Cómo adaptar tu empresa en tiempos de COVID-19

Si hay algo en lo que todos llegamos a estar de acuerdo es en la certeza de que la pandemia por el COVID-19 ha cambiado ciertos patrones de comportamiento a largo plazo, que van más allá de lo que el propio Coronavirus perdure en nuestras realidades.

Sin lugar a dudas, la pandemia ha traído consigo un panorama que dio vuelta al mundo en 180°El COVID no sólo destapó ciertas carencias en nuestro sistema actual, ya sea a nivel sanitario, financiero, logístico y estructural, sino también abrió puertas a la innovación y al poder innato de los humanos para adaptarse a los cambios.

Un claro ejemplo de adaptación es la plataforma de e-commerce Materialesdefábrica.com, del grupo Reformam Network 2010 SL, empresa líder en la comercialización de productos para el hogar y jardín, tanto para profesionales como particulares.

Adaptando el negocio a la Pandemia

Como muchas otras empresas, Materialesdefábrica.com se vio envuelta en la necesidad de adaptarse frente a las nuevas reglas de juego impuestas como medidas de lucha contra el COVID-19.

Si bien la compañía llevaba como ventaja disponer de un modelo de negocios basado 100% online a través de su e-commerce, además de poseer todas las herramientas digitales para llevar adelante sus operaciones de manera remota, existieron preocupaciones a nivel de logística, almacenes y proporcionar información proactiva, tanto para los empleados como para los clientes. Sin olvidar mencionar los protocolos de seguridad a aplicar dentro y fuera de la oficina. El inicio de la pandemia fue un momento de gran movimiento para todos los integrantes de la empresa en medio de la incertidumbre.

Según las propias palabras de los directivos de Reformam Network 2010, fue crucial disponer de las herramientas necesarias para gestionar todas las actividades de forma digital, rápida y eficientemente. Las fortalezas que posee un negocio online se convirtieron en un pilar fundamental para ser más competitivos y sobrevivir a condiciones adversas. Incluso aumentar los flujos de venta a más de 15 millones de euros anuales gracias a las facilidades brindadas a los clientes, los cuales pueden adquirir cualquiera de sus productos cómodamente desde sus hogares.

Plataformas digitales como medio de adaptación al COVID-19

Lamentablemente, muchos negocios físicos no tenían preparada su área de e-commerce correctamente, o en el peor de los casos no disponían de una. En épocas de confinamiento y restricción en la circulación, muchos de estos han quedado a la deriva, teniendo que adaptar rápidamente un espacio web y viendo una caída sustancial de sus ingresos.

La inversión en herramientas digitales y el correcto uso de ellas se ha convertido en una necesidad crítica para la mayor parte del sector retail. Sin ellas no se podrían mitigar los obstáculos de las restricciones. Pensar en el trabajo remoto, en la gestión de pedidos, logística, atención al cliente y otras áreas sería impensable sin la utilización de plataformas digitales.

Trabajo remoto como paradigma del COVID-19

El teletrabajo es una modalidad que venía en crecimiento sostenido, pero el Coronavirus le dio un salto de varios años comparado a lo que hubiese sucedido sin una pandemia.

El COVID nos ha puesto sobre la mesa la realidad de la transición de la “Era Industrial” hacia la “Era de la información”.

Como primera y gran medida, Reformam Network 2010 decretó internamente el trabajo remoto a todos sus empleados. Una grata sorpresa es que el rendimiento de ellos ha sido igual e incluso mejor en muchos casos.

Perspectivas Pospandemia en el mundo E-commerce

Algún distraído podrá pensar que el crecimiento en el uso de las plataformas digitales es algo momentáneo y que irá volviendo a sus niveles de origen a medida que la pandemia pierda fuerza. Según las métricas, los números marcan lo contrario.

El crecimiento de las compras online ha vivido una gran maduración en los últimos años, y el COVID-19 terminó por eliminar todas las barreras entre el cliente y las plataformas. El hábito de comprar en tiendas físicas, el miedo a no recibir el producto adecuado, la idea de que es dificultoso realizar una compra en línea. Todos estos “tabúes” fueron derribados. A pesar de que hubo momentos de relajación en la pandemia y los comercios físicos volvieron a abrir sus puertas las personas siguieron adquiriendo productos en línea con la misma intensidad.

Tal vez se pueda pensar que es un factor “miedo” al contagio del virus, y es probable que una pequeña parte del crecimiento sea por ello. Sin embargo, muchas personas que no solían visitar plataformas e-commerce se vieron en la necesidad de utilizarlas frente a los tabúes que presenta este tipo de paradigma actual. Al ver la facilidad, la diversidad de precios, la seguridad y la practicidad de los e-commerce, las compras online se convertirán en un hábito de consumo que irá más allá del fin de la pandemia.

Conclusiones

La era de la información ha dado un paso agigantado a causa de la pandemia. Adaptarse a las nuevas realidades será un factor clave para el éxito o fracaso de una empresa. Sostener la idea de que el comercio electrónico volverá a sus niveles normales una vez que el COVID-19 desaparezca es un planteamiento de riesgo frente a las necesidades de adaptación que tendrán las empresas, no solo en un futuro, sino en el presente inmediato.

Artículos Recomendados:

https://www.revistagenteqroo.com/las-empresas-globales-que-mejor-se-adaptaron-a-la-crisis-de-covid-19/