Prevención de adicciones: Prevenir vs Reparar

adicciones

El fenómeno de las adicciones es una de las manifestaciones sociales más preocupantes en todos los países y desafortunadamente en México el 10% de la población sufre alguna adicción

La «personalidad adictiva» es la personalidad del ser humano actual. ¿Como sería un mundo sin compulsiones, sin adicciones, sin dependencias? Ahora no lo podemos ver. En mayor o menor medida todos tenemos rasgos compulsivos que si no se detectan y se resuelven pueden convertirse en una adicción.

Una familia tarda alrededor de 7 años para aceptar que un miembro sufre de alguna adicción y aproximadamente 3 años más para buscar apoyo profesional.

Existe una «población expuesta sana», una «población expuesta de alto riesgo», «usuarios con daño moderado en su salud» y «adictos». Hay factores de riesgo individual, de riesgo familiar y de riesgo social; muchos de estos se presentan constantemente pero no son detectados o si son, no se les da la importancia hasta que ya se está en una etapa de reparación.

PREVENCIÓN: es la acción y el efecto de ver y hacer con anticipación, es decir, implica un proceso que pone en marcha los medios y condiciones apropiadas para impedir la aparición o surgimiento de un problema.

La intención de este artículo es mencionar algunas de las dinámicas desconocidas que actúan tras las adicciones, desde el enfoque sistémico transgeneracional y que pueden servir para prevenir.

El fenómeno de las adicciones es una de las manifestaciones sociales más preocupantes en todos los países y desafortunadamente en México el 10% de la población sufre alguna adicción.

adicciones

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO
Las adicciones tienen un origen multifactorial e involucran una interacción compleja entre precursores genéticos, fisiológicos y ambientales. Adictos a drogas legales, es decir aceptadas socialmente (cigarro, alcohol, calmantes) e ilegales, no aceptadas socialmente, (sustancias psicotrópicas); a juegos de azar, a comida (a componentes tales como harinas, azúcares, café, etc.); adictos al trabajo, al sexo, a relaciones interpersonales destructivas, especialmente de pareja, vigoréxicos (adictos al ejercicio), ontoréxicos (adictos a la buena alimentación) y podríamos seguir.

Permisividad, problemas de comunicación, maltrato, violencia, abusos, pobres estilos disciplinarios, rechazo parental, hogares disfuncionales, conductas antisociales, depresiones, ansiedad generalizada y otros muchos aspectos son factores de riesgo que hay que considerar como elementos idóneos para el desarrollo de adicciones.

También te puede interesar:

La historia de Robert Downey Jr, el actor que logró superar sus adicciones

DINÁMICAS INCONSCIENTES QUE ACTÚAN EN LAS ADICCIONES, DESDE EL ENFOQUE SISTÉMICO TRANSGENERACIONAL
Este enfoque ante las adicciones considera la complejidad de la interacción entre cuerpo y alma y entre la vida y la muerte. Se toma en cuenta que las causas se hallan, al menos parcialmente, en el ámbito del alma o de la historia familiar, por tanto si hay eventos o situaciones como las que se mencionan en el ámbito familiar será importante revisarlas.

  • Necesidad de pertenencia.Generaciones iguales, abuelos adictos, hijos, adictos, nietos adictos.
  • Cuando la madre se interpone entre el padre y el hijo o hija. Cuando ella inconscientemente ó conscientemente los separa.
  • Impulso de muerte. Impulso inconsciente a «seguir» a un miembro del sistema familiar que murió o que tuvo un destino trágico. (Generalmente son niños o adolescentes que murieron, cuando suicidios, abortos, homicidios, asesinatos ocurrieron en la familia)
  • Dar la vida por la madre o el padre. Cuando el hij@ inconscientemente siente que alguno de sus progenitores se puede morir, la dinámica es: «antes que tu te vayas papá o mamá me voy yo».
  • Excluidos. Personas que pertenecen al sistema familiar y no son tomados en cuenta.( Hijos abandonados, hermanos no reconocidos, etc,)

REPERCUSIONES LABORALES Y FOCOS ROJOS EN EMPRESAS Y ORGANIZACIONES

Un alto porcentaje de consumidores de drogas y alcohol tienen empleos permanentes y cumplen jornadas completas, pero se pueden ver las repercusiones laborales:

  • 30% menos de productividad laboral
  • Ausentismo 3 a 4 veces mayor
  • Accidentes más frecuentes
  • Retrasos más frecuentes
  • Gastos por enfermedad mayores
  • Sanciones disciplinarias más frecuentes

POR UNA CULTURA DE PREVENCION, POR UNA SOCIEDAD SANA
Hay situaciones que se pueden prevenir, no esperar a que se presente la enfermedad. Desarrollar una cultura de prevención es necesario en nuestra sociedad.

Sensibilizar, concientizar, organizar y participar promueven cambios, el problema no es de unos cuantos y la solución no está en unos cuantos. Reduciendo los factores de riesgo y aumentando factores de protección podemos ayudar a vivir en una sociedad sin adicciones.

«Un individuo sano es el que muestra armonía física y mental, adaptación al medio físico, social y espiritual, a sus variaciones y que contribuye al bienestar de su comunidad de acuerdo con sus cualidades y habilidades».

Prevención de adicciones: Prevenir vs Reparar