El Gobierno de Nicaragua ofrece a la oposición liberar a los presos políticos

Daniel Ortega descarta adelantar elecciones pero ofrece concesiones. Niega que haya detenidos por participar en las protestas, y cambiar la ley electoral

El Gobierno de Nicaragua ha publicado este sábado (09.03.2019) un listado de cinco medidas de reforma política para impulsar el diálogo con la oposición. Entre las medidas se incluyen cambios en la normativa electoral, en la justicia y reparaciones, pero a cambio pide la retirada de las sanciones internacionales. Y asegura hacer sus planteamientos de cara a la negociación «tomando en cuenta que las elecciones presidenciales y legislativas están establecidas para el 2021».
Es decir, la agenda excluye cualquier adelanto de elecciones, como piden tanto la oposición como Estados Unidos y sus aliados. Washington incluso ha aplicado sanciones a altos cargos del gobierno nicaragüense y a empresas vinculadas a la petrolera venezolana PDVSA. El primer punto de la agenda es la aplicación de reformas electorales según los planteamientos de la Organización de Estados Americanos (OEA), una medida a la que el Gobierno ya había accedido a finales de 2017, pero que había suspendido a raíz de la crisis política surgida en el segundo trimestre de 2018 con protestas multitudinarias.
Además, el Gobierno expresa su disposición a la liberación de los presos en el contexto de lo que denomina «los hechos delictivos acontecidos a partir de abril de 2018 en contra del Estado de Nicaragua», especificando que se trataría de aquellos «que aún no han sido juzgados», mientras que en el caso de los ya juzgados «se revisarán sus expedientes» para no generar «impunidad». Sin embargo, no reconoce que haya manifestantes presos, detenidos por ejercer su derecho a la protesta, como ha denunciado la Alianza Cívica.
En el punto cuatro, el Gobierno pide a la comunidad internacional «suspender toda sanción» y el quinto incluye el compromiso de implementar y cumplir todos los acuerdos que se adquieran en el diálogo con la oposición. El anuncio es unilateral a pesar de que la «ruta del diálogo» aprobada la semana pasada estipulaba que solo sería publicado lo aprobado por consenso por las dos partes en la negociación. La Alianza Cívica, que aglutina a los movimientos opositores, anunció este viernes que reconsiderará su participación en las negociaciones con el Gobierno tras la decisión de la Conferencia Episcopal de Nicaragua de no participar en ese proceso.
Con información de EFE