Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz, se reunió con funcionarios mexicanos

El Premio Nobel de la Paz 2006 y creador del llamado Banco de los pobres, Muhammad Yunus, informó que se entrevistó con Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia, y los secretarios de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, y del Bienestar, María Luisa Albores, a quienes expuso sus ideas sobre el desarrollo de empresas sociales a fin de que sirvan para abatir la pobreza, el desempleo y los efectos del cambio climático.

«He encontrado mucho interés sobre las iniciativas y programas que impulso en Bangladesh, en todo el mundo y también en México. Hay un marco de interés, pero no hay nada en específico, por el momento, pero la visita es para ver cómo nos podemos apoyar y avanzar más en el futuro. Vamos a darle seguimiento a las conversaciones que hemos tenido y hay muchísimas cosas en común con los objetivos del gobierno actual, entonces es simplemente es explorar el contexto mexicano para aterrizarlas”, indicó.

Consideró que hubo una reacción favorable por parte de los funcionarios y empresarios mexicanos con los que se entrevistó porque nadie se mostró cerrado o contrario a las ideas que promociona.

No obstante, aclaró que más que hacer recomendaciones a sus interlocutores de los países que visita, sean representantes de gobierno o del sector privado, sólo platica con ellos sobre las mejores soluciones en las que cree y llevar sus experiencias e inspiración a la gente. Incluso dijo que invita a los políticos o tomadores de decisiones de las naciones que visita, que vayan a Bangladesh, su país de origen, para que atestiguen, “vean y sientan” los resultados de sus proyectos en la reducción de la pobreza.

Yunus se abstuvo de opinar sobre si la austeridad o los programas sociales del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, mediante los cuales se entregan subsidios a adultos mayores, jóvenes o personas con discapacidad, serán útiles para abatir la pobreza en México al argumentar que no le gusta hablar sobre iniciativas locales que no conoce directamente.

Más que escuchar o conocer lo que localmente hace cada país, dijo que su objetivo es compartir sus experiencias y propuestas, pero consideró que México es una nación líder no solamente en la región de América Latina y el Caribe sino también a nivel global, que podría posicionarse más si toma acciones y cambios inmediatos de la mejor forma contra la concentración de la riqueza, en temas ambientales y en los negocios.

Destacó que para él resultan muy importantes los pequeños negocios familiares que pueden impulsarse no solamente desde el gobierno. Son acciones concretas que generan entusiasmo en la gente, dijo.

Incluso sostuvo que los negocios sociales no tienen que ver con qué tan fuerte o débil es la economía de un país. Todos podemos generar riqueza y valor social sin importar el tamaño de la empresa y tampoco los dividendos o las ganancias egoístas. No se trata de la capacidad de la economía, sino de la capacidad del individuo.

Yunus se encuentra en México para promover su nuevo libro Un mundo de tres ceros, refiriéndose a que es posible eliminar pobreza, desempleo y el cambio climático con acciones que deben tomarse con urgencia “porque estamos frente a una bomba de tiempo”.

Sostuvo que la humanidad no puede sobrevivir bajo un esquema económico donde solo uno por ciento de la población mundial concentra la mayor parte de la riqueza, ya que sólo genera caos y destruye el tejido social.

También se debe reflexionar, insistió, sobre la urgencia de tomar acciones sobre el medio ambiente porque es muy alto de riesgo de extinción y caos con el cambio climático.

Yunus asistió a la apertura del Consejo Nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se realizó este lunes en la Ciudad de México y aseguró que no es la primera vez que visita México ya que en anteriormente ha estado en Oaxaca, Chiapas y Puebla donde se han desarrollado proyectos basados en sus ideas.

Con información de lajornada