Sacerdotes depredadores: los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables

sacerdotes depredadores
Se dio a conocer que existen cientos de casos de «sacerdotes depredadores» sexuales en el estado de Pensilvania, Estados Unidos, un caso que ha sacudido al mundo y está dañando seriamente la imagen de la iglesia católica, que ya busca emprender acciones para recuperarse.

EL INFORME

SACERDOTES DEPREDADORES. La Corte Suprema de Pensilvania, Estados Unidos, publicó un informe de un gran jurado que documenta 300 casos de «sacerdotes depredadores» sexuales en seis de las ocho diócesis del estado, tras investigar denuncias de abusos de menores, y en el que identifica a 1.000 víctimas desde 1940.


El jurado explicó en el documento, que consta de 1.356 páginas, que ha identificado a unos 1.000 menores que han sido víctimas, algunos de ellos varones, aunque también hay chicas, y entre los que hay adolescentes y muchos preadolescentes.


Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía. A algunos les hicieron masturbar a sus agresores, o fueron manoseados por ellos. Algunos fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente», denuncia el texto.

El jurado detalló que para elaborar este documento ha escuchado el testimonio de decenas de testigos y ha revisado medio millón de páginas de documentos internos de las diócesis.

SACERDOTES DEPREDADORES. En ese sentido, no descartó que el número real de víctimas ascienda a miles, ya que es posible que los registros de algunos menores se hayan perdido o que el afectado optara por mantener el silencio.

En una rueda de prensa, el fiscal general del estado, Josh Shapiro, destacó que el informe detalla «un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano«.

 

REACCIONES

Tras darse a conocer el informe, la archidiócesis de Filadelfia, que no está entre las implicadas, pidió perdón en nombre de la Iglesia por las «experiencias» sufridas por las víctimas.


«Reconocer su sufrimiento y mantener nuestro compromiso de ayudar a aquellos que han sido afectados es un paso esencial hacia la cicatrización», dijo en un comunicado.


La Iglesia ha aprendido mucho de sus errores pasados y sigue esforzándose para corregirlos. La prevención del abuso viene de la formación y la vigilancia constantes, y la prevención del abuso, junto con el apoyo a los sobrevivientes, es y seguirá siendo una prioridad constante de nuestra Iglesia», añadió.

EL VATICANO RESPONDE

El Vaticano calificó de «criminales» los abusos de sacerdotes a menores descritos en el informe del jurado de Pensilvania y consideró que «debería haber asunción de responsabilidad» por parte de los que los cometieron y de quienes los «permitieron».


Los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables. Estos hechos han traicionado la confianza y han robado a las víctimas su dignidad y su fe», declaró el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Greg Burke, en un comunicado.

Destaca que «la mayor parte del informe se refiere a abusos cometidos antes de los primeros años 2000″ y que no se han encontrado «apenas casos después de 2002», lo que demuestra «cómo las reformas hechas por la Iglesia Católica en Estados Unidos han reducido drásticamente la incidencia de los abusos cometidos por el clero«.

LAS MEDIDAS CONTRA LA «CATÁSTROFE MORAL»

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos anunció tres objetivos clave y un plan integral para abordar la «catástrofe moral» que sufre el seno de la Iglesia estadounidense tras el nuevo escándalo de abusos sexuales a menores destapado en Pensilvania.

SACERDOTES DEPREDADORES. En una larga carta dirigida a todos los católicos del país, el presidente de la Conferencia Episcopal estadounidense, el cardenal Daniel DiNardo, explicó que el plan plantea «involucrar a laicos, expertos laicos, el clero y el Vaticano» para abordar lo sucedido.


La meta general en todo esto es una protección más fuerte contra los depredadores en la Iglesia y cualquiera que los oculte, protecciones que mantendrán a los obispos bajo los más altos estándares de transparencia y responsabilidad», explicó DiNardo.

El primer objetivo del plan es una «investigación completa» sobre «las preguntas que rodean» al arzobispo Theodore E. McCarrick, el excardenal y arzobispo retirado de Washington involucrado también en un caso de abuso sexual a un menor.

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal estadounidense pedirá al Vaticanoque lleve a cabo una visita apostólica y responda a los cuestionamientos sobre el ascenso de McCarrick en el seno de la Iglesia pese a que esta conocía sus prácticas.

SACERDOTES DEPREDADORES. DiNardo describió el segundo y el tercer objetivo, respectivamente, como una apertura de canales nuevos y confidenciales para denunciar quejas contra obispos, y de otro de carácter legal para una resolución más efectiva de denuncias futuras.
Los tres objetivos «se perseguirán según tres criterios: independencia propia, autoridad suficiente y liderazgo sustancial de los laicos», dijo.

Donald Wuerl (Especial) Con información de EFE

¿Cómo entender el caso de los Sacerdotes depredadores?

MIENTRAS TANTO EN México: Las tierras aztecas fueron testigo del escándalo de Marcial Maciel Degollado, fundador de la poderosa e influyente congregación de los Legionarios de Cristo. En contra de Maciel, existían denuncias eclesiásticas desde 1943, según confesó el prefecto de los Institutos de Vida Consagrada, el cardenal João Braz de Aviz18.

Sin embargo, fue recién para 2005 y en medio del duelo por la muerte del Papa Juan Pablo II, que el entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Joseph Ratzinger, decidió iniciar una investigación en contra de Maciel, la que el mismo cardenal, ahora conocido como Papa Benedicto XVI, concluyó en 2006 por razones de edad del investigado, exigiéndole retirarse de la vida pública, pero sin una condena clara. Con el tiempo se conoció que Maciel tenía amantes, hijos y adicción a las drogas.

De igual forma, la congregación mexicana fundada por Maciel acaba de reconocer que 33 miembros de su orden han abusado 175 menores de edad, que 11 de los victimarios fueron violados por Maciel y luego se transformaron en abusadores, y que sólo el fundador abusó de más de 60 menores de edad19.


SACERDOTES DEPREDADORES.Pese a este caso, lo cierto es que en México no existía una estadística clara. De hecho, medios de comunicación proyectaban alrededor de 550 denuncias20, pero recientemente, la Santa Sede a través del Nuncio en aquel país, salió a reconocer públicamente que en los últimos 10 años se han investigado 426 clérigos por pederastia, de los cuales 217 dimitieron21.