Neuralink, la empresa de Elon Musk que planea conectar nuestros cerebros con tecnología

Elon Musk presenta un prometedor chip cerebral desarrollado por Neuralink

¿Implantarías un chip en tu cerebro que te permita controlar hardware y software telepáticamente?

Aunque esto suene a ciencia ficción, es algo que podría ser una realidad gracias a Elon Musk y su empresa Neuralink¿Cómo es esto posible?

Neuralink Corporation es una empresa de neurotecnología fundada en el 2016 que se dedica a la investigación y desarrollo de implantes cerebrales que permitan a los seres humanos conectarse directamente con tecnologías como Internet, inteligencia artificial y software; esto con el propósito de potenciar las capacidades del ser humano, ayudar a personas que sufren problemas neurológicos y abrir la puerta a lo que se denomina “Cognición Súper Humana”, comenta el portal Negocios y Emprendimiento.

Recientemente, Elon Musk presentó importantes avances que la compañía ha logrado en los últimos meses. Específicamente, dio a conocer el Chip “Link v0.9”, un dispositivo de unos 8 milímetros de diámetro (más pequeño que la yema de un dedo), con miles de electrodos conectados a hilos flexibles que son capaces de monitorear la actividad de las neuronas.

El dispositivo ha sido probado con éxito en cerdos, tal como lo mostró el empresario en la presentación. La audiencia pudo presenciar cómo una computadora registraba la actividad cerebral de un cerdo al que se le había implantado el chip en la región del cerebro que controla el hocico.

También lee: Al infinito y más allá…La historia de Elon Musk

También, aclaró que el chip puede retirarse en cualquier momento sin que esto cause efectos secundarios. De hecho, mostró como ejemplo otro cerdo que tuvo implantado el chip, pero que se le retiró posteriormente sin consecuencias. “Todos ellos están sanos, felices y sin diferencias con un cerdo normal.” -Comentó Elon Musk.

Neuralink, la empresa de Elon Musk que planea conectar nuestros cerebros con tecnología

La implantación del dispositivo la hace un robot quirúrgico en una operación completamente automatizada que dura menos de una hora, no requiere anestesia general y el usuario puede abandonar el hospital el mismo día de la intervención. Una vez insertado el chip, este sería invisible y sólo quedaría una pequeña cicatriz.

El objetivo de Neuralink es que este chip permita que personas con enfermedades neurológicas, como Epilepsia, Parkinson y Alzheimer, entre otras, puedan mejorar significativamente su calidad de vida; aunque los planes a futuro de la compañía incluyen también desarrollar tecnología capaz de conectar al ser humano con diversos dispositivos para que pueda controlarlos con la mente, abriendo así paso a infinidad de posibilidades.

¿Cuándo estará listo el chip de Neuralink?

Si bien los avances mostrados son realmente fascinantes, aún falta mucho para que esta tecnología comience a comercializarse. El siguiente paso en el proyecto es iniciar las pruebas en seres humanos, pero de momento no hay fechas confirmadas para realizarlas.

«Neuralink tiene suficientes recursos y, lo más crucial, un equipo de científicos, ingenieros y médicos trabajando por un objetivo común, lo que aporta al proyecto grandes posibilidades de éxito. Sin embargo, Incluso con estos recursos, el desarrollo de dispositivos médicos toma tiempo y la seguridad necesita ser una de las principales prioridades, por lo que sospecho que este proceso tomará más tiempo que el que se han establecido como objetivo.» –Dijo la profesora adjunta de Medicina Física y Rehabilitación de la Universidad de Pittsburgh, Jennifer Collinger, en una entrevista para BBC News.

Para algunos, “esta tecnología podría ser uno de los avances médicos más importantes del siglo”. Para otros, “los proyectos de Neuralink ponen en riesgo a la especie humana y vulneran los llamados «neuroderechos»¿Tú qué opinas? ¿Estás a favor o en contra de tecnología que se conecte directamente con nuestro cerebro? ¡Déjanos tus comentarios!

Para saber más:

Supervivencia para Startups: Equipos remotos y herramientas visuales