Debemos ubicarnos, somos servidores públicos, empleados del ciudadano: Perla Tun

“Yo tengo muy claro porqué llegue a la política -nos dice- quería hacer lo que ninguno o pocos funcionarios han hecho por mi ciudad, por mi estado”.

Perla Tun. A romper esquemas, a eso llegó a la política. Luego de varios años como empresaria del sector restaurantero, y desempeñarse un periodo como Pta. de Canirac Cozumel, Perla Tun Pech ya sabía perfecto los riesgos y compromisos que implica comandar una Pyme, ser emprendedora: pago de nómina, obligaciones fiscales, trámites, obstáculos burocráticos, adversidades, en fin, luego de tantos años se le presentó la oportunidad de intentar otro camino: la política; así las cosas, Tun Pech, decidió que ya era suficiente, que necesitaba incidir en las decisiones de orden público.

“Yo tengo muy claro porqué llegue a la política -nos dice- quería hacer lo que ninguno o pocos funcionarios han hecho por mi ciudad, por mi estado”. Lanzó su candidatura para la diputación estatal postulada por el PAN y, contra  todo pronóstico de los políticos “tradicionales”, ganó con un muy buen porcentaje de votación.

Ha sido difícil, hostil -nos confiesa Perla Tun. – pero está decidida a mostrar que sí se puede hacer una política diferente, una que conviva en las calles, una que muestre a una mujer que está muy ubicada en su actual rol: “somos empleados de los ciudadanos, somos servidores públicos, de ninguna manera somos “autoridad” o estamos por encima de alguien.

1.     Cozumel no tiene industrias, por lo que depende del turismo para desarrollarse, de hecho, los alimentos y bienes manufacturados son embarcados desde tierra firme hacia la isla, lo cual los encarece enormemente. Justo por ello, desde hace tiempo se ha pugnado por una normatividad especial, una Ley de Islas y suena sensato, ¿por qué y para qué una Ley de Islas?

Perla Tun. Definitivamente las islas no deben ser gobernadas ni legisladas como un continente, su tratamiento debe ser diferente, desde diversos puntos de vista. Empecemos por la conectividad, y pensemos lo que implica vivir en una ínsula; desde si te enfermas y no se cuenta con especialistas o sitios para terapia intensiva, la capacidad de carga, la movilidad, la ecología, hasta el propio desplazamiento interno y hacia el continente. Las políticas aplicadas deben ir encaminadas diferente pues la economía de una isla puede ser muy frágil,  se requiere generar cadenas de valor interno, e impulsar la valía de lo local.

Al permitir por ejemplo que se instalen enormes cadenas comerciales, rompen el esquema de comercio y generan una situación de monopolio. No se está ponderando el sano desarrollo de la economía y resulta indispensable cuidar la economía de una isla, el cómo crece a cada paso; y la economía no está desligada del ámbito ecológico o del turístico, debemos estar a la vanguardia en conservación.

La protección de islas es una política que se está implementando a nivel mundial. La ONU está impulsando el hermanamiento en todas las islas del mundo entre otros aspectos debido al cambio climático; la finalidad es elevar la calidad de vida implementando políticas publicas desde el manejo de recursos sólidos, los naturales, en fin, no seguir generando un impacto negativo sino bienestar para los isleños.

Por ejemplo en Tenerife, España, se clasifica como Estados, por la complejidad que implica la zona. Y hay que enfatizar que es necesario tener tratamiento especial, pero no estamos hablando solo de beneficios para Cozumel, también para Isla Mujeres y Holbox; de hecho, todo Q Roo tiene islas a excepción de José María Morelos y enfrentan situaciones particulares, por ello es necesario incidir, implementar una reglamentación. Se trata de una ley ambiciosa, integral,  lo ideal sería que esta normatividad fuera subida al ámbito federal.

