Alemania necesita más de 260.000 inmigrantes anuales en los próximos 40 años

ALEMANIA

Debido al envejecimiento de la población de la primera economía de Europa, la oferta de empleados se reducirá en casi un tercio hasta 2060 si no se incorporan trabajadores extranjeros.

Alemania necesitará que 266.000 inmigrantes lleguen anualmente al país en los próximos 40 años para compensar el envejecimiento de la población y cubrir las necesidades de mano de obra, revela un estudio presentado este martes (12.02.2019) por la Fundación Bertelsmann.


Según el informe, se espera que hasta 2060 lleguen a Alemania 114.000 personas de otros países de la UE y se requerirá además 152.000 inmigrantes de terceros países cada año.


Debido al envejecimiento de población de la primera economía de Europa, la oferta de empleados se reducirá en 16 millones de personas hasta 2060 si no se incorporan trabajadores extranjeros, es decir, casi un tercio.


Los autores del estudio, Johann Fuchs y Alexander Kubis, del Instituto para Estudios sobre el Mercado Laboral; y Lutz Schneider, de la Universidad de Coburgo, parten de la base de que la tasa de natalidad en Alemania aumentará, al igual que el número de personas que trabajarán después de los 60 años.


Inmigración, «clave del éxito futuro»


Sin embargo, incluso considerando esos factores, un aumento de la edad de jubilación a los 70 años y la presencia de las mujeres en el mercado laboral, las necesidades de mano de obra no podrán ser cubiertas sin inmigrantes.


«La inmigración es una de las claves del éxito futuro. Alemania necesita trabajadores cualificados, también provenientes de regiones de fuera de Europa», dijo Jörg Dräger, miembro de la Fundación Bertelsmann.


Además, los estímulos para que trabajadores de otros países europeos se trasladen a Alemania disminuirán a medida que avance la convergencia económica dentro de la Unión Europea.

CONTEXTO: 

ALEMANIA


Según los últimos datos publicados por la ONU en Alemania 13.132.146 de inmigrantes, lo que supone un 15,79% de la población de Alemania. La inmigración masculina es superior a la femenina, con 6.881.990 hombres, lo que supone el 52.40% del total, frente a los 6.250.156 de inmigrantes mujeres, que son el 47.59%.

Inmigración

Desarrollo migratorio

La población de Alemania crece mediante la inmigración

Se ha divulgado que Alemania es un buen lugar para vivir y trabajar. Alemania como país de inmigración, está siendo más atractivo que nunca. Desde 1950 ha habido muy pocos años con más emigrantes que inmigrantes. La reunificación alemana, en 1990, sentó las bases para unos índices de inmigración elevados, que alcanzaron su punto más alto en 1992. La favorable situación económica y la estabilidad continua en el mercado laboral se atribuyen al saldo positivo, el cual fue negativo por primera vez, desde 1984, en el momento de la recesión mundial de 2008 y 2009.

La brecha entre inmigración y emigración aumentó del 2010 al 2015. El elevado saldo positivo de migración de personas extranjeras en 2015 se atribuye, sin duda, a la elevada migración de refugiados, la cual disminuyó casi la mitad en el 2016, así que, cada vez más personas vienen a Alemania para desarrollar sus carreras.

Los jóvenes inmigrantes, en particular, vienen a Alemania, cerrando así una brecha que es previsible debido a las bajas tasas de natalidad. En 2019, la cantidad de habitantes en el país fue de 83 millones de personas y la edad media fue de 44,5 años. Así, las generaciones más jóvenes de Alemania no pueden sustituir a la generación de sus padres, es matemáticamente imposible.
Los jóvenes inmigrantes  pueden llenar este vacío demográfico al permanecer disponibles en el mercado laboral alemán durante un largo periodo de tiempo, reducir la falta de personal cualificado y contribuir al bienestar y al éxito económico del país. Para ello, es indispensable que dispongan de las cualificaciones necesarias.

Los inmigrantes están cada vez mejor cualificados

Cada vez hay más inmigrantes en edad de trabajar que cuentan con un título de educación superior, lo que ha llevado a que el perfil de los inmigrantes haya mejorado considerablemente desde hace algunos años. La proporción de inmigrantes de 25 a 65 años con titulación académica aumentó del año 2005 al 2016 hasta el punto de situarse prácticamente a la par de la población alemana de la misma edad.

Es así como las cualificaciones de los y las inmigrantes ya no se distinguen de las cualificaciones de la población en Alemania. Las posibilidades que las y los titulados universitarios tienen para inmigrar son las razones que nos aclaran el aumento de la proporción del grupo de imigrantes que llegan a Alemania.

