Carlos Joaquín: ¿Futuro Gobernador?

Tres años son insuficientes para una administración municipal y es por ello que se está planteando la extensión del periodo a cuatro años, como sucede en la mayoría de los países del mundo.

Resulta injusto tratar de realizar un balance sobre la gestión gubernamental de un trienio en tan solo una entrevista. Seguramente quedarían muchísimos temas fuera, sin embargo, a punto de entregar el municipio de Solidaridad al próximo alcalde, el Contador Público Carlos Joaquín, accedió a participar en una mesa redonda con algunos de los integrantes del Consejo Editorial de la revista Gente. Aquí el resultado de tan enriquecedor ejercicio periodístico donde los propios Consejeros fueron quienes elaboraron las preguntas.

1.Ahora, casi al final del trienio, ¿qué cambiaría si iniciara de nuevo, es decir, tras ésta experiencia y en caso de ocupar en un futuro otro puesto público de alta responsabilidad, ¿qué quitar, qué agregar, es suficiente un periodo de tres años?

Está demostrado que tres años son insuficientes para una administración municipal y es por ello que se está planteando la extensión del periodo a cuatro años, como sucede en la mayoría de los países del mundo. Uno recibe el gobierno con un presupuesto planificado y aprobado por la administración anterior de acuerdo a sus propios tiempos; recién en el segundo año de gobierno uno puede aplicar y desarrollar sus propios números a los nuevos proyectos y cuando éstos ya están por ejecutarse, prácticamente se está entregando la administración a las nuevas autoridades electas.

Algunos estados ya están estudiando la modificación del periodo de mandato y creo que será parte de la reforma política que se discute en el Congreso de la Unión. Estoy convencido que es necesaria. Otro tema que pondría a debate sería la sesión de mayores facultades a los municipios, principalmente en el tema hacendario.

2.Una gran cantidad de hoteles fueron inaugurados en este periodo, sin embargo, pareciera que la riqueza no se queda en el municipio, que las enormes utilidades se van incluso del país, si bien generan empleos ¿cómo lograr que los grandes consorcios participen en el desarrollo de la infraestructura?

Uno de los temas que se están debatiendo actualmente en la agenda internacional está relacionado con la responsabilidad social de la empresa, que en pocas palabras es precisamente lo que me preguntan. ¿Cuál es la participación de la empresa, en este caso hotelera, dentro de la comunidad donde se encuentra asentada? En lo que cabe a Solidaridad, debemos reconocer que las relaciones que el gobierno municipal mantiene con las cadenas hoteleras son muy buenas. Ellos han apoyado permanentemente las iniciativas que hemos puesto en marcha en beneficio de la comunidad. Han sido sumamente solidarios frente a los desastres naturales sufridos y han apoyado los programas sociales que se han puesto en marcha, principalmente en la zona de transición y la Zona Maya.

3.Rodearse de un equipo de trabajo eficiente, quizá es la clave para lograr resultados, a veces los ciudadanos percibimos que en puestos delicados se pagan favores políticos en lugar de contratar expertos en cada área, con perfil técnico, cómo logar un equilibrio?

Estoy muy orgulloso de haber contado con un equipo de colaboradores de primer nivel, altamente calificados para la función que desempeñaron y sobre todo con un fuerte compromiso social hacia la labor que desarrollaban. Hemos sido un equipo que ha trabajado con responsabilidad fiscal y credibilidad monetaria. Estoy muy orgulloso también de haber podido incorporar a la mujer en las decisiones de gobierno y que más del 40 por ciento de mis colaboradores de primer nivel fueran mujeres, profesionistas, y que brindaron un importante aporte a nuestra gestión.

4.¿Cuál fue la problemática constante, aquél dolor de cabeza que ocupaba prácticamente todo el tiempo del Presidente Municipal?