Se hizo ya una adecuación en la constitución estatal, se adecuó un párrafo al tratamiento de islas pero no es suficiente, necesitamos incidir en marco estatal para luego hacerlo en lo federal. A la aprobación de la Ley de Islas le veo mucha viabilidad pues a pesar de que tenemos una mayoría imponente del tricolor, también he visto disponibilidad y colaboración de otros diputados, en especial ha sido de profundo interés para José Luis Toledo quien ha comentado que va a pugnar porque la iniciativa salga pues es un reclamo de la isla y una justicia para sus habitantes.

Perla Tun. En Cozumel tenemos un diamante verde que ahorita se aprovecha a la mitad. Podríamos explotar -en el buen sentido de la palabra- diversos nichos: áreas naturales, avistamiento de aves, arrecifes, etc, al tiempo de proteger la ínsula e ir encaminando el desarrollo hacia donde van las tendencias mundiales, hacia el boom de turismo rural, el verde, pero si se siguen dando permisos discrecionales, si se sigue dañando el manglar que nutre a nuestros arrecifes, debilitamos nuestro patrimonio, eso ya no lo podemos permitir. Debemos cuidar nuestro entorno y vivir de él. Producimos servicios pero deben ser de primera calidad.

PERSONAJE-DE-PORTADA
Perla Tun Pech

2.     El tema turístico es indudablemente importante para Q. Roo, sin embargo, podría el estado pensar en diversificar y no depender solo de los visitantes. ¿Qué alternativas se deberían contemplar?

Hay muchas alternativas, desde nichos desaprovechados como el turismo gastronómico, el de alto poder adquisitivo, el deportivo, el de festividades de gran tradición como El Cedral, la Feria de Santa Cruz con gran riqueza cultural; en el sur del Estado hay una historia viva, los Dignatarios Mayas, Santuarios, Temazcal, Bodas Mayas, esa parte mística y de nuestras raíces, las tendencias verdes. Si recorres nuestro estado, hay tremenda diversidad, encajaría perfecto el turismo rural y de exploración, el arqueológico.

Perla Tun. Tenemos productos de alto nivel como la miel, que se está exportando en Europa pero como si fuera miel de Yucatán. Faltan cadenas de valor, que los productos hechos en Q. Roo sean realmente impulsados. En síntesis, estamos desaprovechando varios productos de tendencia rural y arqueológica que hoy por hoy, son las tendencias del turismo mundial. Respecto al auge del sector de cruceros,  no es que no sea una parte importante de la economía, si lo es pero, monopoliza y hemos desprotegido al sector hotelero al cual, hay que reconocer, también le hace falta innovar.

3.     El porcentaje de los llamados “ninis” ronda cifras importantes, ¿qué políticas públicas se pueden impulsar para que el papel de los jóvenes sea representativo en la economía, que tengan reales oportunidades de desarrollo?

Entre los logros de la Comisión que presido figura el Congreso Juvenil. Fue un reto porque el político y el sistema político le tiene miedo a la juventud debido a su energía y sinceridad, ellos hablan sin tapujos. Quedé no sorprendida, sino gratamente complacida, por los análisis y valoraciones de alto nivel, con propuestas de trascendencia, tanto, que logramos que una de sus propuestas en el rubro de igualdad de oportunidades de empleo, se agregara en la Ley del Primer Negocio y así incidir a futuro en el desarrollo económico.

Perla Tun. Tratamos diversas temática sobre sexualidad, no como tema tabú sino de hechos, sobre equidad de género; gracias a la apertura del diputado Toledo se pudieron agregar varios puntos; claro, hay acciones que quedaron pendientes pero todos los jóvenes tienen mucho que aportar. Los llamados “Ninis” crecen porque falta desarrollar políticas públicas innovadoras, generar movimiento económico, que ellos representen el motor, hay muchos jóvenes que piden trabajo y son ignorados; han faltado incentivos fiscales para las empresas, pero también hace falta generar el valor de lo nuestro, creer en las instituciones educativas locales.

Muchas empresas prefieren contratar fuerza laboral de fuera en lugar de los egresados de aquí; hay muchos chicos que están generando productos e innovando en varias áreas, ¿qué estamos haciendo con ellos, dónde están las incubadoras de negocios? Debemos confiar en el potencial de casa. Hace falta generar mecanismos de enlace entre empresa y escuela. Hay que generar empleadores no empleados, a eso le tenemos que apostar.

