Configuraciones Organizacionales

Antes sólo se usaba la parte izquierda del cerebro (intelecto y razón) para resolver conflictos; aparece una nueva propuesta integral: (enfoque sistémico, física cuántica, psicología, historia transgeneracional) un método que fortalece no solo a la empresa sino a todos sus integrantes.
¿Por que algunas empresas triunfan mientras otras luchan continuamente por sobrevivir? ¿Por que la empresa no produce más? ¿Por que se pierden los clientes? ¿Por qué los conflictos con el personal?……. Estas últimas son «empresas enredadas» en dinámicas nada claras que aún los directivos desconocen pero que actúan sobre ellas: podría ser el origen de la empresa, el origen del $$ invertido, las situaciones personales de los fundadores, directivos, colaboradores, las relaciones íntimas entre empleados y directivos, hechos, eventos, negociaciones, conflictos no resueltos entre socios, etc., muchas veces, situaciones que impactan a las empresas y bloquean su crecimiento.
«Soluciones sistémicas», es una herramienta del siglo XXI, aplicada al ámbito empresarial. A través de las Configuraciones Organizacionales se aprende a ver la misma realidad de una manera distinta y desde otros puntos de vista, con una visión diferente.
Pero, ¿qué son las Configuraciones Organizacionales? Se trata de una metodología creada por Bert Hellinger, aplicada con éxito por él y sus discípulos en muchos países del mundo y en empresas como Daimler-Chrysler, IBM o BMW, entre muchas. La técnica de Configuraciones Organizacionales lleva a un análisis del manejo de poder en las empresas, a la integración exitosa de los recursos humanos y materiales; pone orden dentro de la estructura organizacional para ajustar los roles y las posiciones a sus lugares óptimos. Es, ni más ni menos, una herramienta para empresarios, asesores, empleados, directivos, ejecutivos.
Profundicemos: si no se cumplen algunos principios o leyes, traen consigo coaliciones, luchas de poder, corrupción, renuncias, pérdidas económicas, falta de apoyo y desmotivación, por mencionar algunos aspectos. Dentro de la técnica de Configuraciones Organizacionales existen los llamados Principios Sistémicos que cuando no se cumplen impactan desfavorablemente a las empresas, algunos ejemplos son:
* La dirección pierde su prioridad, cuando ésta no es coherente con su jerarquía, cuando el directivo pierde su lugar o le falta fuerza personal, cuando no puede separar la vida personal de la empresarial.
* Cuando el derecho a la antigüedad no es respetado, cuando iniciadores o fundadores son olvidados, excluidos o no fueron indemnizados justamente, se crean condiciones de descontento, enfermedades, denuncias o incluso, demandas laborales; es decir, en muchas ocasiones ello tiene que ver con un desequilibrio entre «dar y tomar» pues, invariablemente, tanto la solicitud excesiva como la explotación tienen consecuencias.
* Cuando el derecho a la pertenencia se maneja de forma superficial por ejemplo, despidiendo a los colaboradores sin consideración ó por parte de estos utilizando a la empresa como una simple fuente de abastecimiento o valiéndose de ésta para sus propios fines; dichas conductas se convierten en una hipoteca para la propia empresa, dañando en especial, la relación de confianza y compromiso mutuo.
* Cuando el rendimiento no es reconocido, en especial quienes tienen talentos especiales o aportan determinadas facultades que garantizan el desarrollo de la empresa.
* Marcharse o quedarse. Puede quedarse la persona que es necesaria y cumple de lleno con su posición y sus funciones. Quién ya no necesita a la empresa ni la empresa le necesita, puede cometer un error si se queda.
* Quién en forma duradera y desconsiderada dañó a otros, debe marcharse. Si él mismo no lo hace y la empresa tampoco lo despide, el resultado será la aparición de luchas internas, problemas relacionales, desmotivación y pérdida de confianza en los criterios de la empresa.
* Por otra parte aquellos que han sido excluidos, despedidos indignamente, apartados o marginados por razones no profesionales, frecuentemente ejercen un efecto paralizador sobre el ambiente de la empresa o se convierten en fuente de conflictos y a veces, otros colaboradores pueden tomar partido por ellos imitando sus conductas y actitudes.
* Cuando en una empresa hay evidencia de que sobra un nivel jerárquico o bien hay demasiados trabajadores para las funciones existentes, se puede descubrir que alternativamente unos u otros toman la enfermedad como recurso para darse de baja.
No es posible describir en tan poco espacio las técnicas de solución, pero, seguramente la pregunta surge: ¿cómo funcionan las configuraciones organizacionales, cuál es su forma para solucionar problemáticas? A grandes rasgos lo explico: Se reúne un grupo de empresarios, ejecutivos, colaboradores o asesores de diversas empresas, con diferentes temas y con el apoyo de un constelador certificado, de una forma sorprendentemente rápida se llega a una imagen diagnóstica de lo que está pasando en la organización; posteriormente se ofrecen acciones efectivas que en conjunto con otras puramente empresariales, suman el efecto deseado por el empresario o trabajador.
Estamos en una era nueva de conocimiento y éste se puede aprovechar para implementarlo en ámbitos como el empresarial, donde, no va de más destacarlo, antes sólo se usaba la parte izquierda del cerebro (intelecto y razón) para resolver conflictos. Hoy día aparece una nueva propuesta integral, un enfoque sistémico que se vale de la física cuántica, de la psicología y de la historia transgeneracional; ello resulta una novedosa técnica que lleva a fortalecer no solo a la empresa sino a todos sus integrantes: las Configuraciones Organizacionales.