La explicación viral de Beakman sobre cómo funcionan las vacunas

vacunas

En dos minutos, Beakman explica cómo funcionan las vacunas y por qué son efectivas y seguras para proteger al organismo de los virus

Con experimentos, explicaciones llenas de creatividad y una capacidad para acercar los temas científicos a los más pequeños, Beakman inspiró la curiosidad de la generación de los años 90, demostrando que la divulgación científica podía ser exitosa y llegar al gran público en televisión.

El personaje interpretado por Paul Zaloom es recordado con especial entusiasmo en México y Latinoamérica y justo cuando las campañas de vacunación de Covid-19 están por iniciar con los adultos mayores en la región, un clip de “Beakman’s World” donde el científico explica en dos minutos cómo las vacunas nos protegen de una infección se hizo viral en redes sociales:

En primer lugar, Beakman explica cómo los virus se unen a las células a partir de los receptores para comenzar una infección. En el caso del SARS-CoV-2 el mecanismo de entrada está en los receptores ACE2, una proteína presente en mayor medida en las fosas nasales, los ojos, los vasos sanguíneos y el tubo digestivo.

Cuando los virus se reproducen rápidamente, convierten a las células en fábricas de nuevos virus, replicándose a una velocidad mayor a la que se producen los anticuerpos y por lo tanto, ocurre la infección

¿Cómo se hacen las vacunas?

“Las vacunas se hacen con un virus destruido o con uno debilitado”, explica Beakman. Y aunque la mayoría se desarrollan a partir de vectores o virus atenuados, las vacunas de Pfizer y Moderna contra Covid-19 funcionan con ARN mensajero, una técnica novedosa que integra un fragmento del código genético del SARS-CoV-2 en vez de un virus atenuado.

“Como sea que se hagan (las vacunas), bastará para engañar al cuerpo para que piense que lo están invadiendo, entonces las células blancas entran en acción y elaboran muchosanticuerpos”, sigue el científico de bata verde, mientras representa la respuesta inmune mientras encapsula a un virus, impidiendo su adhesión a las células.

Una vacuna es un truco que le juegan a su cuerpo. Lo engañan para que elabore anticuerpos, para que cuando aparezca el virus, no pueda infectar”, finaliza Beakman, una explicación sencilla pero poderosa sobre la forma en que funciona la inmunización a través de las vacunas.

El sistema inmunitario: la defensa del organismo contra las infecciones

Para entender cómo actúan las vacunas contra el COVID-19 es útil primero saber cómo combate las enfermedades nuestro organismo. Cuando los gérmenes, como el virus que causa el COVID-19, invaden nuestro organismo, atacan y se multiplican. Esta invasión, llamada infección, es lo que causa la enfermedad. Nuestro sistema inmunitario tiene diversas herramientas para combatir las infecciones. La sangre contiene glóbulos rojos que transportan oxígeno a los tejidos y órganos, y glóbulos blancos o inmunitarios que combaten las infecciones. Los diferentes tipos de glóbulos blancos combaten las infecciones de diferentes maneras:

  • Los macrófagos son glóbulos blancos que absorben y digieren los gérmenes y las células muertas o a punto de morir. Los macrófagos dejan en el organismo los llamados “antígenos” que son partes de los gérmenes invasores. El organismo identifica los antígenos como peligrosos y estimula los anticuerpos para que los ataquen.
  • Los linfocitos B son glóbulos blancos que actúan como defensa. Producen anticuerpos que atacan las partes del virus que dejaron atrás los macrófagos.
  • Los linfocitos T son otro tipo de glóbulo blanco. Atacan a las células del organismo que ya están infectadas.

La primera vez que una persona se infecta con el virus que causa el COVID-19, su cuerpo puede demorar varios días o semanas en desarrollar y usar todas las herramientas necesarias para combatir los gérmenes y vencer la infección. Después de la infección, el sistema inmunitario de la persona recuerda lo que aprendió sobre cómo proteger al organismo de la enfermedad.

El organismo conserva algunos linfocitos T, conocidos como «células de memoria», que entran en acción rápidamente si el organismo se vuelve a encontrar con el mismo virus. Cuando se detectan los antígenos familiares, los linfocitos B producen anticuerpos para atacarlos. Los expertos siguen estudiando para comprender durante cuánto tiempo estas células de memoria pueden proteger a una persona contra el virus que causa el COVID-19.

Cómo actúan las vacunas contra el COVID-19

Las vacunas contra el COVID-19 ayudan a nuestro organismo a desarrollar inmunidad contra el virus que causa el COVID-19 sin que para ello tengamos que contraer la enfermedad.

Los diferentes tipos de vacunas actúan de diferentes formas para brindar protección. Pero, con todos los tipos de vacunas el organismo se queda con un suministro de linfocitos T de «memoria», además de linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro.

Por lo general, después de la vacunación el organismo demora algunas semanas en producir linfocitos T y linfocitos B. Por consiguiente, es posible que una persona se infecte con el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de vacunarse, y que se enferme porque la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección.

A veces, después de la vacunación, el proceso de generar inmunidad puede causar síntomas, por ejemplo fiebre. Estos síntomas son normales y son una señal de que el organismo está desarrollando inmunidad.

Las vacunas son el instrumento más seguro y eficaz para salvar millones de vidas

También te puede interesar:

Las vacunas son el instrumento más seguro y eficaz para salvar millones de vidas