WikiLeaks: la web de filtraciones que “abre gobiernos”

WikiLeaks: el video de los helicópteros disparando a civiles iraquíes fue una de las filtraciones que generó mayor repercusión mundial

Wikileaks, la página de filtraciones creada por Julian Assange, logró durante años titulares de medios de todo el mundo gracias a la publicación de documentos confidenciales que sacaron a la luz grandes escándalos políticos y financieros. En su momento fue un auténtico dolor de cabeza para varios gobiernos, empresas e individuos de varios países que se veían amenazados por sus publicaciones de información confidencial.
Para muchos, se convirtió en símbolo de la libertad de prensa y del periodismo de investigación. Pero para otros, como el gobierno de EE.UU., cruzó líneas rojas al publicar datos sensibles que podrían suponer una amenaza a la seguridad nacional. Fundada en 2006, esta página web publica documentos e imágenes generalmente filtrados por fuentes no identificadas públicamente con el fin de develar escándalos y casos de corrupción que consideraban de interés público.
«WikiLeaks es un servicio público internacional (…) nos especializamos en permitir a periodistas o informantes que han sido censurados en presentar sus materiales al público», decía una y otra vez Assange.
También explicó el origen del nombre: «Wiki significa rápido en hawaiano», así que WikiLeaks significa «filtraciones rápidas», un nombre inspirado en Wikipedia, la famosa enciclopedia online. Muchos de los documentos que terminan siendo base de los artículos de WikiLeaks son cargados en la web a través de un sistema que permite a los usuarios enviar información de manera anónima.
Es un equipo de revisores (periodistas, personal de WikiLeaks y voluntarios) el que decide qué se publica.
«Utilizamos técnicas criptográficas avanzadas y técnicas legales para proteger las fuentes», aseguraban.
Según la propia compañía, WikiLeaks -alojada en un servidor sueco- es financiada por asociaciones internacionales de periodistas, grupos empresariales de medios, grandes agencias de noticias y organizaciones de defensa de derechos humanos.
El inicio de una era
2010 es el comienzo. Se abren las puertas a nuevas filtraciones masivas que demuestran que gobiernos y grandes corporaciones tienen secretos ocultos. La primera filtración masiva de la era de internet tuvo un impacto positivo, no existió ningún antecedente similar hasta ese entonces.
¿Cuáles fueron sus principales filtraciones? 
La etapa de mayor popularidad para WikiLeaks llegó a partir 2010, con la filtración masiva de material clasificado del Ejército estadounidense sobre las guerras de Afganistán e Irak. Ese año, por ejemplo, reveló un video de 2007 en el que se ve a soldados estadounidenses disparando desde un helicóptero en Bagdad y causando la muerte de más de diez civiles, entre ellos un periodista de la agencia Reuters.
A finales de ese año llegó el conocido como Cablegate: la filtración de más de 700.000 documentos diplomáticos de EE.UU. y cables de sus embajadas en distintos países que el Departamento de Justicia calificó como una de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia de EE.UU..
Los documentos, que afectaban a gran número de países, fueron difundidos de manera simultánea por algunos de los principales periódicos de EE.UU., Reino Unido, España, Francia o Alemania, entre otros.
Washington acusó a la ex soldado y analista de inteligencia del Ejército Chelsea Manning de estar detrás de estas filtraciones que provocaron un gran escándalo en todo el mundo.
La primera filtración masiva de la historia permitió posteriores divulgaciones de documentos clasificados y reservados como los que se conocieron en los últimos años, involucrando al Pentágono y a la CIA. También se produjeron revelaciones similares fuera de WikiLeaks, como la de los Papeles de Panamá, en la que decenas de medios colaboraron para hacer públicos documentos confidenciales sobre paraísos fiscales.
Después de la mayor filtración de la historia hasta ese entonces, Estados Unidos pidió la extradición de Julian Assange quien pasó casi siete años en la Embajada de Ecuador en Reino Unido. Sin embargo, por decisión del actual gobierno de Lenín Moreno, perdió la calidad de asilado y la nacionalidad que el país sudamericano le habían brindado bajo el mandato de Rafael Correa.
El programador informático y activista, siempre insistió en que las filtraciones ayudaron a exponer crímenes de guerra, basados en el lema del sitio web: We open governments («Abrimos gobiernos»). El futuro de Assange, quien ya fue arrestado recientemente en Londres, es incierto…
¿Quién es Julian Assange? El editor de WikiLeaks nació en 1971, en Townsville, Queensland, en el norte de Australia, y llevó una vida nómada durante su infancia, acompañando a sus padres que eran artistas en un teatro ambulante. Entre los 11 y los 16 años vivió huyendo de su padrastro, junto con su madre y su hermano. Asegura haber pasado por 37 escuelas y cuatro universidades durante su juventud.
A los 18 años fue padre y ya entonces comenzó su primera batalla judicial para hacerse cargo de la custodia. Assange se aficionó a la computación y rápidamente se involucró en el mundo de los hackers.
En 1995 se declaró culpable de una acusación de delitos informáticos y pagó una multa para quedar en libertad. En 2006, comenzó a trabajar en el proyecto que más tarde llamaría WikiLeaks. El sitio se define como «un servicio público diseñado para proteger a denunciantes, periodistas y activistas que cuentan con información sensible que quieren comunicar al público”.
Entre las filtraciones de WikiLeaks se encuentran grandes cantidades de cables diplomáticos y otros documentos oficiales de EE.UU. y correos electrónicos de la compañía de inteligencia estadounidense Stratfor. Daniel Schmitt, cofundador de WikiLeaks, describe a Assange como «una de esas pocas personas que se preocupan de verdad por cambiar el mundo a mejor hasta el punto de querer hacer algo radical, arriesgándose a cometer un error, con la motivación de trabajar en algo en lo que cree”.
El hombre de 47 años deberá ahora presentarse ante la justicia y se espera que el gobierno de Estados Unidos presione para que sea extraditado a ese país para responder por los cargos de filtración de documentos secretos, espionaje y traición.