China: única economía con crecimiento

China puede ser la única economía importante que haya registrado un crecimiento este año… y el mundo necesita al gigante asiático más que nunca.

China: única economía con crecimiento. Los datos económicos publicados este martes parecían sólidos y en línea con las previsiones. Las optimistas proyecciones de un fuerte repunte mundial en 2021 dependen de que Beijing mantenga este impulso.

La mayor parte del tráfico de otras economías desarrolladas va por el camino equivocado, debido a las restricciones destinadas a suprimir la ola actual de infecciones por COVID-19. Existe una perspectiva de recesiones en Alemania y Japón, y el repunte de Estados Unidos ha ido perdiendo fuerza. Con grandes interrogantes sobre tres de las cuatro mayores potencias comerciales, China es el jugador indispensable.

China puede ser la única economía importante que haya registrado algún crecimiento este año. Los nuevos datos mostraron que la producción industrial subió un 7 por ciento en noviembre con respecto al año anterior y las ventas minoristas avanzaron. La inversión en activos fijos aumentó un 2.6 por ciento en los primeros 11 meses de 2020, en comparación con el mismo periodo en 2019. Todas estas cifras coincidían con las previsiones de los economistas; eso no quita para nada su importancia. El sólido aumento del 5 por ciento en las ventas minoristas con respecto a hace un año es particularmente alentador, dado que los consumidores llegaron tarde a la recuperación que comenzó en el segundo trimestre.

Al revisar la escena global, la segunda economía más grande del mundo se destaca aún más. Contrasta con la decisión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes estatales de imponer un duro bloqueo que cerrará la mayoría de los minoristas a partir del miércoles. Es un golpe especialmente duro, considerando que el regreso del primer cierre no se ha afianzado. Se ha animado a las escuelas a tomar largas vacaciones. Una contracción en el cuarto trimestre está en juego después de los descensos del Producto Interno Bruto durante la primera mitad de 2020.

China aprueba medicina con bilis de oso para Covid-19

Las cosas también se ven sombrías en Japón, donde las nuevas infecciones diarias superaron las 3 mil por primera vez el sábado. El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, se ha visto obligado a suspender su iniciativa económica insignia, un programa de viajes nacionales subvencionado llamado ‘Go To’. Pocas personas salen a alguna parte. Tokio pidió a los restaurantes y bares que continúen con el horario reducido hasta el 11 de enero. El golpe a la economía, que nunca se recuperó realmente de un aumento del impuesto al consumo en 2019, será significativo. También es un mal augurio para Suga, que ha luchado por revertir una caída en la posición del Gobierno desde que reemplazó a Shinzo Abe hace unos meses.

China: única economía con crecimiento. En Estados Unidos, las mejoras en el mercado laboral parecen estancadas. Las cifras de la semana pasada mostraron que las solicitudes de beneficios por desempleo aumentaron, superando las estimaciones con el nivel más alto desde septiembre. Si el Congreso no puede llegar a un acuerdo sobre un paquete de ayuda federal adicional para fines de diciembre, millones de estadounidenses podrían comenzar el nuevo año con beneficios por desempleo vencidos. Como si el presidente electo de EU, Joe Biden, no tuviera suficiente con lo que lidiar.

Los críticos sostienen que el presidente del gigante asiático, Xi Jinping, pudo cerrar China y reabrir por capricho a principios de año debido al sistema político autoritario; hay algo de verdad en eso. O que sus estadísticas son ficción, aunque pocos economistas objetan la dirección general de las cifras publicadas en estos días. Lo que más importa es que la economía, al menos, está aguantando y probablemente le irá mucho mejor que eso.

En China los bellboys han sido reemplazados por robots parlantes