4.     El gobierno debe ser facilitador para el emprendedurismo y a veces representa un obstáculo tanto para los pequeños como grandes inversionistas ¿cómo equilibrar la función gubernamental y motivar la productividad?

Indudable y necesariamente requerimos una mejora regulatoria que unifique los trámites en todo el estado. Por parte del Gobierno Estatal, en noviembre ingresó una  iniciativa de Mejora Regulatoria para Q. Roo; no está mal dar el primer paso, y aplaudo que lo haga hecho el ejecutivo, sin embargo debemos dejar de hacer leyes conceptuales y necesitamos leyes que sean herramientas eficaces y se apliquen a la vida cotidiana, generar mecanismos fuera de burocracia, un sistema de software eficiente.

Una mejora regulatoria implica eficientar todos los procesos burocráticos para que sean más rápidos porque el sector empresarial necesita rapidez, que cuando el emprendedor vaya a pagar y gestionar permisos y/o requisitos, no te pidan mil copias. La fuerza de la economía nacional y local es la Pyme y las pequeñas empresas son manejadas por quienes compran, administran, pagan nómina, es decir, hacen de todo y no se tiene todo el tiempo para hacer trámites; necesitamos hacer los ligues y las alianzas entre gobierno estatal y municipios, que estén en la sintonía; porque digamos, si el Gobierno del Estado simplifica toda la solicitud de trámites, pero no lo hacen al mismo ritmo los municipios, da prácticamente igual tanta disparidad.

Actualmente, cada municipio hace lo que mejor le parece. Es indispensable que la ley baje a los municipios. El gobierno debe ser facilitador, unificar, incentivar, en síntesis, hacer una mejora regulatoria de verdad, no podemos seguir como estamos. Y ¿en qué ayudaría? Disminuiría la tasa de informalidad pues con trámites sencillos, aunado a incentivos, proyectos, financiamiento y capacitación, se fortalecería a las pequeñas empresas.

Por otro lado, es ya indispensable que todas las secretarias del estado trabajen con similares objetivos para unir esfuerzos y así generar eslabones. Se requiere mayor organización, aplicar el sentido común y aprender a movernos del escritorio, de las oficinas; debemos liminar tantos eventos protocolarios donde se pierde demasiado tiempo y realmente ir a ver las necesidades, cómo está el sentir empresarial, el del trabajador, el de los jóvenes, porque es muy distinto lo que vive el sector emprendedor, arriesgando, pagando nómina, impuestos, haciendo trámites, etc a vivir en la burocracia donde se tiene un sueldo seguro cada quincena. 

«En política: hay que dejar de ser populistas y ser más profesionales»

PERLA TUN 4
Perla Tun

5.     La deuda de Quintana Roo, la segunda más grande del País per cápita, parece tener al gobierno estatal en bancarrota, aunque muchos preguntan, a dónde fueron a parar tantos millones pues no se percibe infraestructura que lo amerite ¿cómo está realmente el tema?

El tema es bastante complicado, bastante difícil, porque, hay que decirlo: no hay transparencia. Cuando se toca el tema en la Legislatura, lo que sucede es que a nosotros como diputados nos entregan la información sin tiempo para analizar los datos; la entregan hasta estar en el pleno ya casi listos para la votación.

Lo que se oculta es que trae algo raro. Hace falta transparencia en la ejecución del recurso. Si bien el gobierno del estado está amarrado de manos con la deuda, tendríamos que empezar por hacer varios recortes, no es posible que la Secretaría Particular del gobierno del estado tenga más presupuesto que la propia Secretaria de Desarrollo Económico, no se pueden contemplar ese tipo de situaciones. Entendemos que el Ejecutivo tiene que hacer ciertos viajes, pero digamos en el presupuesto del 2012, en vuelos ejecutivos se destinaron más de 200 millones de pesos, muy por debajo del presupuesto de la UQROO.

