Ing. Carlos Martínez. Presidente CMIC Delegación Q. Roo

La CMIC es una de las Cámaras más importantes del país, no solo porque aglutina a uno de los sectores más dinámicos de la economía nacional y local, sino por la enorme generación de empleos de la industria de la construcción que impulsa el movimiento de muchos otros  sectores productivos y, por si fuera poco, porque es la única organización empresarial que cuenta con un Instituto de Capacitación (ITC) cuyos niveles académicos incluyen Licenciaturas y Maestrías. A un año de asumir la dirigencia de la CMIC en Q. Roo, el Ing. Carlos Martínez, nos comparte algunos aspectos de ésta trascendental industria.
1. El tema de los impuestos no pasa de moda. Las onerosas cargas impositivas complican e incluso estancan el desarrollo económico nacional. Los legisladores parecieran no darse cuenta de ello, sin embargo, a la industria de la construcción, le impacta doblemente, en tu opinión ¿cómo lidiar con tanto riesgo?
2. En ocasiones sucede que ciertos gobernantes tienen un doble discurso: por un lado dicen preocuparse por mejorar la economía local, pero por otro, lejos de impulsar la contratación de empresas locales, abren las puertas al exterior, deteriorando la economía doméstica. En ese sentido, ¿cuál es el papel de la CMIC?
3. 2009 fue un año de fuertes subibajas ¿cómo se proyecta el panorama para el 2010 en la industria de la construcción?
4. El turismo, la vivienda, y la obra pública son los tres de los ejes generadores de trabajo para la industria, ¿cuál es tu visión sobre el crecimiento de estos sectores?
5. Entre los diversos servicios y beneficios que presta la CMIC a sus socios, figuran expos, capacitación, líneas de crédito, etc. ¿nos podrías comentar detalles?
En el marco de la conferencia de clausura del 2do. Foro Expo Construcción Cancún-Chetumal organizado por la CMIC, el conferencista Erick Guerrero Rosas, vaticinó una reactivación en la tasa de crecimiento económica para el año 2010. El también comunicólogo consideró que ya se tocó fondo en 2009 por lo cual recomienda que no se debe detener ningún proyecto de inversión. Apoyado en estadísticas, mostró cómo impacta  positiva o negativamente a nuestro país, el crecimiento económico de Estados Unidos: «nos encontramos invariablemente afectados con los movimientos de nuestro vecino, aunque, justamente tras el análisis de los números, para México se pronostica una tasa de crecimiento que comenzará a activarse en 2010; incluso se espera que esa tasa sea del 5 por ciento; ello, a pesar de que las políticas de Felipe Calderón son inflacionarias, con déficit de presupuesto y exceso de privilegios fiscales a la banca, que ocasionarán una crisis en el 2012» Guerrero Rosas alerta a los mexicanos sobre el peligro de otra nueva recesión a menos que se ejecuten las políticas económicas pertinentes.