Triste realidad: Las pensiones serán bajas, pero hay quienes no podrán alcanzar nada

«Las pensiones serán bajas, pero hay quienes no podrán alcanzar ni esa pensión por no cumplir con el requisito de semanas cotizadas. Hay que disminuirlas”

 

Ante la dificultad para que los trabajadores que cotizan al sistema de afores accedan a una pensión, la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore) buscará que en la iniciativa de reforma que se presente a mediados de este sexenio se modifique el requisito de la densidad de cotización, que actualmente es de mil 250 semanas.

Por la intermitencia entre la formalidad y la informalidad laboral y el desempleo se calcula que sólo cuatro de cada seis trabajadores que cotizan al Sistema de Ahorro para el Retiro cumplirá con el requisito de cotización para acceder a una pensión.

Según cálculos de la Propia Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), quienes cubran el requisito de la densidad de cotización y tengan el ahorro suficiente para contratar una renta vitalicia accederán a una pensión máxima del 30 por ciento de su último salario.

Sin embargo, la estadística del organismo señala que la densidad de cotización promedio de los trabajadores de la generación Afore fue de 42.9 por ciento. La densidad de cotización de los trabajadores registrados fue de 50.5 por ciento, mientras que la de los trabajadores asignados fue de 32.7 por ciento.

Cuando los recursos no alcanzan para contratar una renta vitalicia, pero se cumple con el requisito de la densidad de cotización, los trabajadores pueden acceder a una pensión mínima garantizada de un salario mínimo.

No obstante, cuando no se cubre este requisito, el trabajador recibe en una sola exhibición el dinero que tenga ahorrado hasta el momento de su retiro, corriendo el riesgo que los recursos no serán suficientes para cubrir con sus gastos durante su edad de retiro.

Ante este escenario, Bernardo González, presidente de la Amafore, organismo que está elaborando su propuesta para una reforma en materia de pensiones, señaló que uno de los componentes que contempla es la modificación del requisito en la densidad de cotización.

OTROS ELEMENTOS PARA MEJORAR LAS PENSIONES

Además de la revisión en las semanas de cotización para acceder a una pensión, la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) propondrá que se incremente la edad de retiro y el monto de contribuciones al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

De acuerdo con Bernardo González, presidente de la Amafore, será en 2022 cuando comience a vivirse en el país la crisis en pensiones, por lo que sería necesario adelantar la reforma en materia de pensiones, ya que de acuerdo con el plan del nuevo gobierno será hasta la mitad de este sexenio cuando comience a discutirse estas modificaciones legales.

Mientras tanto, la Amafore y otros organismos privados han hecho sus propuestas de reforma al sistema de pensiones.

En la propuesta de Amafore se incluye un incremento de 6.5 por ciento hasta un nivel de 15 por ciento, además de un aumento en la edad de retiro, en línea con el incremento en la esperanza de vida.

«Este incremento en las contribuciones obviamente no sería de la noche a la mañana, tendría que ser gradual y tendríamos que buscar no afectar los ingresos actuales de los trabajadores, pensando sobre todo en los que perciben menores ingresos. Por eso creemos que lo más viable es que se vaya incrementando el nivel de aportaciones conforme se registre un aumento en los niveles salariales”.

Sobre la edad de retiro, precisó que la propuesta sería elevar de 65 a 68 años de edad la edad mínima para retirarse.

Sin embargo, para que no se tengan que estar haciendo modificaciones a la ley de forma recurrente, la idea es no fijar una edad específica, sino que se establezca que la edad de retiro se determine dependiendo de la esperanza de vida, con alguna métrica de la Consejo Nacional de Población (Conapo).