Pasión y constancia por tu negocio: factores clave del éxito

No existen soluciones «mágicas» para que un negocio sea exitoso, sin embargo factores como “pasión” que sentimos como emprendedores o empresarios hacia nuestro giro, hace una gran diferencia.

En esta ocasión comparten con nosotros sus vivencias dos jóvenes emprendedores de Chetumal: Odette Eljure Eljure y Fadi Nehme. Actualmente dirigen dos de los mejores restaurantes en el Malecón de la capital de nuestro Estado: el primero Bacus Steakhouse: de comida árabe, cortes americanos y parrilla mexicana y el segundo Rouge Restaurante: cocina internacional con un estilo único en la zona; sofisticado pero acogedor.
¿Por qué nace y cómo nace?
Hace varios años nace Bacus Steak House y Rouge tiene menos tiempo que abrió sus puertas. Decidimos emprender nuestro negocio por que detectamos una falta de servicios en cuanto a restaurantes se refiere y por otra parte al saber que el mercado chetumaleño está preparado y ansioso por probar comida diferente, lugares nuevos y definitivamente conceptos originales. Años antes teníamos la idea de abrir un restaurante pues compartimos el gusto por el campo gastronómico y de servicios y hoy es una realidad. Empezamos con “Mediterraneo” y nuestro menú era principalmente comida árabe, contando con una sección de parrilla mexicana (tacos y sus derivados). Al año, decidimos ampliar nuestro menú introduciendo platillos variados, un menú light y cortes americanos calidad angus, y al mismo tiempo cambiamos el nombre a Bacus Steakhouse. Cuatro años después abrimos Rouge con un menú distinto a Bacus e instalaciones muy modernas.
¿Por qué decidieron ser empresarios?
Llevamos en la sangre el comercio y los negocios. Venimos de familias libanesas y desde pequeños vimos el ejemplo de nuestros padres. Ahora ya como adultos nos dimos cuenta que era una excelente oportunidad para nosotros arriesgarnos e invertir.
¿Cuál es el problema más grande al que se han enfrentado como empresarios y cómo lo resuelven?
La rotación de personal y las elevadas tasas de interés. Los problemas no están precisamente resueltos; más bien, te vas acoplando y vas aceptando que seguirán existiendo algunas adversidades, al final del camino son retos que te dejan nuevo conocimiento. El problema de rotación lo hemos ido superando con capacitación constante y en cuanto a lo económico, sólo es cuestión de ajustarte a los presupuestos (hasta terminar de pagar las deudas), es un sacrificio, pero vale la pena.
En su opinión, ¿qué cualidades debe tener todo empresario para triunfar?
Para nosotros un ingrediente que nunca nos ha faltado es el amor por lo que hacemos, una vez que tienes pasión por tu negocio, uno agrega ingredientes indispensables como son la constancia, dedicación, innovación y no darte por vencido fácilmente.