Pullmantur se declara insolvente: sus cruceros podrían ser vendidos o desguazados

El coronavirus ha herido de muerte a Pullmantur Cruceros, compañía española cuyo 51% pertenece a Cruises Investment Holding y el 49% restante a Royal Caribbean. La naviera se ha declarado en concurso de acreedores ante las autoridades españolas con el fin de acometer una reorganización.

La compañía había anunciado pocos días antes que cancelaba todas sus operaciones hasta el 15 de noviembre de 2020, ofreciendo a los clientes que contaban con reserva la oportunidad de viajar con otras marcas de Royal Caribbean. No obstante, informaciones aportadas por Cruise Mapper, apuntan a que es probable que la naviera no vuelva a operar, y es que su flota podría ser vendida o desguazada.

Dos de los tres buques con los que cuenta, el Monarch (construido en 1991 y reformado en 2018) y el Horizon (de 1990 y reacondicionado en 2019), están a la venta por 125 y 65 millones de dólares, respectivamente. Por su parte, el Sovereign (de 1988 y reformado en 2015) tenía que pasar este 2020 por el dique seco para una remodelación, sin embargo, este proceso se ha cancelado, por lo que todo apuntaría a que podría finalmente ser retirado y desguazado, siguiendo los pasos del Zenith, que fue «jubilado» el pasado mes de enero.

De hecho, desde el citado medio sostienen que los tripulantes de la compañía han estado desmantelando y quitando maquinaria, equipos, muebles y decoración del Monarch y del Sovereign, mientras permanecen anclados en Nápoles (Italia).

La compañía había registrado en 2019 sus mejores resultados en los últimos 15 años, con un incremento del 5% en los ingresos con respecto al año precedente.

Tourinews

TAMBIÉN LEE:

Por desempleo, 3 de cada 10 mexicanos dejaron de pagar al banco