Podrían bajar tasas de interés bancario

BANCOS

En la 84 Convención Bancaria, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, anunció que el sistema bancario nacional podría reducir en breve sus tasas de interés para crédito, debido a que la autoridad reguladora modificará los ponderadores de riesgo de los bancos, lo que permitirá una caída en las tasas de interés de ciertos créditos como los hipotecarios, los de consumo y los destinados a Pymes.

Sin especificar cuáles serán los ponderadores bancarios que se modificarán, el titular de las finanzas públicas puso número a la reducción de tasas que se espera en el sistema bancario del país. Por ejemplo, señaló que para los créditos hipotecarios las tasas podrían bajar hasta 17 por ciento respecto al nivel actual para colocarse en un promedio de 10 por ciento desde un previo de 12 por ciento en el que se ubican actualmente.

En el caso de los créditos personales la reducción podría ser de entre 12 al 15 por ciento, mientras que para los préstamos a Pymes el descenso llegaría a ser hasta de 30 por ciento.

https://www.revistagenteqroo.com/minera-canadiense-debe-al-sat-desde-el-2010/

Los ponderadores de riesgo, indispensables en la banca moderna

El Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria fijó en años recientes junto con los bancos centrales y supervisores de la industria en general, así como de autoridades financieras de distintas naciones, diversos criterios para fortalecer la solidez y estabilidad de los sistemas bancarios nacionales, mediante la adopción de prácticas de gestión de riesgos más rigurosas y precisas por parte del sector bancario.

El gran antecedente se remonta al año 2004 con la emisión del documento denominado Convergencia Internacional de Medidas y Normas de Capital. Marco Revisado, al que se le denominó también como Nuevo Acuerdo de Capital (NAC).

Podrían bajar tasas de interés bancario. La idea central consistió en lograr que los bancos reflejaran con mayor precisión y sensibilidad los tres riesgos que enfrentan los intermediarios bancarios en el mundo: crediticio, de mercado y operacional. Así, nacieron los ponderadores de riesgo.

Según la definición de Basilea, los ponderadores de riesgo son los “indicadores de las probabilidades de incumplimiento teóricas, que deben ser aplicables a cada grupo de riesgo en un sistema bancario”.

Por supuesto que existen tecnicismos para aplicar estos ponderadores, además de que cada país puede fijar condiciones superiores a dichos ponderadores y, de acuerdo con el tipo de crédito, para consolidar la solvencia de las instituciones bancarias. También es importante señalar que los ponderadores de riesgo muchas veces se encuentran asociados a las calificaciones de las agencias crediticias.

En otras palabras, los ponderadores de riesgo son criterios aplicados en el sistema bancario del mundo para determinar las probabilidades de incumplimiento de pago de los clientes, son obligatorios en su aplicación en el marco del acuerdo de Basilea III del que México forma parte, son enunciativos, mas no limitativos, y representan uno de los factores más importantes para determinar el nivel de las tasas de interés en determinado mercado.

En su expresión más “burda”, el claro ejemplo de la aplicación de estos ponderadores de riesgo en nuestro país es la serie de criterios que se siguen para determinar el nivel de las tasas de interés en las tarjetas de crédito, que actualmente son en promedio 8.75 veces más caras frente a la tasa de referencia del banco central mexicano. Sin lugar a dudas la causa de este elevado nivel en el costo de dicho instrumento es la valoración de la probabilidad de incumplimiento de pago, por medio de estos ponderadores.

Al anunciar la modificación de los ponderadores de riesgo en el sistema bancario para que ciertos créditos reduzcan sus tasas de interés, el titular de la secretaría de Hacienda dice en realidad que las autoridades regulatorias permitirán disminuir estos ponderadores, sin alterar los que por regulación internacional deban cumplirse (Basilea III). Arturo Herrera puso un ejemplo al señalar que, de acuerdo con las experiencias y cifras, se ha determinado que las mujeres son buenas pagadoras de créditos, mejor que los hombres, por lo que los préstamos hacia ellas podrían disminuir.

En esencia, es probable que las autoridades hacendarias hayan revisado la probabilidad de disminuir los riesgos que deben evaluar los bancos, y con ello incidir en un costo menor del dinero, ahora que se requiere del crédito como herramienta que impulse la recuperación de la economía.

https://www.revistagenteqroo.com/el-arte-de-desaparecer-dinero-publico/