Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo

Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo

Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo. Este regalo de la naturaleza se lo debemos a siete cenotes distribuidos a lo largo de la laguna de Bacalar, cuya longitud es de 43 kilómetros. Dependiendo de la hora del día, los rayos del sol van iluminando las entradas de las cavernas subterráneas, permitiendo que los viajeros apreciemos la gama de colores y sus diversas profundidades. Existen diferentes actividades como kayak, esnórquel o buceo, para que puedas explorar este laberinto acuático.

Experiencias imperdibles en Bacalar. Otra manera de gozar la naturaleza que rodea a este Pueblo Mágico del Caribe, es durmiendo en uno de los hoteles en Bacalar que se construyeron sobre la orilla de la laguna. La mayoría son ideales para una escapada en pareja o para un desconecte total del ajetreo citadino. Su principal joya es tener hamacas y columpios suspendidos sobre la laguna.

Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo

No puedes decir que fuiste a Bacalar si no emprendes una caminata por el centro del pueblo. Una experiencia de 10 en Quintana Roo

Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo. Aquí te encontrarás con el Fuerte de San Felipe, que, antiguamente, protegía a la comunidad maya de invasiones piratas. Visita el museo y camina entre los vestigios de 11 cañones, desde los cuales obtendrás vistas únicas del Pueblo Mágico de Bacalar para inmortalizar en fotografías. Aprovecha para dar un paseo en bicicleta por las calles y siéntate a tomar una cerveza acompañada de unos tacos de mariscos recién salidos del mar.


El Pueblo Mágico de Bacalar se encuentra muy cerca de la Riviera Maya y a cuatro horas aproximadas por tierra de Cancún. Bacalar es una experiencia de 10

Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo. En el Canal de los Piratas puedes distinguir los diferentes tonos de azul de la laguna, además de bancos de arena ricos en minerales que los viajeros aprovechan para frotar sobre su cuerpo. Como extra: en la entrada del canal hay un barco gigante de cemento que se construyó con la finalidad de ser un restaurante. Afortunadamente, el proyecto no fue autorizado por atentar contra la ecología de la zona y ahora es utilizado como “set” para crear increíbles selfies.


¿Por qué Bacalar es una experiencia magnífica? Si ya te familiarizaste con el uso del kayak, anímate a conocer Los Rápidos de Bacalar. Es un balneario ubicado entre el canal que divide la Laguna de Xul-Há con la de Bacalar, donde el agua corre con cierta fuerza dependiendo la época del año. Sin embargo, la corriente suele ser moderada, lo que permite navegar en kayak o flotando. Sí, sin chaleco o salvavidas, te recuestas sobre el agua y, con los pies ligeramente levantados, dejas que la fuerza de la corriente te vaya llevando. Debes estar atento para no chocar con algún visitante.

Tip: para llegar a Los Rápidos de Bacalar, no es necesario hacerlo en auto, transporte colectivo o pagar por una excursión; mejor, renta una bicicleta en el centro del pueblo y pedalea por 13 kilómetros hasta el balneario, esta es la mejor forma de seguir admirando la selva y, además, te ejercitarás.

Bacalar es una experiencia de 10, espectacular en Quintana Roo. Está conformado por siete cenotes y algunos son aprovechados para nadar, esnorquelear y bucear. Tal es el caso del Cenote Azul, el cual se alcanza a visualizar desde la carretera, por ser de techo abierto. Tiene un diámetro de 200 metros y 90 metros de profundidad. Puedes rentar chalecos de flotación si quieres nadar y sentirte seguro. En tu actividad te acompañan miles de peces de colores.

El cenote está abierto a partir de las diez de la mañana y el costo de entrada ronda los 30 pesos, aunque el precio puede cambiar sin previo aviso. No olvides que tiene un restaurante con un amplio menú de mariscos.

BACALAR ES UNA EXPERIENCIA DE 10 EN QUINTANA ROO


El Cenote Negro o de la Bruja tiene un precipicio natural de 90 metros, por lo que si no sabes nadar a la perfección, es mejor que dejes a los buzos profesionales la experiencia de zambullirse en su oscuridad. Pero, no te desilusiones, hay excursiones en lancha para atravesar el cenote y ver cómo el agua cambia de color turquesa a azul profundo. El espacio está abierto a partir de las nueve de la mañana. Si vas con niños, no los pierdas de vista, porque no hay personal de seguridad ni salvavidas.


Bacalar es una experiencia de 10 en Quintana Roo. En ese mismo recorrido conocerás Cocalitos, un balneario con “camas” de piedra fosilizada, conocidas como estromatolitos. Este tesoro natural es de gran importancia para conocer la evolución de la vida en la Tierra. Se calcula que las rocas tienen más de 350 millones de años. Incluso, están consideradas como las antecesoras de los corales.