El Materialismo puede referirse tanto a la simple obsesión con un mundo material

Involucra el enfocarse en «cosas» materiales, opuestamente a aquello de naturaleza espiritual o intelectual. 

Vivimos en un mundo rodeado y compuesto de materia. Es natural, por lo tanto, que las posesiones materiales nos distraigan de las búsquedas espirituales o intelectuales, pero es aquí donde frecuentemente ocurren los problemas. Podemos obsesionarnos por el deseo de obtenerlas, o simplemente frustrarnos por la necesidad de mantenerlas.
CÓMO DEJAR DE SER MATERIALISTAS
Lo que esta actitud nos debe hacer preguntar es: 
«¿Son las cosas materiales más importantes que todo lo demás? ¿Es el éxito material la meta final? ¿Si las cosas es todo lo que hay, de qué trata la vida? ¿Por qué estoy siquiera aquí? ¿Si la vida sólo consiste en materialismo, porqué debo siquiera tratar de vivir una vida recta? ¿Qué importa cómo trato a los demás, o cómo vivo, mientras tenga lo que quiero?
Tienes que aprender a valorar las cosas que realmente tienen importancia. Lo material es algo sin lo que se puede vivir perfectamente, lo que pasa es que nos acabamos acostumbrando a todo, y pensamos que nuestra vida sin ciertas cosas seria muy difícil.
Lo realmente importante esta en los sentimientos, en las personas que queremos, en la familia, en el amor, en la amistad, en tu corazón! Preocúpate de las cosas que realmente quieres, y párate a pensar que seria de tu vida sin ellas, sin tu madre, sin tu padre, en fin… piensa! Cuídalos ahora que puedes, aprecia a la gente que quieres como se merecen, pasa el tiempo que haga falta con ellos, porque sino después te arrepentirás. Valóralos mas a ellos que son realmente importantes, valora tu felicidad, mas que cualquier cosa material.
BENEFICIOS
En la actualidad, nuestra competitividad y materialismo hacen que nos sintamos muy cansados. Si dejamos a un lado el materialismo y nos enfocamos en las cosas verdaderamente importantes podríamos estar en paz con nosotros mismos y con los que nos rodean. No debe inquietarnos o preocuparnos si descuidamos un poco los aspectos materiales de nuestra vida. Si la mente posee paz interior, los buenos resultados están garantizados. Esta paz es la que nos permite la verdadera satisfacción y disfrute de nuestra vida.

 La paz no nos hace débiles, sino justamente lo contrario, nos fortalece el cuerpo, el habla, la mente, las cualidades y las acciones. 

Por lo tanto alcanzaríamos el éxito y la plenitud sin desgastarnos buscando cosas materiales que, al final, es lo primero que se va. Es Importante planear nuestra vida, comprando las cosas indispensables para vivir y por que no ahorrar un poco de dinero para una emergencia, para salir de vacaciones, mejorar nuestra casa etc.
Sin afanarnos a querer seguir teniendo mas, y mas todos los días, no te digo que seas conformista, pero he conocido a cantidad de personas, que solo viven para tener bienes materiales y se enferman fuertemente y nunca los logran disfrutar bien, por ese afán de tener, por miedo a quedarse sin nada, si a ti te sucede esto, vale la pena que acudas a terapia psicológica, ya que no vives con buena calidad de vida.
Hay que aprender el justo tiempo y medida de las cosas, para no angustiarnos y perder el piso por cosas que no son tan Importantes.