Te retamos a devorar libros en este maratón de lectura

De acuerdo con la editorial, su meta es alcanzar 180 mil minutos, que ayudarían a la donación de nueve mil libros a instituciones de beneficencia

En este momento de confinamiento por el COVID-19 “podríamos apagar las pantallas que hoy tienen un lugar protagónico en nuestra vida cotidiana”, dijo a Excélsior el editor Andrés Ramírez, en el marco del Día Mundial del Libro y del impulso de la sexta edición del Maratón de Lectura organizado por Penguin Random House México.

Hoy que estamos metidos en casa, está bien navegar por internet y revisar nuestras redes sociales, pero el libro puede generar otro tipo de experiencia. Sosiega (a las personas) y apoya en la concentración, porque el seguir las líneas y estar concentrados puede generar otra experiencia en este momento de encierro. Y dependiendo de lo que uno lee, ciertas emociones nos pueden ayudar mucho a pasar este tránsito”, abundó vía telefónica.

La convocatoria, que cierra hoy, invita a los lectores a ingresar a la plataforma www.maratóndelectura.com donde pueden seleccionar un libro de la plataforma y hacer una grabación de 20 minutos. De acuerdo con la editorial, su meta es alcanzar 180 mil minutos, que ayudarían a la donación de nueve mil libros a instituciones de beneficencia.

Por ahora, la pandemia ha cambiado la jugada. “Desde hace seis años que hacemos este maratón de lectura se ha realizado en parques u otros lugares agradables, donde la gente va y pasa un rato al aire libre”, recordó.

Pero ahora que estamos encerrados podemos echar mano de la cultura digital y sin duda será otro tipo de experiencia. El asunto central sigue siendo la lectura, la promoción de los libros y contagiar a niños y jóvenes de la experiencia lectora, aunque en este caso es de forma remota”, detalló.

Por otro lado, reconoció que “como lector habitual de libros no importa si la experiencia de la lectura es en un dispositivo digital o en físico. Creo que leer en ambos formatos es muy válido. Hay gente que se siente muy cómodo con un Kindle, con un iPad o un teléfono y otros que no. A veces es también se debe experiencias generacionales”.

Dinero en Imagen.