¿Qué sucede con el agua en Chihuahua?

Desde 1945, cada año se le tienen que enviar 431 hm3 de agua a Estados Unidos, y Estados Unidos tiene que enviar de vuelta 1,850 hm3. Recibimos el cuádruple de lo que enviamos. Lo establece el Tratado Internacional de Aguas de 1944.

¿Qué sucede con el agua en Chihuahua?. Esto no es una «deuda pendiente» que eventualmente se va a terminar de pagar, sino un acuerdo que se tiene que cumplir cada año.

Primero que nada, si no existieran las presas de la Federación en Chihuahua, los ríos seguirían su cauce natural, uno por ejemplo iría a Tamaulipas. Sin embargo, el desfogue reciente de esa agua NO ES para uso en Tamaulipas o Monterrey. Pero supongamos que el agua fuera para uso en Tamaulipas, que tiene de los principales yacimientos petroleros del país. ¿Que pasaría si cada estado fuera independiente y se quedara con lo «suyo»? ¿Que pasaría si mañana dijera Tamaulipas que su petróleo, sus derivados y sus ganancias son suyas? ¿Tamaulipas con su petróleo, Chihuahua con «su» agua?

Hay Partidos Políticos  que están lucrando con la ignorancia e incapacidad de análisis de la gente y de los productores, agitando y manipulando, además pagando grupos de provocadores, siendo que tuvieron GOBIERNO TRAS GOBIERNO y legislatura tras legislatura para modificar el acuerdo, y ellos también tuvieron que enviar la misma agua cada ciclo cuando gobernaron Vicente Fox y Felipe Calderón. No importa quién sea presidente o gobernador mientras el tratado esté en vigor: tenemos que pagar esa agua.

El agua y las presas son de competencia federal. Chihuahua y todos los estados crearon a la Conagua para construir y administrar las presas, y garantizar el agua basándose en criterios técnicos, no en un mantra irrisorio de «ni una gota para X estado» o «no se lleven nuestra agua». La Conagua sabe cuándo y cuánto llueve en Chihuahua porque es la autoridad que administra las presas de Chihuahua. Y también sabe cuánta agua se requiere para los ciclos agrícolas.

El tratado dice que no debe presentarse un adeudo durante 2 períodos consecutivos. En el período de 2010 al 2015, México no cumplió a pesar de que se tenía agua suficiente en las presas internacionales y que a través de un acuerdo (conocido como “Papelazo”) debieron y pudieron haber sido cedidas a Estados Unidos, pero de manera inexplicable e injustificada esto no se hizo, por lo tanto, en el presente ciclo (2015-2020) es mandatorio que se entregue a cabalidad el volumen pactado. Durante los 76 años del Tratado solamente en una ocasión se presentó adeudo en dos ciclos consecutivos, pero esto se debió a una sequía y en ese entonces las presas se encontraban vacías.

Hay problemas con el agua en Chihuahua. Pero el problema no es el agua que enviamos desde hace más de 70 años. El problema es que los ricos tienen Chihuahua —que es un desierto— lleno de nogaleras, pozos clandestinos ilegales y hasta viñedos. Sin mencionar la planta de Heineken en Meoquí, la de Coca-Cola y la de Bafar.

¿En qué se basan quienes se oponen a la lógica? ¿Por qué los que se oponen no tienen números y datos en la mano? ¿Por qué no dejan la palabrería y demuestran con datos cuánta agua hay en las presas y cuánta se necesita para el ciclo agrícola? Manipulación política en vista de las elecciones del 2021, por eso siempre que hay conflictos, aparecen diputados blanquiazules azuzando a la gente y usándola como carne de cañón.

Chihuahua no construyó las presas y el agua en ellas no es de Chihuahua. El agua es de TODOS.

Revista La Araña Teje. 

LEE Fuentes:

Las compuertas de la presa La Boquilla deben de ser abiertas por la Conagua para cumplir con el Tratado Internacional de Aguas de 1944 con Estados Unidos

¿Qué sucede con el agua en Chihuahua?. En los últimos días la presa la Boquilla, en Delicias, Chihuahua es resguardada por personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de la Guardia Nacional luego de que agricultores han mostrado su rechazo para se abran las compuertas de la presa al asegurar que sus cultivos podrían estar en riesgo ante la escasez de agua.

Las compuertas de la presa deben de ser abiertas por la Conagua para cumplir con el Tratado Internacional de Aguas de 1944 con Estados Unidos.

Según ejidatarios y habitantes de la zona de Camargo, La Cruz, Delicias y San Francisco de Conchos, Conagua pretender extraer mil millones de metros cúbicos para el pago del líquido a los Estados Unidos y con ello se afectaría sus cultivos.

Se registró una riña entre agricultores con elementos de la Guardia Nacional que resguardaban la presa para evitar que abrieran las compuertas y desfogar el agua.

Ante el conflicto, el gobernador Javier Corral informó que gestiona ante la Conagua para que no se abran las compuertas de La Boquilla.

El mandatario estatal, indicó que hará las gestiones necesarias ante la directora General de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez Cisneros, con el propósito de que no se tomen medidas unilaterales, como es la apertura de compuertas de la presa, para el cumplimiento del Tratado Internacional de Aguas de 1944.

Corral solicitó a la Conagua se privilegien acciones que no afecten a los usuarios e indicó que las medidas a tomar deben realizarse de manera consensuada, como fruto de los acuerdos que se alcancen en las mesas de trabajo.

Por su parte, Cruz Pérez Cuéllar, senador morenista hizo un llamado a la Conagua para que se abstenga de extraer agua de la presa La Boquilla y a privilegiar el diálogo para no afectar a los productores chihuahuenses.

Pérez Cuéllar urgió que no se agote el diálogo, que se sigan con las mesas de trabajo y evitar el uso de la fuerza pública.

AMLO confirma extracción

«Los acuerdos se cumplen, si tenemos firmado un tratado, tenemos que cumplir, productores de Chihuahua, no se dejen manipular, hay agua suficiente para el riego este año, no habrá escasez de agua y podemos con los excedentes cumplir con el compromiso que tenemos a  partir del acuerdo de 1944; que no se preste a la politiquería, hay de Morena, del PRI, del PAN porque ya se acercan las elecciones y quieren presumir con sombrero ajeno», dijo esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, por la apertura de La Boquilla.

Reitero que el agua será entregada a Estados Unidos, como se tiene contemplado en el tratado, y pidió que no sea un tema que se preste a la «poliquetería» por la presencia de actores políticos.

El mandatario dejó en claro que si supiera que los productores de Chihuahuase fueran a quedar sin agua él mismo pediría a su homólogo estadounidense, Donal Trump, una prórroga.

Afrontando la creciente amenaza de los conflictos por el agua