¿Joaquinismo perderá control del Teqroo?

¿Que quiere decir pro oficialista, pensando en 2021? Que allí donde el lopezobradorismo no arrase con votos, los citados organismos electorales harán lo que tengan que hacer para asegurar una victoria del oficialismo.

Uno de los principales conceptos del PRI cuando era el partido hegemónico, tenía que ver con el manejo de las leyes y los organismos electorales. Eran, para el tricolor, temas prioritarios. Prácticamente, la oposición comenzaba a perder las elecciones desde que se reformaban esas leyes, y luego, en los procesos electorales, los organismos eran casi un brazo operativo más del partido dominante. 
Ese sistema quedó desmontado con la apertura democrática del país, pero hay varios puntos de México en donde ese cambio se resiste. Quintana Roo es uno de ellos. 
Tanto el Instituto Electoral (Ieqroo) como el Tribunal (Teqroo) han tenido, siempre, una activa participación a favor del oficialismo estatal en turno. Las últimas elecciones en Quintana Roo no fueron la excepción. Y la elección de 2021 estará manos de esos mismos organismos, con casi los mismos protagonistas de antes. 
Pero, sin embargo, habrá un cambio significativo: la salida inminente de la magistrada electoral Nora Cerón González. No se trata de un cambio menor. La magistrada, junto al actual presidente del Tribunal, Victor Vivas Vivas, conforman, a pesar de las fuertes diferencias personales entre ellos, una sólida mayoría pro oficialista. 
¿Que quiere decir pro oficialista, pensando en 2021? Que allí donde el lopezobradorismo no arrase con votos, los citados organismos electorales harán lo que tengan que hacer para asegurar una victoria del oficialismo.
Los focos rojos son, previsiblemente, los principales objetivos electorales del joaquinismo: Solidaridad, Cozumel y Tulum. Pero también se espera que los órganos electorales ayuden, como puedan ayudar, por acción o por omisión, en donde el oficialismo gobierna, que es en José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto, y Lázaro Cárdenas. 
Isla Mujeres es un caso aparte, aún de pronóstico reservado, y en Cancún hay poco que hacer: lo más seguro es que la 4T arrase la elección sin demasiados contratiempos. 
Esto no es, debe decirse, una mera especulación. El Tribunal y el Instituto ya actuaron de esa forma en las últimas dos elecciones. 
JOAQUINISMO PERDERÁ CONTROL EN ELECCIONESUNA BREVE HISTORIA 
Para no hacer una historia demasiado larga del papel del Ieqroo y el Teqroo, sólo basta referirse a los últimos dos procesos electorales locales: la elección de ayuntamientos de 2018 y la de diputados en 2019. 
En la de 2018, por el ejemplo, el Ieqroo suspendió el conteo de votos en Solidaridad cuando le daba ganador a Cristina Torres contra Laura Beristain, con el objetivo de instalar en la sociedad la idea de que el PAN-PRD ganaban la elección.
Hubo luego una fuerte operación política para intentar que ese fuese el resultado en la realidad, pero los números decían otra cosa: la diferencia era importante a favor de MORENA, y el escándalo amenazaba con salirse de control. 
En 2019 MORENA denunció una “elección de estado” en el distrito 10 de Playa del Carmen, para hacer ganar a Lili Campos, por el PAN-PRD, en contra de Juan Carlos Beristain. 
En esa misma elección, en un hecho inédito, el Ieqroo cambió su forma de contar los votos para intentar arrebatarle a MORENA su tercer diputado plurinominal, y dárselo al partido joaquinista Confianza por Quintana Roo. 
La estrategia fue tan burda, que el propio Teqroo debió rechazar ese proyecto, pero, a su vez, Nora Cerón y Víctor Vivas emitieron una insólita sentencia basada en un rebuscado criterio de “proporcionalidad pura” que al fin tenía el mismo objetivo: quitarle la diputación a MORENA, paro, en este caso, dársela al PRI.
La Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación destrozó esa sentencia, y la Sala Superior ratificó esa postura. 
Esto es historia muy reciente, que nadie puede ni debe olvidar. Quizá por eso, días atrás el diputado de MORENA, Edgar Gasca, recordó públicamente estos hechos, y también el último error de esa misma mayoría del Tribunal, cuando intentó obligar a reponer en su cargo al delegado de Puerto Aventuras, que había sido suspendido por el Gobierno de Solidaridad.  
Otra vez, Xalapa puso las cosas en su lugar, y la Sala Superior desechó el asunto de plano. Pero la advertencia del diputado quedó en el aire: Víctor Vivas y Nora Cerón no garantizan imparcialidad para la elección. 
LA REFORMA Y LA REELECCIÓN 
En el Ieqroo no hay nada que hacer; la consejera presidenta Mayra San Román Carrillo tiene el control absoluto del organismo, y sus intereses son evidentes. Los partidos de la 4T saben que tienen en ese órgano electoral a un brazo operativo del oficialismo estatal que jugará abiertamente contra ellos. Al menos con los que no sean aliados, digamos. 
En el Teqroo las cosas son distintas. El periodo legal de Nora Cerón concluye este año. De hecho, en octubre debería emitirse la convocatoria para su reemplazo. 
La Ley electoral dice claramente, en su artículo 106, que los magistrados serán electos “observando el principio de paridad, alternando el género mayoritario”. El inciso 2 dice “los magistrados electorales serán electos en forma escalonada”. (Ver fotografías abajo)  O sea, debería elegirse un magistrado hombre. 
Sin embargo, hay versiones que dicen que la magistrada Nora Cerón argumenta que esa reforma no la alcanza a ella, y buscaría su reelección. Para ello, sin embargo, no sólo tiene un impedimento legal evidente, sino uno político aún más grande. 
Los magistrados electorales son elegidos en el Senado de la República por las dos terceras partes de los miembros presentes. Allí, MORENA y la 4T tienen un control sólido. Y es casi un hecho que intentarán poner a un magistrado más afín a ese sector. 
Si eso sucede, se podría alterar la “mayoría automática” que ejercieron Nora Cerón y Victor Vivas. La tercera magistrada, Claudia Carrillo Gasca, ha tenido un papel objetivo, por lo que llegada de un tercer magistrado que no fuese “influenciable” desde el poder estatal, sería una mala noticia para el joaquinismo.
Incluso, ha llegado a oídos de Carlos Joaquín una noticia no menos inquietante: la posibilidad de que haya contactos muy claros y asiduos entre Victor Vivas y la senadora Marybel Villegas. O sea, todo apunta hacia un Teqroo que se escaparía de la órbita de influencia del oficialismo. 
El fondo del asunto, sin embargo, es siempre una mala noticia. En este espacio se ha dicho muchas veces: a los órganos electorales de Quintana Roo nunca les llegó el “cambio”. ¿Los alcanzará la cuarta transformación? 
Por Hugo Martoccia – Mesa Chica

Mara, Marybel, Mario y MORENA