Desde la entrada en vigor de la ley de convalidación en el año 2012, los interesados en inmigrar, y los ya presentes en el país, tienen la posibilidad de convalidar sus títulos en Alemania. Este paso es imprescindible para aquellos inmigrantes que no son miembros de la UE, no poseen un titulo de enseñanza superior y quieren obtener trabajo en Alemania, asimismo, los ciudadanos de la UE que trabajen en una profesión regulada como médicos o abogados, también necesitan homologar su título para poder ejercer en Alemania.

Las posibilidades de éxito son muchas. El número total de decisiones positivas relativas al reconocimiento de cualificaciones profesionales extranjeras aumentó de 7.980 en 2012 a 34.695 en 2019. De estos, el 50,2% incluso alcanzó la equivalencia total, por lo tanto, los inmigrantes tienen buenas perspectivas con respecto a la búsqueda de empleo y el comienzo de su carrera en Alemania.

En 2016, aproximadamente 46.000 científicos y científicas internacionales trabajaron en centros de investigación alemanes. Resulta especialmente gratificante poder afirmar que cada vez son más los investigadores procedentes de las llamadas disciplinas CTIM (matemáticas, informática, ciencias naturales y tecnología), que encuentran el camino a Alemania.

En los últimos años, el número de científicos de ámbitos, como matemáticas, ciencias naturales e ingenierías aumentó significamente (Quelle: DAAD 2019). Como emplazamiento industrial altamente especializado, Alemania necesita los conocimientos de estos investigadores para fortalecer su capacidad de innovación y su competitividad internacional.

Mejora de las condiciones: concesión de permisos de residencia para inmigrantes cualificados

Muchas personas con alta cualificación llegan a Alemania para labrarse un futuro profesional. En este punto existen diferencias fundamentales, ya que los ciudadanos de la UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza disfrutan del acceso libre al mercado laboral alemán y no necesitan un título de residencia.

Por el contrario, los ciudadanos no pertenecientes a la UE requieren un visado. En el 2019, el número de personas pertenecientes a terceros estados que obtuvieron el título de residencia correspondiente como profesionales altamente cualificados fue superior a 39.000, lo cual significa que cada vez aumenta más la cantidad de títulos de residencia que están siendo otorgados a extranjeros calificados.

Esto lleva a que la tarjeta azul UE pase a jugar un papel cada vez más significativo en estos casos. Incluso, la cantidad de este tipo de permisos de recidencia expedidos, pasó de 2.190 en 2012 a 13.137 en 2019. En cualquier caso, los empleados con oficios que por regla general precisan una formación de dos años, suponen la mayor parte de los permisos concedidos con una cifra de alrededor de 21.305. Además, en el país de las ideas, en el año 2019, se expidieron 1.484 permisos de residencia nuevos para fomentar el trabajo independiente y 1.965 permisos a investigadores e investigadoras

ALEMANIA

Una su familia

¡A Alemania le gustan los niños! Los empleados con permiso de establecimientoo de residencia, en especial con la tarjeta azul UE para Alemania, pueden traer consigo a su familia fácilmente, siempre que haya disponibilidad de espacio, que la manutención de la familia esté asegurada y que el cónyuge sea mayor de edad. El número de visados expedidos con fines de reunificación familiar ha aumentado constantemente desde el 2010. En el 2019, se concedieron 96.633 visados con este fin (Fuente: BAMF, 2020).

Los inmigrantes favorecen el crecimiento

La economía alemana crece, lo cual se puede ver mediante el desarollo del potencial de producción. El potencial de producción corresponde a la cantidad de todos los bienes y servicios producidos y depende, fundamentalmente, de tres factores: el número de personas que producen dichos bienes y servicios, el tiempo requerido para la producción y grado de productividad de los trabajadores y las máquinas utilizadas.

La inmigración de carácter laboral repercute positivamente en el potencial de producción a través de dos vías. Por un lado, la inmigración hace que aumente la cantidad de mano de obra y se puedan producir más bienes y servicios. Por otro lado, las investigaciones demuestran continuamente que los inmigrantes de trabajo están mejor cualificados que los trabajadores nacionales por término medio y, por tanto, aumentan la productividad laboral.

El Consejo de Expertos Evaluadores para el Desarrollo Macroeconómico ha estimado en un cálculo modelo que la migración general tendrá efectos claramente positivos a medio plazo en el crecimiento del potencial de producción durante los próximos años. Si se tienen en cuenta exclusivamente los inmigrantes cualificados para realizar las estimaciones pertinentes, el resultado es aún mejor.

Información en la red

Ministerio Federal del Interior para la Construcción y la Patria

Migración laboral en Alemania

Alemania necesita más de 260.000 inmigrantes anuales en los próximos 40 años