«Estamos frente a una crisis generalizada del capitalismo democrático mundial y del no democrático, como el de China»