Salud bucal: una ventana a la salud general

Tu salud bucal es más importante de lo que crees. Conoce cómo la salud de la boca, los dientes y las encías puede afectar tu salud general

Si la higiene y el cuidado de la boca y los dientes brillan por su ausencia, puede haber pérdida de piezas por caries o periodontitis, entre otros problemas.

Mucha gente cree que la mala salud bucodental forma parte del proceso normal de envejecimiento; sin embargo, el hecho de tener una dentadura con caries o incompleta cuando se alcanza la vejez no es consecuencia de la edad, sino de una deficiente higiene y un escaso o nulo cuidado de la boca y los dientes a lo largo de la vida.

Según la Federación Dental Internacional, la salud bucodental es un componente fundamental de la salud y el bienestar físico y mental, e incluye, entre otros aspectos, la capacidad de hablar y sonreír, oler, saborear, masticar y tragar alimentos, y transmitir, con confianza y sin dolor, incomodidad ni enfermedad del complejo craneofacial, una serie de emociones mediante las expresiones faciales.

También te puede interesar:

Mala salud bucal, asociada a problemas del corazón

Por ejemplo la incidencia máxima de edentulismo (pérdida parcial o total de los dientes) se da en personas de 65 años o más, y algunos estudios identifican esta pérdida de dientes con una incidencia más alta de mortalidad. Por eso es tan importante difundir la idea de que una buena salud bucodental es un factor clave para tener un envejecimiento saludable, pues está relacionada estrechamente con la salud general.

Baja eficiencia masticatoria

Con el envejecimiento, las papilas gustativas en la lengua disminuyen, por lo cual hay una pérdida parcial de los sentidos del olfato y el gusto (los sabores dulces y salados se perciben menos), y los dientes sufren atrición (desgaste).

Si, además, la higiene y el cuidado bucodentales brillan por su ausencia, puede haber pérdida de piezas por caries o periodontitis (infección de las encías). Y si se pierde un diente, el que está junto comenzará a inclinarse y a correr cada vez más riesgos de perderse también.

Todo esto propicia una baja eficiencia masticatoria, o sea, una dificultad para masticar los alimentos, y, por consiguiente, una alteración del estado nutricional de la persona.

Pocos modelos preventivos

De acuerdo con la académica universitaria, por la falta de higiene y cuidado de la boca y los dientes, así como por el consumo de medicamentos para tratar alguna enfermedad crónica o de otro tipo, los principales problemas bucodentales entre los adultos mayores son el cáncer bucal, las lesiones en la mucosa oral, la caries coronal y la radicular (en la corona y la raíz de los dientes), la periodontitis, la gingivitis (inflamación de las encías), la xerostomía (sensación de sequedad bucal), el edentulismo, las prótesis mal ajustadas y las restauraciones defectuosas.

A pesar de que, con el paso del tiempo, los problemas de salud bucodental de los adultos mayores se pueden volver más complejos para atenderlos y, por lo tanto, más caros, se dispone de muy pocos modelos preventivos dirigidos a aquéllos.

Es más, la salud bucodental no está incorporada a las estrategias de promoción de la salud del gobierno federal. Así, muchas personas con dolor dental terminan sufriendo la pérdida de una pieza, lo cual afecta su calidad de vida.

Se debe considerar que las enfermedades bucodentales comparten factores de riesgo, como el consumo de azúcares y el tabaquismo, con ciertas enfermedades crónicas, como diabetes y cáncer. De ahí la necesidad de que la salud bucodental se integre a las estrategias de promoción de la salud del gobierno federal y sea promovida, con un enfoque preventivo, especialmente entre los adultos mayores.

Por último, hay que señalar que una buena salud bucodental contribuye a mejorar la autoestima, la capacidad de expresión, la comunicación y la estética facial de las personas, entre otras cosas.

Se ha visto que incluso personas con una prótesis no funcional no dejan de ponérsela antes de salir a la calle o de convivir con sus amigos, porque están convencidas de que con ella se verán mucho mejor.

Condiciones de salud

La caries no tratada en dientes permanentes es la primera condición de salud a nivel mundial: afecta a 35% de la población
La periodontitis severa es la sexta: afecta a 10.7%
La caries no tratada en dientes temporales (es decir, en niños) es la décima: afecta a 9%
La pérdida de dientes severa es la trigésimo sexta: afecta a 2.3%

Ocho de cada 10 adultos en Cancún tienen problemas de caries e higiene bucal, lo que deriva en problemas de salud gastrointestinal, debido a que en la boca empieza el proceso de digestión.