La acreditación de programas educativos como estrategia hacia la excelencia educativa en la Universidad Tecnológica de Cancún

Actualmente los escenarios de la globalización y la competitividad tienen influencia en todas las organizaciones, empresas e instituciones, no son la excepción de ello las Instituciones de Educación Superior sean públicas o privadas.
El constante crecimiento de la Educación Superior y su diversificación, con la finalidad de dar respuesta a las demandas de la sociedad y el sector productivo, ha generado una preocupación sobre la calidad de los procesos y resultados en la formación de los futuros profesionistas que demanda el sector laboral; lo anterior no es exclusivo de los países desarrollados sino que también ocupa a los que se encuentran en vías de desarrollo. Ello ha conducido a la generación de los llamados sistemas u organismos de acreditación, con la finalidad de abordar temas comunes de gran interés en el ámbito académico y profesional, que dé seguridad de contar con programas y procesos de calidad y excelencia académica.
En este sentido, la Universidad Tecnológica de Cancún, como parte de su programa institucional de desarrollo y como estrategia y política interna por establecer mecanismos que sienten las bases de una universidad responsable, adopta la estrategia de la acreditación de sus Programas Educativos a fin de construir y fortalecer la excelencia y calidad educativa.

La institución indudablemente, está comprometida social y laboralmente con su entorno, bajo un modelo educativo que promueve y encausa proyectos que atiendan a la demanda del sector productivo. Su esquema, está soportado más en la práctica que en la teoría como elemento sustancial para el desarrollo de competencias profesionales.

Desde el inicio del 2008, la Universidad ha emprendido la ruta hacia una cultura de la evaluación externa a través de organismos reconocidos a nivel nacional e internacional, quienes se convierten en aliados sustantivos para encausar acciones hacia una mejora continua, con procesos tendientes a elevar la calidad de la oferta educativa, así como la eficiencia y transparencia en la aplicación de los recursos de la institución.

¿Qué se logra con ello? Asegurar una adecuada operación y aplicación del presupuesto, la indispensable rendición de cuentas a la sociedad, primeramente universitaria y posteriormente a la del entorno, que permita responder a los atributos del modelo educativo en cuanto a la calidad, pertinencia, intensidad, polivalencia y flexibilidad, que asegure los pasos hacia la generación de instrumentos y mecanismo tendientes a determinar la relevancia y competitividad social de nuestros programas de estudio.
Como consecuencia de este gran compromiso institucional con la excelencia educativa, la Universidad Tecnológica de Cancún, acreditó en el 2008 cinco de sus ocho programas educativos (Turismo Área Hotelería; Turismo Área Agencia de Viajes; Tecnologías de la Información y Comunicación Área Sistemas Informáticos; Mantenimiento Industrial y Administración), quienes cuentan con el reconocimiento en el nivel 1 de CIEES y de organismos reconocidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), CONAET, CONAIC, CACEI y CACECA respectivamente, siendo que para el primer cuatrimestre del 2009 se acredita el Programa Educativo de Contaduría a través de CACECA, sumando ya seis del total de sus programas educativos, lo que resulta que el 69% de la matrícula del TSU esté cursando programas de buena calidad. Adicionalmente a ello los procesos administrativos y académicos de la Universidad se encuentran certificados por la norma ISO 9001-2008.
El logro de la Acreditación de los dos últimos programas educativos (Administración y Contaduría) compromete a la Universidad Tecnológica a encauzar esfuerzos por conservar estándares de calidad académica aceptables, así como el de mantener los procesos de gestión y fomentar una cultura de la evaluación y la acreditación como instrumentos de gran valía; el fin, claro está, es garantizar a los jóvenes estudiantes, programas de calidad, actuales y que respondan a la necesidad del sector productivo y empresarial, que le permita a los egresados encontrar fuentes de empleo de manera óptima.

*Sandra Salimar Canul Pech. Doctorado en Diagnóstico, Medida y Evaluación de la Intervención Educativa. Maestría en Educación y Aplicación de Nuevas Técnicas. Licenciada en Matemáticas. Licenciada en Derecho. Secretaria Académica de la Universidad Tecnológica de Cancún. scanul@utcancun.edu.mx