No hay duda que una de mis permanentes preocupaciones fue y ha sido, reafirmar mi lema de campaña y de gobierno. «Trabajamos para servirte para que vivas mejor». Día a día nuestra labor estuvo dirigida para que las obras, los servicios públicos, los ingresos del municipio y el crecimiento que ha tenido el mismo fuera para beneficio de la gente. Más que un deseo se convirtió en una convicción que la hicimos con pasión. Nos sentimos orgullosos que la gente haya entendido nuestro trabajo y que hoy viva mejor.

5. Un municipio con más del 20% de incremento en su población anual podría resultar abrumador, ¿cómo impactó en las obras y las finanzas este crecimiento desmesurado, por cierto el más alto del país

Efectivamente, -acorde a los índices de las Naciones Unidas-, Solidaridad es considerado como la región de mayor crecimiento en América Latina y uno de los mayores del mundo. Nuestro crecimiento ha sido abrumador como bien destacan, pero lo que más nos preocupa no es cuánto se crece sino cómo se crece. Nuestra política de gobierno ha estado dirigida a un crecimiento ordenado, con servicios públicos de primer nivel, con mejores condiciones de vida para nuestra población buscando, en todo momento una armonía social.

El impacto se ha visto reflejado en más escuelas, en toda la colonia Colosio pavimentada, con iluminación, con obras en la zona maya que abarcan centros de salud en todas sus poblaciones, bibliotecas y casas de la cultura que enraízan nuestras tradiciones y con caminos que intercomunican sus poblados. A través del DIF en centros de asistencias social para niños, adultos mayores y mujeres. También a través de trazar planes de desarrollo urbano para el futuro de Tulum y Akumal. Cuando decimos «Ahora Vivimos mejor» estamos reflejando ese equilibrio entre crecimiento y orden por el que trabajamos tanto.

6. La pregunta es inevitable, luego de una gestión municipal, el paso natural sería una gubernatura. Quizá es prematuro hablar de ello, pero quizá sería bueno que los prospectos a administrar un estado, se vayan preparando en las diversas áreas que luego tienen que coordinar. ¿Qué sigue para Carlos Joaquín?

Dejo la Presidencia Municipal con la serenidad de un demócrata, con la conciencia de que entregué lo mejor de mí, sin descanso, para cumplir las metas que propuse a mis conciudadanos. Dijimos que trabajaríamos por un Solidaridad mejor y más justo y creo que el Solidaridad de hoy es otro.

Finalizo mi mandato con la satisfacción de haber cumplido cada uno de mis compromisos de campaña y dejar un municipio en crecimiento, ordenado, con servicios públicos de primera y con una calidad de vida en donde la gente vive mejor Estos años de gobierno me han permitido convivir cotidianamente con las necesidades de la gente y trabajar para que Solidaridad sea hoy considerado un municipio de vanguardia en el sureste del país. También fueron tiempos en donde reafirmé mi vocación de servicio y mi sensibilidad social para ayudar a los que más lo necesitan.

Gobernar, lo he dicho muchas veces, es tener una visión del futuro de la historia, gobernar es tener una idea en este caso de nuestro municipio y de nuestro Estado, un proyecto que se nutre y se hace carne con el contacto cotidiano de la gente. Esta idea, este proyecto, se constituye para el gobernante en un norte, en un horizonte nítido para tomar las decisiones adecuadas que permitan enfrentar dificultades, que ayude a avanzar con más claridad. Ese ha sido el trabajo que hemos podido realizar de la mano del gobernador Felix Gonzalez Canto.

Tenemos una idea de Quintana Roo, de su historia y de su futuro. La hemos compartido cotidianamente en beneficio de todos. Hemos recorrido gran parte del camino, pero queda tanto por hacer, tantos problemas por resolver! Me gusta mirar y pensar a largo plazo y al futuro. Y cuando ese futuro se conecta con el presente, ahí estaremos atentos a cumplir las responsabilidades que nos permitan continuar siendo útiles para nuestro Estado y nuestra gente.