EL sistema aduanero está infestado de corrupción, la limpia ha llevado tiempo

Con la renuncia del director de Aduanas del Sistema de Administración Tributaria en el escritorio, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como un “monstruo de 100 cabezas” la red aduanera en México en la que hay “mucha corrupción”.

La víspera corrió como pólvora la versión de que Ricardo Ahued dejaría la dirección de la oficina aduanera para regresar a su escañó en el Senado, del que pidió licencia para tomar el encargo a inicios del sexenio.

“Aduanas, es un problema similar a los homicidios”, equiparó el presidente desde Palacio Nacional en la Ciudad de México, en el marco de su tradicional conferencia de prensa.

En el caso de las aduanas vienen una limpia, porque se han hecho intentos, el hasta ahora director de aduanas es una gente íntegra, pero es un monstruo lo de aduanas, de 100 cabezas. Que la aduana de Manzanillo, que la aduana de Lázaro Cárdenas, que la aduana de Tijuana, si les contara… algún día lo voy a hacer, ahora no, más adelante, todo lo que sucede, porque se fueron haciendo costumbres estos actos de inmoralidad, se fue costumbre el influyentismo, pero lleva muchísimo tiempo y no cambió, lo del 2000 fue un engaño, hablaron de cambio pero fue más de lo mismo o peor, siguió lo mismo”, expresó.

La mañana del viernes, el secretario de Seguridad Pública informó sobre el estatus de los índices de criminalidad y acusó que la corrupción es el principal motor de las estadísticas negativas, situación de la que no se excluyen las aduanas.

“Desde cuándo está eso (influyentismo), las presiones de estados para poner a un conocido cercano para poner a un director de la aduana, pues todo eso se tiene que terminar. Ha costado trabajo, es lo que sucedía y ha mejorado mucho en migración y va a seguir limpiándose migración y es lo que vamos a seguir haciendo en el SAT. Nada de que ‘debo impuestos pero no voy a pagar'», secundó el presidente.

Lleva tiempo, pero ya empezó la limpia”, agregó López Obrador.

Sobre la partida de Ricardo Ahued de la dirección de aduanas, López Obrador justificó que es por un deseo del funcionario de regresar al Legislativo.

Ricardo Ahued me pidió que quiere estar en el Senado. Es un hombre íntegro, una gente buena, un hombre honesto, fue legislador en Veracruz en los tiempos de la gran corrupción y siendo legislador votó en contra de la aprobación de la cuenta pública de un gobernador y es una gente respetable, pero quiere ayudar en el Senado, él es senador de la República, ganó de mayoría, es muy querido, muy estimado. Entonces vamos a proponer un cambio en aduanas”, dijo.

“Hoy voy a tener una reunión con el senador Ahued, también nos va a hacer una visita y va a coincidir el senador Ricardo Monreal, entonces vamos a platicar, es otro tema”, concluyó.