Florida prohíbe las «ciudades santuario» para inmigrantes

Una nueva ley obliga a las autoridades locales a aplicar las leyes migratorias y colaborar con las autoridades federales para expulsar a indocumentados.

La Cámara de Representantes de Florida aprobó (02.05.2019) un proyecto de ley que prohíbe las llamadas «ciudades santuario», que protegen a indocumentados, y obliga a las agencias locales a cooperar con las autoridades migratorias. El proyecto de ley SB-168, aprobado con 68 votos a favor y 45 en contra, debe todavía ser promulgado por el gobernador republicano Ron DeSantis, por lo que en breve entrará en vigor.
«Las agencias locales encargadas de hacer cumplir la ley pueden y deben trabajar con el gobierno federal para garantizar que la responsabilidad y la justicia sean una en nuestro estado», declaró en un comunicado DeSantis, poco después de conocida la votación. «Somos un estado más fuerte cuando protegemos nuestros residentes, fomentamos comunidades seguras y respetamos el trabajo de la policía en todos los niveles», agregó.
El proyecto ya superó hace unos días su votación en el Senado estatal, por un margen más de estrecho de 22 votos frente a 18. La iniciativa ha provocado emotivos debates esta semana en la Cámara de representantes y bajo la presión de sacar adelante un texto consensuado y revisado antes de que acabe mañana viernes el actual periodo de sesiones del Legislativo floridano, controlado por el Partido Republicano.
El Partido Demócrata de Florida se lamentó  de que fracasaron todas las enmiendas al proyecto con las que buscaban, entre otros, «proteger a los solicitantes de asilo y víctimas de delitos». «El SB-168 fomenta el odio contra los inmigrantes, y afecta a todas las comunidades, incluyendo a los venezolanos, cubanos y nicaragüenses que han huido de regímenes autoritarios», señaló en un comunicado la presidenta de los demócratas en este estado, Terrie Rizzo. Agregó que de ser un estado que daba la bienvenida a los inmigrantes que buscaban un mejor futuro, «ahora se ha convertido en la máquina de separación de familias y deportación del Partido Republicano de Florida».
lgc (efe/MiamiHerald)

  • Migrantes y refugiados: en busca de un futuro mejor

    Huyendo hasta en camión

    La última gran ola de migrantes se dio este año en Centroamérica. La violencia y el hambre están haciendo que la gente escape de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Su destino final es Estados Unidos. Pero el presidente, Donald Trump, está haciendo campañas contra los inmigrantes. La mayoría de los refugiados se encuentran atrapados entre la frontera de México y Estados Unidos.
    Con información de DW