas. “Podemos ser un Municipio Modelo, para ello, hay que abatir rezagos de infraestructura como la falta de atención en servicios de salud, alumbrado público, calles en buen estado, equipamiento de parques”. Dice que impulsará el reciclado, y un adecuado manejo de la basura pues de momento no hay relleno sanitario, ni lo quiere, nos dice, por que se convierte en un serio problema; también enfocará su trabajo en obras que no se ven tanto pero son indispensables como el drenaje hoy casi nulo en varias colonias, y por supuesto en las fosas sépticas que contaminan el manto freático.
Justo en el rubro ambiental, los portomorelenses se han caracterizado por ser muy aguerridos y participativos cuando del cuidado del medio ambiente se trata. Participan en foros de consulta, en reuniones, opinan, se manifiestan, proponen, vaya, hasta han logrado detener proyectos que en su opinión, afectarían el entorno. La Alcaldesa lo sabe, y dice estar convencida de que la defensa no siempre se traduce en hechos reales. Que lo que se requiere son políticas públicas adecuadas a fin de una convivencia sana con la naturaleza. “La Sustentabilidad reflejada en acciones”, comenta.
En general, su Plan de Desarrollo se forjó desde la campaña, detectando necesidades. “El PMD es un instrumento que al final debe socializarse, incluir lo que requieren los habitantes y lo estaremos presentando en los tiempos que marca la ley”, asegura.
En los primeros cien días, enfatizará el mantenimiento profundo de la ciudad, en áreas como infraestructura, bacheo y equipamiento. Dice que de inmediato se notará la diferencia y que a la vuelta de dos años que dura su periodo, dará buenos resultados. Serán sus gobernados quienes le harán saber en el próximo proceso electoral del 2018 si tendrá oportunidad de reelegirse; el binomio es sencillo: si hizo un trabajo de excelencia, conseguirá el voto por tres años más, sino…El tiempo lo dirá…

*Población: 37,099 (Censo Inegi 2010)

*Superficie: 1,043.92 km²

*Gentilicio: Portomorelenses

*Ganó por la Alianza PRI-VERDE-PANAL

*Primera mujer alcaldesa

*Presentó su 3d3: NO