Una mentira que afectó la economía

¿Cómo una mentira hizo que pusieran en confinamiento a todo un estado de Australia?

Una mentira que afectó la economía. Adelaide, junto al resto de Australia Meridional, entró en confinamiento hace días. Se decidió ordenar la medida en todo el estado porque un hombre infectado con covid-19 mintió sobre su vínculo con una pizzería. Como en Europa se vive la segunda ola del Coronavirus, las autoridades sanitarias tomaron decisiones rápidas antes tener de consecuencias fatales; el cierre comenzó después de que se detectaran 36 infecciones, incluidos los primeros casos adquiridos localmente desde el pasado mes de abril. Y… ¿Cómo todo un estado cayó en semejante trampa?  La drástica medida se habría evitado si el hombre en cuestión hubiera dicho la verdad: que trabajaba haciendo turnos en la pizzería en lugar de afirmar que solo la había visitado para comprar una pizza. 

UNA MENTIRA AFECTÓ LA ECONOMÍA LOCAL

La diferencia es abismal pues esta información errónea llevó a los funcionarios de salud a asumir que el hombre había contraído el virus durante una exposición muy breve, por lo que la cepa debía ser muy contagiosa. Vaya, estaban operando con la premisa de que la persona simplemente había ido a una pizzería, con una exposición muy corta y se había marchado habiendo contraído el virus. Ahora se sabe que era un contacto muy cercano de otra persona que había sido confirmada como positiva con covid, lo que cambia sustancialmente la dinámica. Si esta persona hubiera sido sincera con los equipos de rastreo de contactos, no hubieran entrado en un estricto confinamiento de seis días. Claro, cuando descubrieron la verdad, los funcionarios -incluyendo al primer ministro de Australia Meridional- estaban más que furiosos… 

10 frases reveladoras que indican que alguien no te está diciendo la verdad

HASTA SIN PROPÓSITO SE MIENTE

La mentira -en el caso de los mentirosos patológicos- es un acto inconsciente por adicción a mentir pero… mentir con frecuencia es un síntoma de varias enfermedades mentales. Por ejemplo, las personas que sufren de trastorno de personalidad antisocial utilizan las mentiras sencillamente porque necesitan afecto… Pero hay quienes se acostumbran tanto a mentir, que lo hacen incluso cuando no hay un propósito claro y cuando sus mentiras son muy fáciles de descubrir, dejando a la gente confundida por el grado de sus engaños. Y… esto aplica a cualquier ámbito de la vida: personal, familiar, laboral y claro, en política…

LA MENTIRA HA TUMBADO DEMOCRACIAS

Una mentira que afectó la economía. Expertos en psicología como David J. Ley han resaltado que, decir la verdad se siente como renunciar al control. Con frecuencia la gente dice mentiras porque están intentando controlar la situación y ejercer influencia para llegar a las decisiones o reacciones que quieren. La verdad puede ser «inconveniente» porque podría no ir de acuerdo con su narrativa o sus intereses. Pero también sucede algo muy en lo individual: no quieren decepcionar. la gente que dice una mentira tras otra con frecuencia están preocupados por perder el respeto de quienes los rodean. Quieren agradar, impresionar y ser valorados. Y les preocupa que la verdad podría llevar al rechazo o a ser avergonzados, nada más que, de ahí se desprende una avalancha de mentiras. 

AL MENTIR, SE PIERDE LA CONFIANZA

Decimos una mentira pequeñita, pero luego, para cubrir esa mentira, tenemos que decir otra, luego otra y luego otra, cada una se va haciendo más y más grande. Finalmente, terminamos discutiendo sobre el color del cielo, porque admitir que se mintió crea el potencial de que se derrumbe todo el castillo de naipes y que hay motivos para no confiar… La cuestión es que, para funcionar efectivamente en el mundo real, también necesitamos que la gente aprenda a ser más honesta. Dicen que una mentira repetida muchas veces, se convierte en verdad pero… ¿en serio queremos vivir en un mundo de mentiras que puedan hasta dañar la economía como sucedió en Australia?

*Yvette Hesse E. Directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q.Roo, revista de negocios y política. 

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

Una investigación de ‘The Washington Post’ revela 18 años de mentiras en la guerra de Afganistán