Mara Lezama deberá operar en el PRI y FxM para asegurar la gubernatura

Mara Lezama

Mara Lezama. “Pintamos el estado de MORENA”. La que habla es Mara Lezama, en la alta noche del domingo pasado. Su elección en Cancún ya estaba resuelta; desde temprano sabía que le había sacado alrededor de 20 puntos de diferencia al segundo lugar. La elección federal era también un aluvión a favor de la 4T. Pero los números que llegaban de los diversos ayuntamientos eran realmente impactantes. 

La tarde del viernes anterior, en una comida privada, Mara se había animado a hacer un pronóstico municipio por municipio. Tenía confianza en variados y amplios triunfos; incluso el sorpresivo triunfo de Cozumel. Pero cuando hechos así suceden, aunque se esperen, son impactantes. 

Los números del domingo pasado, sin embargo, son sólo la campana de largada de una estrategia que tiene como objetivo definitivo la gubernatura del estado en 2022.

El escenario que quedó es inmejorable; Mara Lezama se consolida como la líder natural de la 4T estatal, con la respaldo explícito del líder moral, Rafael Marín. El triunfo contundente en 8 municipios y 4 distritos electorales dice que ese proyecto político es el indiscutible ganador hacia adentro y hacia afuera del lopezobradorismo. 

Pero también hay un dato que se esperaba, y que es parte del análisis que hoy hace Mara: hay votos sueltos que no terminan de acercarse a la 4T, y que son un potencial peligro. Captar esos votos será la ruta de Mara hacia 2022. 

Veamos un panorama general de los números que quedaron, para entender de qué se trata esa ruta a seguir. 

DATOS DUROS 

El 6 de junio MORENA, PT, PVEM, y MAS lograron, en números redondos, el 40% de los votos. Es un número que la 4T repite de manera constante en las elecciones locales desde 2018. Aún con el tsunami AMLO en 2018, y con el inédito abstencionismo de la elección de diputados de 2019, siempre ha rondado el 40% de los votos. 

Mara Lezama. Las elecciones federales son otra cosa. En 2018 AMLO alcanzó el 60% de los votos, y el pasado domingo la elección de diputados federales se ganó con el 49% de los votos. 

La conclusión es bastante simple: en lo local, el lopezobradorismo es la fuerza dominante, pero no es aplastante. Necesita de alguna alquimia electoral que haga que esa mayoría que no lo vota, no se agrupe para ganarle una elección. En ese contexto, la elección para gobernador de 2022 podría parecerse más a la de Cancún del pasado domingo, que a la de cualquier otro municipio. 

¿Qué pasó en Cancún? Mara logró casi 41% de los votos, contra el 23% de Chucho Pool, el 17% de Fuerza por México, y el 6% del PRI, principalmente. O sea, hizo falta la pulverización del voto opositor a Mara (aún del voto que es morenista pero no la quiere, y que se fue a FxM) para ganar cómodamente la elección. 

Esos números son en algún punto similares a los estatales de este 6 de junio. La 4T 40%, el PAN 16%, el PRI 11%, FxM 11%, MC el 5% y el PRD el 4%. O sea, habría que repetir en 2022 un formato parecido. 

Pulverizar o captar algún voto opositor, esa es la cuestión. 

Mara Lezama puede recibir ataques despiadados para debilitarla rumbo a la gubernatura de Q. Roo

LA ESTRATEGIA DE MARA LEZAMA Y EL PRI 

En el equipo de la alcaldesa de Cancún (cada vez más amplio, cada vez más diverso, cada vez más pragmático, cada vez menos ideológico) los ojos están puestos en el PRI y en FxM. 

Nacionalmente, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ya señaló al tricolor como su objetivo para las alianzas legislativas que requieran la mayoría calificada en Diputados. En ese partido, diversos grupos analizan qué hacer con la invitación, pero es evidente que la genética priísta se siente más cómoda del lado del poder que del lado de la oposición.

¿Qué se puede hacer en Quintana Roo? Absorber al PRI no parece ser una opción fácil, pero podría “comprarse por partes”, y vaciarlo relativamente. O también sería rentable buscar un acuerdo nacional y local, que pase por el gobernador Carlos Joaquín, para que el tricolor no vaya en alianza con el PAN y PRD, y ponga un candidato propio en 2022, que mantenga o mejore ese 11%. Como fue en Cancún este 6 de junio. 

Días antes de las elecciones 2021 donde ganó Mara Lezama

EL DESTINO DE FUERZA POR MÉXICO 

La otra incógnita es qué hacer con Fuerza por México. El partido perdió su registro nacional pero mantendrá uno local. Tiene más del 10% de los votos, pero 2 de cada 3 de esos sufragios son de Cancún, donde Isaac Janix captó el voto anti Mara, incluso de MORENA, con el marybelismo apoyando formalmente ese proyecto. 

En el marismo quieren captar rápidamente ese 3 o 4% de los votos que no son de Cancún, y sumarlos al proyecto de la 4T, que es al fin y al cabo la pertenecía natural de FxM en el ámbito nacional. Eso, más la desaparición política de Janix, debería diezmar mucho al partido. Pero lo importante es que esos votos no se vayan a otro lado. 

Allí aparece el nombre de Marybel Villegas. En algún momento de los próximos meses, Marybel jugará su última carta electoral con la consulta popular de Aguakan, que debe realizarse, es su creación, y será su último momento estelar ante de 2022. 

La senadora ya fue al PT a decirles que quiere ser gobernadora, pero no recibió más que evasivas. Su nombre está ligado a una decisión muy fuerte: mientras Mario Delgado sea presidente de MORENA, es  casi imposible (no hay imposibles absolutos en política) que ella tenga un lugar en el partido. 

¿Se animaría entonces a buscar su propio proyecto por FxM? Podría ser. Pero si no le alcanza, cumplirá la misma función paradójica que Isaac Janix: en esta elección, Janix fue el principal opositor a Mara, y también el principal factor que la hizo ganar al dividir el voto opositor.

DEBILITAR A MARA LEZAMA

Marybel ya participa de otra paradoja con respecto a Mara. La casi desaparición política de la senadora de cara a 2022, hace que la alcaldesa de Cancún sea más débil ante algunos de sus adversarios, como el gobernador Carlos Joaquín.

¿Por qué? Porque el gobernador, con el aparato del Estado y sus medios de comunicación afines, pueden atacar sin piedad a Mara, para debilitarla, pero sin temor a que esa debilidad fortalezca a Marybel. 

¿Por qué el gobernador atacaría a Mara? Para debilitarla lo suficiente hasta que el acuerdo de transición y gobernabilidad entre ambos vuelva a estar más equilibrado. Hoy, debe decirse, después del desastre electoral del joaquinismo del 6J, no lo está, y eso no le gusta a Carlos Joaquín

Todo el contexto aquí explicado nos deja ante una realidad indiscutible que nos legó el 6 de junio: Mara es una formidable constructora de poder, con todo lo bueno y lo malo que eso significa, y de no suceder algo extraordinario, será la próxima gobernadora de Quintana Roo. 

Por Hugo Martoccia. *Hugo Martoccia. Director del portal web La Opinión de Quintana Roo. Trabajó en La Voz del Caribe y El Periódico, donde escribió columnas políticas y notas de interés general. Fue corresponsal de La Jornada entre 2005 y 2011. Y también de la Agencia EFE, de España. Escribió artículos para diarios de Argentina, como Página 12, Critica y la revista Noticias.