Candidatos Independientes: ¿la solución para México?

candidatos independientes

En Nuevo León, el candidato a primer gobernador independiente, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, se llevó la elección con un 48.8% de los votos.

La aprobación de las llamadas “leyes anti-independientes” en distintos Estados de la República, ha puesto al descubierto el nervio de los partidos políticos por la llegada de los nuevos actores al margen de ellos.

 

CANDIDATOS INDEPENDIENTES. En la reforma electoral del año 2012, se aprobó la figura de “Candidato Independiente”, pero sólo en la de 2014 se acordaron las normas que abrieron el camino a los ciudadanos que aspiraban a una candidatura, pero no contaban con el respaldo de un Partido Político. Gracias a esos cambios en la ley, en las pasadas elecciones, se presentaron 509 aspirantes a candidatos independientes en total, entre diputados federales, locales, gobernadores y presidentes municipales.


A nivel local, en varios estados de la República, entre ellos Quintana Roo, en las próximas elecciones de junio del 2016, se buscarían cargos como gubernaturas, diputaciones locales y ayuntamientos. Si bien las elecciones de 2015 demostraron la capacidad de los Candidatos Independientes por hacer frente a los partidos, de los más de 7 mil cargos a elección popular, sólo 123 lograron su registro.


Tras lograr el registro como aspirante a candidato, los interesados deben reunir el apoyo de 3% del total de la ciudadanía inscrita en el padrón de la localidad que buscan ganar. Sin duda, un trabajo titánico. Cumplido el plazo, los postulantes obtienen su candidatura y compiten en las elecciones con los abanderados de partidos y coaliciones.


Para las elecciones de Junio del 2016, algunos ciudadanos quintanarroenses competirán sin el apoyo ni aval de los Partidos Políticos, en esa nueva figura de las Candidaturas Independientes que básicamente reflejan el hartazgo de la población hacia los Partidos Políticos. Para Jorge Fernández Cadavieco, uno de los interesados, ya nadie quiere más de lo mismo y, justo por ello, ha dejado la comodidad de su empresa para iniciar una aventura como aspirante a Candidato Independiente.


“Soy un aspirante para el próximo proceso electoral, parte de un grupo, cada vez más numeroso de mujeres y hombres Quintanarroenses de todas las edades, quienes compartimos un sentimiento en común nuestro amor por Quintana Roo, nuestro querido estado.


A la pregunta del ¿por qué lo hace, por qué se involucra? Cadavieco enfatiza estar preocupado por el deterioro en que se encuentran las finanzas públicas, nuestro entorno social, político y ecológico y las acciones del gobierno. “ Por ello, he tomado la decisión de dejar la comodidad y la pasividad, para hacer algo al respecto”.


“Nuestro propósito es participar en el próximo Proceso Electoral a través de Candidatos sin Partido o Candidaturas Independientes en todos los cargos a elegir, con ciudadanos verdaderamente comprometidos en la causa común de sanar a Quintana Roo”.


Le preguntamos ¿cuál es su objetivo? a lo que dijo enfático: “Darle a la política un propósito humanista y transparente, a través de acciones que logren impulsar el desarrollo en lo académico e intelectual, la salud, el empleo, la recreación, el deporte, el cuidado del medio ambiente, garantizando la equidad, la rendición de cuentas así como la seguridad y justicia por igual para todos y cada uno de los Quintanarroenses».


Para lograr dichos objetivos, Jorge Fernández menciona la importancia de impulsar políticas públicas adecuadas, de construir la infraestructura necesaria, así como mejorar la prestación de los servicios, todo ello con el presupuesto y apoyo necesarios, para cada uno de los rubros. “En especial Cancún requiere de una mejor urbanización en todos los sentidos, pues es una ciudad que está creciendo de forma rápida y desorganizada.


Estoy preocupado por el deterioro en que se encuentran las finanzas públicas y en general, las acciones del gobierno hacia nuestro entorno social, político y ecológico y la apatía generada por este malestar. En mi opinión, necesitamos buenos gobernantes, que vean por el bien de todos y no que lleguen a servirse de la población.

Que no solamente se enfoquen en mejorar la imagen de los lugares turísticos, si no de otros sectores abandonados de la ciudad. Que valoren el medio que tenemos y que se ocupen del aspecto cultural”.


Entre los desafíos para nuestra ciudad y estado, se encuentra “el darle a la política un propósito humanista y transparente, a través de acciones que logren impulsar el desarrollo en lo académico e intelectual, la salud, el empleo, la recreación, el deporte, el cuidado del medio ambiente, garantizando la equidad, la rendición de cuentas así como la seguridad y justicia por igual para todos y cada uno de los Quintanarroenses”.

Candidatos Independientes: ¿la solución para México?