Así mismo, los diferentes Secretarios deberían gestionar recursos para sus rubros, no solo esperar a que les llegue presupuesto, necesitamos, Secretarios proactivos, que salgan de sus escritorios y busquen recursos y lo apliquen correctamente. Debemos ya hacer a un lado actos protocolarios sin sentido, que en realidad son carga económica para el estado.

Los Quintanarroenses no tendríamos problema en pagar nuestros impuestos si viéramos obra pública de calidad, pero vemos carreteras con baches, vemos cómo se ha incrementado la inseguridad, en fin, requerimos que se tenga un plan, que se deje de improvisar;  hacer un FODA, cuáles son nuestras fortalezas, nuestras debilidades, nuestras oportunidades, si no empezamos por ahí cuándo? Requerimos secretarias e instituciones profesionalizadas, en todo el sentido de la palabra, que vayan encaminadas unos con otros y generen políticas innovadoras. Debemos aprender que somos servidores públicos. 

Perla Tun

6.     En su perspectiva, ¿cuáles son los desafíos económicos, políticos y sociales más importantes para Quintana Roo a diez años?


Económicos, tenemos una deuda muy grande y nula transparencia en los procesos, ¿a dónde se va el dinero, dónde se aplica? Necesitamos saber dónde se va, dónde se aplica el recurso. El reto más grande es la transparencia, la aplicación eficaz del presupuesto público.

El gobierno tiene que innovar, salir, copiar a otros estados que han salido de baches, que son prósperos. Sucede que a veces se queda sin ejercer recurso y se regresa a la federación; hay que dejar de ser más populistas y ser más profesionales.

Hay que buscar inversión pero hacer de Quintana Roo un sitio atractivo para buenas inversiones, demostrar que sí vamos creciendo y elaborando productos, que tenemos excelente servicio, hay mucho que ofrecer pero también hay que ver dónde se generan los negocios y no solo los intereses personales.

Que se mueva la fuerza laboral de Q Roo, creer en nuestros egresados, pueden competir con las plazas que se necesitan, sino se volverá un caos en seguridad; es necesario elaborar e impulsar productos que se tienen desperdiciados, reinventarnos turísticamente, necesitamos ser estado productor.

En lo social definitivamente hay que empoderar a la gente, a los gobiernos no le gusta eso pues el ciudadano se vuelve más exigente, más despierto, más crítico y más observador, pero no estamos lejos del movimiento nacional que está sucediendo, ya no podemos callar a a la gente, debe prevalecer la tolerancia en la política y la libertad.

No nos puede doler que nos digan corruptos si tienen razón, hay que tener esa madurez política, saber escuchar a la gente, al empresario, dejar de manipular todas las instituciones. Por supuesto el de la necesidad, no puede haber algo más maquiavélico que lo que está sucediendo: genero necesidad y yo te doy la solución para que la medio cubras; el reto es generar bien social, calidad de vida y eso no se va a dar si no hay despunte económico, dejar de mantener al ciudadano en la ignorancia.

El reto político es que la gente se atreva, que pierda el miedo, es difícil llegar con vida a casa, pero hay que hacerlo por convicción, hay que dejar un legado. Hay que dejar de preguntar qué puede hacer el gobierno por mí, sino qué puedo hacer yo por mi estado. Hay que romper esquemas.

Sí se puede, pero tenemos que tener el valor, prepararnos diario, ser honestos y aprender a hacer política de calidad, aprender que nadie va a sacarnos del bache si no es la propia población. Debemos evitar la pleistecía pues somos de carne y hueso, no somos diferentes, tenemos obligaciones, el reto para el funcionario público es que entienda que somos empleados, que se nos paga con los impuestos de la sociedad y eso se olvida; que no es el poder por el poder y cuando el político esté, no por la tajada que recibe sino que entienda lo que implica un cargo de representación, pocos van a querer. Necesitamos políticos que no estén contaminados, honestos y capaces, con calidad moral, evitar corrupción, descontaminarnos…

Debemos ubicarnos, somos servidores públicos, empleados del ciudadano: Perla Tun