¿Servirán verdaderamente las computadoras cuánticas a la humanidad?

Aprovechemos esta etapa inicial de su desarrollo para evitar los errores de los trastornos tecnológicos del pasado.

Desde los tiempos más remotos de la historia humana registrada, las nuevas tecnologías se han utilizado por razones tanto positivas como negativas.

Científicos como Robert Oppenheimer, cuyo trabajo finalmente condujo al desarrollo de armas nucleares, han sido muy conscientes de cómo la sociedad puede aprovechar la tecnología de manera que plantee desafíos éticos.

Nuestra experiencia con las computadoras no es diferente. Las nuevas tecnologías han hecho la vida más fácil de muchas maneras, sin embargo, podemos ver que cuando faltan los controles, se pueden producir resultados sociales imprevistos.

Ahora estamos en el umbral de una nueva era de tecnología informática más poderosa que cualquier otra que la precedió: la era de la computación cuántica. Sin embargo, esta vez tenemos la oportunidad de detenernos y pensar detenidamente sobre el uso ético de una tecnología transformadora hoy en día, mientras aún podemos dar forma al futuro.

Cómo Corea del Sur destronó a Alemania como el país más innovador del mundo

Nicholas Niggli, subsecretario general de la República y el Estado de Ginebra, un cantón suizo, cree que es posible dar un paso atrás y anticipar toda la amplitud del posible impacto de las nuevas tecnologías. Cita el ejemplo de Henry Dunant, cofundador de la Cruz Roja. Dunant vio el impacto del armamento moderno en la guerra y concibió la Convención de Ginebra como una forma de inculcar reglas diseñadas para mitigar el nuevo y temible desarrollo de la guerra mecánica.

https://www.revistagenteqroo.com/cerebros-de-insectos-nos-ensenaran-como-hacer-robots-inteligentes/
¿Servirán verdaderamente las computadoras cuánticas a la humanidad?

La palabra disruptiva no se acerca a describir el impacto de las tecnologías cuánticas. Nos hemos acostumbrado a describir nuevas aplicaciones en sectores como las finanzas y la banca como «disruptivas», pero este término es inadecuado en el contexto de la computación cuántica. Ahora existe un consenso informado de que el impacto de las computadoras cuánticas en toda una franja de la experiencia vivida por la humanidad será similar a una revolución industrial a una escala aún mayor que cualquier cosa que hayamos experimentado anteriormente.

Avena: beneficia la digestión y ayuda a la pérdida de peso

Hoy en día existen literalmente docenas de procesadores cuánticos en todo el mundo, y es probable que cientos más se presenten este año y el próximo. Muchas de estas computadoras aún son experimentales, pero compañías como IBM, Honeywell y Google han publicado hojas de ruta que llevarán los dispositivos de las primeras etapas de la actualidad a otros que tendrán un impacto en el mundo real. También hay docenas de empresas emergentes en todo el mundo que han recaudado capital para construir una computadora cuántica, incluidas IQM en Finlandia, OQC en el Reino Unido y Xanadu en América del Norte.

La computación cuántica probablemente hará sentir su presencia inicial en áreas como el desarrollo y descubrimiento de fármacos, la ciencia de los materiales para desarrollar mejores baterías y el secuestro de carbono. También amplificará el poder de la IA en muchos campos, incluido el procesamiento real del lenguaje natural y los problemas de «optimización», por ejemplo, enrutar de manera eficiente miles de camionetas de reparto. Ciertos usos de las computadoras cuánticas ya están entrando en la vida real. La generación de claves no pirateadas para la ciberseguridad es solo un ejemplo.

¿Servirán verdaderamente las computadoras cuánticas a la humanidad?
¿Servirán verdaderamente las computadoras cuánticas a la humanidad?

Con el aumento del poder computacional sin precedentes, habrá nuevas áreas importantes de preocupación ética, incluida la aceleración de la manipulación del ADN humano (¿queremos permitir que las personas «editen» sus características físicas, por ejemplo?); la creación de nuevos materiales para la guerra; o una presencia de IA intrusiva en la mayoría de las actividades humanas.

Jeff Bezos “abandona” Amazon para concentrarse en los viajes al espacio con Blue Origin

La descripción frecuentemente citada de Newton de la enormidad de lo que nos espera es sorprendentemente apropiada en este contexto: No sé lo que pueda parecerle al mundo; pero a mí me parece que sólo era como un niño jugando en la orilla del mar y entreteniéndome de vez en cuando encontrando un guijarro más liso o un caparazón más bonito que el ordinario, mientras el gran océano de la verdad yacía sin descubrir ante mí.

El potencial de la computación cuántica se ha convertido en un problema geopolítico. Los programas nacionales de todo el mundo, desde EE. UU. Hasta China, desde el Reino Unido hasta Japón, destacan los esfuerzos nacionales a expensas de una perspectiva global. Se están asignando enormes sumas de dinero a programas de investigación nacionales, a veces duplicados.

Uno de los mayores desafíos en la computación cuántica será determinar cómo podemos evitar una situación en la que un grupo de élite de personas o países controle las tecnologías cuánticas.

Es cierto que una vez que las computadoras cuánticas efectivas estén disponibles universalmente, los medicamentos y vacunas para protegernos de algunas de las enfermedades más horribles como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer y COVID-19 se desarrollarán de manera más efectiva y rápida de lo que es posible hoy. Sin embargo, si los problemas relacionados con la tragedia experimentada por la sociedad durante el año pasado pueden servir como algún tipo de catalizador, debemos empezar a pensar en cómo podemos asegurarnos de que toda la humanidad pueda beneficiarse de los avances científicos. ¿Servirán verdaderamente las computadoras cuánticas a la humanidad?

Reino Unido tendrá el primer “aeropuerto” para drones y taxis aéreos

Algunas de las preguntas más obvias son:

¿Cómo nos aseguramos de que los beneficios de la computación cuántica lleguen a la sociedad en su conjunto y no solo a pequeñas porciones? ¿Cómo nos aseguramos de aplicar los principios de diversidad en todo el ecosistema cuántico que se está desarrollando ahora? ¿Qué sucede cuando la IA pasa de una mera hipótesis utilizada en áreas triviales, como recomendaciones de compras, a áreas críticas, incluido el procesamiento del lenguaje consciente del significado que conduce al punto en que las máquinas tienen poderes de comunicación inimaginablemente mayores que cualquier cosa que hayamos experimentado? ¿Qué pasa con la extensión de la longevidad humana, una realidad que la capacidad de la computación cuántica para modelar estados moleculares podría hacer más realizable? Estas implicaciones de gran alcance solo subrayan la importancia de las intervenciones éticas oportunas. Estábamos dormidos al volante en los albores de la era de Internet a mediados de la década de 1990, pero podemos aprender lecciones del pasado inmediato. Imagínese si tuviéramos acceso a una máquina mágica del tiempo y pudiéramos ser transportados de regreso a 1995, ¿habríamos dejado que las cosas se desarrollaran de la manera en que lo han hecho?

Necesitamos permanecer despiertos al volante esta vez y estar siempre atentos, listos para abordar las amenazas, mitigar los posibles daños y extender el bien potencial universalmente para que podamos ofrecer tecnologías cuánticas que brinden el mayor beneficio a la mayoría de las personas.

A continuación se muestra un avance de la película Quantum Ethics: A Call to Action, que presenta al autor.

Vía | Scientificamerican

TAMBIÉN LEE:

https://www.revistagenteqroo.com/la-historia-de-panda-express-la-cadena-de-comida-rapida-china-mas-grande-del-mundo/