Superávit histórico en Cuenta Corriente

Cuenta corriente anota superávit histórico en el tercer trimestre, equivalente a 6.9% del PIB

La Cuenta Corriente registró un superávit de 17,498 millones de dólares en el tercer trimestre del año  y en medio de la pandemia de Covid-19. Se trata del mayor saldo superavitario desde que se tiene registro, resaltó el Banco de México y supera al histórico que se alcanzó en el segundo trimestre del  2019 de 4,400 millones de dólares.

Dicho superávit representó 6.9% del PIB, una cifra que contrasta con el déficit de 0.1% del PIB registrado en el mismo periodo del año pasado.

Lo que más peso en el resultado de la cuenta fue el alza que presentó el dato de la balanza comercial de mercancías no petroleras, bajo un escenario en el que las exportaciones cayeron 4.5% a tasa anual, mientras que las importaciones se hundieron casi 20 por ciento.

El superávit de la cuenta corriente fue impulsado por una balanza comercial también récord y fuertes remesas de trabajadores, acotó desde Nueva York Alberto Ramos, economista para América Latina en Goldman Sachs. Las remesas que ingresaron en el tercer trimestre suman 10,676 millones de dólares. Estas entradas compensaron con creces la pérdida de ingresos por viajes y turismo internacionales.

El reporte del banco central también mostró una caída anual de casi 44% en la Inversión Extranjera Directa.

De acuerdo con la Balanza de Pagos del tercer trimestre, la cuenta de capital resultó deficitaria en 7 millones de dólares, al presentarse un préstamo neto en la cuenta financiera de México al resto del mundo que significó la salida de recursos por 13,064 millones de dólares.

Tal como lo señala el banco central, la mayor parte del tercer trimestre los mercados financieros nacionales presentaron un comportamiento positivo con algunos episodios de volatilidad a partir de mediados de septiembre, aunque fueron “más acotados que los registrados en marzo y abril”.

En el transcurso del trimestre, el mercado mexicano presentó una desinversión de 1,730 millones de dólares en inversión de cartera, en el contexto de volatilidad que según Banco de México, fue más acotada que el registro de marzo y abril.

Principales indicadores de que posees una sana economía familiar

Superávit histórico en Cuenta Corriente. La información del Banco de México evidencia que los inversionistas deshicieron posiciones en todo tipo de instrumentos, siendo los más castigados los emitidos por el sector público. Según los datos divulgados por Banxico, la desinversión de títulos del sector público fue de 1,197 millones de dólares en el tercer trimestre.

De este saldo, 197 millones fueron liquidados en el exterior y 1,000 millones salieron del mercado de dinero.En contraste, los títulos emitidos por el sector privado, registraron una actividad positiva que llegó a 3,726 millones de dólares. Banco de México destacó que en el tercer trimestre ingresaron al país 2,433 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa.

De este flujo, 1,711 millones de dólares fueron nuevas inversiones, lo que es más del doble de los 741 millones de dólares que llegaron en el segundo trimestre. Además, reportó reinversiones que sumaron 676 millones de dólares entre julio y septiembre, una cifra ligeramente mayor a los 651 millones de dólares del segundo trimestre. Mientras registró cuentas entre compañías por 49 millones de dólares.

INVERSION EXTRANJERARepunta economía 12.1% en el tercer trimestre

Durante el tercer trimestre del año la economía logró repuntar 12.1% respecto al periodo inmediato anterior, el incremento más fuerte del que se tenga registro para un trimestre, conforme a los datos ajustados por estacionalidad del Producto Interno Bruto (PIB) publicados por el Inegi

Dicha tasa fue ligeramente superior al 12% de la estimación oportuna realizada por el Instituto anteriormente. El repunte se registró luego del desplome de 18.7% reportado en el segundo trimestre del año, producto de la medidas tomadas para enfrentar la pandemia por Covid-19

En general, el desempeño de la economía beneficiado por varios factores, destacando: uno, la reapertura de varias actividades económicas y el relajamiento de las medidas de distanciamiento; dos, la fortaleza de la demanda externa, sobre todo de Estados Unidos; y tres ganancias adicionales del empleo y confianza del consumidor además de la fortaleza de las remesas, ayudando al avance de la masa salarial y el ingreso de las familias.

Por componentes, el crecimiento de las actividades industriales fue el principal motor de la recuperación al reportar un avance 21.7% en el tercer trimestre, tasa ligeramente menor al 22.0% estimado inicialmente. La disminución en construcción se vio parcialmente compensada por un mayor dinamismo en manufacturas y minería.

Superávit histórico en Cuenta Corriente. El sector servicios, relacionado con el comercio, el transporte y otros servicios reportó un alza de 8.8%, por arriba del 8.6% reportado anteriormente. Este sector se vio favorecido por el relajamiento de en las restricciones de distanciamiento social, además de que la fortaleza de las manufacturas podría impulsar a los servicios de transporte, sobre todo de carga ya que este componente sigue fuertemente impactado por la caída en el tráfico de pasajeros, incluido el aéreo.

Finalmente, las actividades agropecuarias reportaron un crecimiento de 8.0% en el tercer trimestre respecto al periodo inmediato anterior, tasa mayor al 7.4% estimado anteriormente.

Una mentira que afectó la economía