Transición General en la Empresa

Una empresa exitosa tiene generalmente el sello de su propietario. Grupo ABC fue fundado por el actual Presidente del Consejo Administrativo, el Lic. Eduardo Solís Preciat en el año de 1979; debido al auge turístico que inició en Cancún donde la demanda de gran cantidad de productos para la construcción era impresionante, el grupo fue creciendo hasta constituirse hoy día por tres empresas.
Pero buena parte de los negocios son ahora comandadas por su hijo Eduardo Solís Azarcoya quien, ante la disyuntiva de seguir consolidando los negocios o dedicarse a otra actividad, estudió la carrera de administración de empresas y se decidió por continuar fortaleciendo las empresas junto con su padre ¿cómo ha sido la transición generacional para librar las problemáticas que inevitablemente se suscitan?
Eduardo hijo nos comparte sus experiencias:
¿Coméntanos cuantos años llevan en el mercado?
«La empresa se llama Agregados y Bloques Cancún y se dedica a la Fabricación de Materiales de Construcción, tiene dos filiales más que son Agregados y Bloques del Carmen y Arenas y Bloques del Caribe. Mi padre la fundó en 1979 y empezó con una producción de bloques tradicionales como el block de 15x20x40; en ese tiempo la piedra se compraba a los pepenadores, el problema era que ellos cambiaban el precio a su antojo, ya te imaginarás, así que se tuvo que incursionar en la producción de los agregados como la grava, gravilla, arena y polvo de piedra a fin de poder autoabastecernos. Este cambio garantizó la producción de los bloques que se requerían para las zona y darle así continuidad del negocio».
¿Consideras que la innovación ha sido parte del éxito de la empresa?
«Efectivamente, la innovación ha sido la clave porque cuando el negocio nace, todos los bloques eran básicamente iguales, pero se fueron realizando modificaciones en la manera de producir los bloques y los agregados, así como variaciones en cuanto a servicio; ello nos volvió más eficientes, al tiempo de proyectarnos con mayor competitividad. Los resultados vienen con dichos cambios: fuimos logrando penetrar en el mercado y cambiando el bloque de tres huecos (generalmente se usaba a un bloque de dos huecos), lo cual le facilita al albañil la manera de construir.»
¿Porque decidiste seguir el camino de ser empresario, qué es lo que te anima a enfrentar este reto día a día?
«Cuando estaba yo en la universidad tenía varias dudas de a qué dedicarme, sin embargo me di cuenta que me gustaban los retos, el trato con la gente y aplicar la creatividad y, lo más importante quizá: que quería un campo en qué aplicarlo. Adicionalmente había un patrimonio creado, y bueno la manera de ayudarme, ayudar a los demás y ayudar a mi entorno era siguiendo el camino de las empresas».
Nos cuentas que más o menos desde los seis años venías con tu papá pero no precisamente a jugar, eras uno de los que ponía los sellos de ABC en los bloques ¿cómo fue el proceso para que tú te integraras a la empresa?
«Ocupando puestos en todas la áreas y como cualquier otro, empecé como Ejecutivo «V», ve por esto, ve por las papitas, ve por los cigarros; adicionalmente y me fui abriendo brecha yo sólo y fui ganándome el respeto del dueño para que me fueran dando mi participación y fueran dándome mis responsabilidades. La integración ya en forma fue difícil, no fue fácil y se ha logrado bastante. La transición generacional es algo muy importante, algunas familias se preparan, otras no y hay que saber manejar las problemáticas de manera que no haya ruptura; en el caso nuestro estamos en ese proceso y es algo que se debe de hacer en toda empresa familiar, estructurarse, reunir a la familia para escuchar sus inquietudes y saber qué quiere cada quién y, si es necesario, buscar asesoría externa, es muy recomendable el apoyo de asesores externos pues ellos siempre ven este tipos de aspectos de una forma menos pasional que los accionistas».
¿Cuál es el problema más grande que han enfrentado como empresa y cómo lo han resuelto?
«El problema más grande que nos hemos enfrentado ha sido la naturaleza quintanarroense, llueve un día sí y otro también; entran ciclones, tenemos una selva preciosa -que eso en el caso de este negocio- la tierra es un contaminante para la producción del concreto. También el medio ambiente, conservar la naturaleza ha sido un reto muy interesante en este negocio. Lo hemos resuelto con tecnología adecuada y también con inversión en maquinarias, reforestando y a base de mucho trabajo y creatividad y asesoría, mucha asesoría externa».
¿En tu opinión cuáles son las cualidades que debe tener todo empresario?
«En mi opinión todo empresario debe tener mucha creatividad, debe tener muchas ganas de trabajar, debe de saber distinguir la oportunidad, constancia en lo que quiere y constancia en su rutina».
¿Que les recomendarías a todos aquellos jóvenes emprendedores que desean convertirse en exitosos empresarios?
«Pues lo primero que les recomendaría a los jóvenes es que se preparen bien en la Universidad, la universidad de la vida sirve más y además les recomendaría que trabajen en alguna empresa en un principio y adquieran experiencia laboral; después que se animen a poner su propio negocio el que sea, pero con toda la voluntad posible».