Reseña de Tora Cancun: logró lo prometido

Una experiencia de cocina asiática contemporánea con giros inesperados en los platillos es los que experimentamos en Tora Cancun

Es en México donde muy ajenos a la verdadera esencia de la cultura japonesa, nos jactamos de rodearnos de mucho “sushi”, sin embargo, dicha creación norteamericana, está muy lejos de representar la cocina japonesa. Vayamos incluso un poco más allá, ¿Qué tal si nos adentramos un poco a la gastronomía asiática clásica y nos dejamos sorprender si la mezclamos con un toque contemporáneo?

Podrías suponer que la palabra “clásica” hoy en día es potencialmente aburrida, nada más lejos de la realidad. 
Llegó a nuestras manos una invitación para conocer un nuevo restaurante de cocina japonesa contemporánea y lo que encontramos vale la pena contarlo.

Tora Cancun

Punteando en este concepto como uno de los restaurantes con gastronomía más exclusiva se encuentra Tora Cancun, en la Zona Hotelera. Considerado como uno de los 3 mejores restaurantes en Cancún, y en estas líneas te contaré brevemente porqué se ganó ese lugar.

Fieles a la filosofía japonesa, en Tora Cancun te encuentras con un restaurante detallado, forrado de piso a techo en madera, combinaciones de parota con cristal en las puertas, un piso entero de mesas donde se puede apreciar la cocina abierta con una Rubata (una parrilla japonesa donde utilizan un carbón activo que no humea llamado Binchotan) y dos pisos más al aire libre adentrados hacia la laguna. ¿Sensación que provoca la atmósfera? Privada y cosmopolita.

Qué comimos en Tora Cancun

La noche en Tora Cancun comenzó siguiendo el estilo «izakaya» sugerido por el menú, típico en los restaurantes exclusivos en Japón, donde la regla es que no hay reglas, puedes seguir el orden y comenzar con una entrada, o pedir varios platillos y ponerlos al centro para degustar y compartir (lo cual es bastante original e interesante).

Tora Cancun

Nuestra mesa rebosó con edamames, chips de plátano macho con combinaciones de queso, brochetas de res, un ‘tiradito’ de Hamachi (un pez japonés muy suave) el mejor para despertar al paladar y un coctel de marakuyá servido en una original esfera de cristal (infussion balls).

 En los restaurantes japoneses es halagador escuchar al comensal decir “Omakase”, que significa “ponerse en las manos del chef” para que elabore a su criterio los mejores platillos con los pescados y mariscos más frescos del día. Y en Tora, es precisamente lo que sucede, se está en muy buenas manos, vale la pena cada bocado de confianza en los chefs anfitriones de esa cocina.

tora cancun

Ya que el detalle y perfección (y hago énfasis en perfección) en las cocciones, enplatados, y sabores es uno de los más cuidados aspectos.
En los platos principales, la mesa se tornó un homenaje a la comida mar y tierra con un camarón nigeriano (en el menú como Camarón Roca), un marisco de casi 30cm de largo acompañado de mayonesa picante y arúgula baby. Y un corte New York Prime de Nebraska con trufa negra rallada y salsa miso ahumada. Tengo que confesar que ya casi no acostumbro comer carne, sin embargo el corte New York fue tan detalladamente elaborado que fue imposible no probarlo.

El postre y una sorpresa

Justo antes de traer a la mesa la parte dulce de la cena, Sweet Caroline comenzó a sonar por las bocinas del restaurante y en unos segundos todas las mesas tenían bengalas en sus manos para apreciar, justo después de extinguirse, un show de fuegos artificiales lanzados desde la laguna al ritmo de New York, New York de Frank Sinatra, uno de los momentos más memorables de la velada y que nos recalcó el lujo de detalles que procura el lugar.

tora cancun

El postre, un atrevido ‘Over the Top Sunday’ fue una helado de vainilla de Madagascar que sirve como base para un pay de manzana ‘strusel’ de nuez pecana, una combinación con un balance que lograba no saturar y dejar deleitar las texturas y temperaturas del platillo. 
 
Llegó el final de la velada y Tora Cancun logró lo que prometió, una noche llena de atmósfera memorable y gastronomía que te hace querer volver. Agradecemos la invitación que nos hicieron a Revista Gente para conocerlo. Seguro se convertirá en uno de nuestros favoritos.

Por Paolo de la Fuente Hesse

Te recomendamos: